Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Últimos temas
» Merecido Descanso
Mar 17 Ene - 19:06 por Yantar

» Ficha de Silmew
Jue 14 Abr - 21:26 por Yantar

» Memorias Trágicas: Castillo Norling
Lun 11 Abr - 13:17 por Jabel la Roca

» Los Páramos Helados de Northal
Miér 20 Ene - 7:44 por Amarante

» Amarante: La hija del bosque.
Dom 17 Ene - 13:39 por Yantar

» Bardo, El Caballero Andante
Miér 25 Feb - 23:30 por MasterKaoz

» Lo que el destino nos tiene preparado
Lun 24 Nov - 12:02 por Shea

» Ficha de Arzobispo Jabel
Dom 7 Sep - 21:28 por Jabel la Roca

» Magos (Limitados)
Dom 7 Sep - 11:21 por Yantar

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Compañeros

Crear foro




Los Páramos Helados de Northal

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Lun 24 Nov - 21:45

En los páramos hacía un frío intenso e insoportable, para Elysian la temperatura no tenía ningún efecto, sin embargo para los demás sí; no estaban acostumbrados a ese clima por lo que iban tiritando de frío mientras observaban el paisaje, leían o simplemente se entretenían frotándose las manos para darse calor. Se podía apreciar el blanco de la nieve, los arboles cubiertos de esta, era un lugar increíble que todos estaban felices de tener delante de sus ojos, además parecía que las montañas estaban tocando el cielo. Esto alarmó a Alanis por el riesgo de una avalancha en medio viaje hasta que de repente recordó que uno de los integrantes estaba en peligro de pisar un lugar como ése, Yantar, por lo que antes de continuar escribiendo ideas sobre la música que tenía en mente prefirió preguntarle cómo se encontraba y si necesitaba algo. Al asegurarse que estaría bien decidió hacer la plática con Elysian, saber si algunas cosas que veía le recordaban algo, pues el más mínimo detalle podría ser útil. Habló con algunos de los integrantes del equipo, hasta con Jabel que la aburrió un buen rato con otro sermón que no entendía del todo por las cuestiones lógicas que se hacía al escuchar tales cosas.
Después se bajó de la carreta para caminar un rato, sentir la nieve al pisarla y juguetear, al cabo de un tiempo se acercó a un árbol, lo pateó para que cayera un poco de nieve que terminó en su cara por no hacerse a un lado rápidamente. Al quitársela de encima, que era algo inútil por lo que viene a continuación, hizo una bola de nieve con sus manos y se la aventó a su primera víctima:Erfin, la travesura de Alanis no sólo iba para él, entonces después de que el demogato se aseguró de no ver quien le hizo tal cosa prosiguió a acicalarse y, como los demás estaban distraídos, Alanis hizo algunas más y las lanzó a otros de sus compañeros, así se hizo una guerra de bolas de nieve donde hasta Aurelius y Shea quisieron entrar en el juego para defenderse, y Yantar, que participó con cautela de no tocar directamente la nieve.
Finalmente esto les sacó una que otra sonrisa a sus compañeros, que hicieron feliz a la hechicera.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Mar 25 Nov - 23:40

Todos se bajaron con emoción al comenzar la guerra de bolas de nieve. Smarahdova se encontraba sentada, viendo a sus compañeros jugar con alegría a lo que ella dijo con un tono amargado:

-"Qué inmaduros... guerras de nieve cuando tenemos cosas más importantes qué hacer...." -justo después de haber dicho esto, una bola de nieve aterrizó en su rostro haciéndola enfurecer al instante. -"ME LAS PAGARÁN, QUIEN FUE??!!!- cuestionó al momento que observaba a todos. Los chicos se quedaron fríos al ver la furia de la vampireza, Erfin delató a Aurelius y al instante todos apuntaron hacia él. -"TÚ!!"-gritó mientras saltaba de la carreta para comenzar a formar proyectiles de nieve rápidamente para lanzarlas contra todos los que jugaban. La chica se sentía como una niña nuevamente. Primero la sopa que había probado... su niñez regresó, recordó cuando su madre Zalma hacía esa misma sopa para toda la familia Temrich en las noches especiales; y ahora la guerra de nieve, cuando estas guerras amistosas entre ella y sus hermanos mayores Sapfirina y Kinhovar mientras el jefe de la familia y líder del clan Temrich el Capitán General Ameth tomaba el rol de referee. La vampireza se sentía en familia con los aventureros.

Mientras tanto la criofobia en el Lacertian se hacía cada vez más obvia por lo que decidió arroparse bien y subirse nuevamente a la carreta con la excusa de que cuidaría las cosas de los demás viajeros. Así hizo, se sentó y miró con sus ojos purpúreos las pertenencias de los chicos. Se percató de que un libro yacía tirado a un lado de una maleta que pertenecía a Aurelius cuyo título era... "El Ladrón de la Virtud". El chico escamoso lo tomó con curiosidad leyó unas cuantas páginas y se quedó 'picado' con dicho libro. Le parecía interesante el título, quería conocer dicha Virtud. Se trataba de alguna gema? De algun hechizo? De alguna fuerza mágica poderosa? Sólo leyendo lo sabría.

En una leve distracción notó a Shea a unos cuantos metros de él, ella yacía algo triste, no quería jugar, se sentía mal por lo sucedido y no quería molestar al joven hechicero en su lectura tampoco. -"Uhm... Señorita Shea... le gustaría que le leyera este cuento? Es una linda historia que de seguro le gustará... venga."- dijo con una sonrisa en su rostro, cosa que hacía poco el lagarto. El hada sonrío, tomó a Slugkdar en brazos, se acercó al chico escamoso y sentose a su lado escuchando atenta.

Varias páginas pasaron y el lagartijo narraba:

"El ladrón había robado la Gema del Infinito, gema muy importante para el reyno de Silurentus. Todo el ejército iba tras él... cuando se topó con la bella hija del rey... Aurora. Una hermosa doncella de cabellera rubia larga y rizada, con ojos como zafiros y piel trigueña clara. La chica le pidió amablemente al joven ladrón que devolviera la gema del reyno, porque lo iban a perseguir y que si lo hacía ella le daría lo que quisiera, oro, gemas, diamantes, entre otras cosas. A lo que él accedió."

-"Aww el bien siempre triunfa!"-expresó el hada con una sonrisilla en su rostro. -"¿Qué más sucedió?"

El chico escamoso continuó... "La gema fue devuelta a su poderosos gobernantes. La princesa regresó con su familia por igual. El ladrón se quedó solo o... eso quiso aparentar. El joven ladrón yacía esperando en un granero donde dormía cuando por la puerta al caer la noche, la princesa llegó a él de modo consensual y le dijo: 'Tendrás tu Virtud. Oh intrépido caballero renegado'... Toda la noche y parte de la madrugada sus cuerpos se fusionaron una y otra vez......" -Yantar no pudo continuar debido a que sus mejillas se coloraron, todo era muy explícito en las siguientes estrofas, cosa que no querría revelar frente a Shea, ya que él la veía como un ser puro en todo aspecto y que aquello le podía perturbar. -"Dis.. Disculpe... no pensé que fuese a pasar algo así...." -le expresó a la chica con nerviosismo mientras cerraba el libro con fuerza y enseguida tiró por un lado. Por el sonido del libro, Slugkdar quien yacía dormido en los brazos del hada despertó y saltó a atacar dicho objeto como defensa comiendose todas las hojas de golpe dejando sólo la portada del mismo.

Ahora Yantar se sentía algo incómodo con la chica debido a la florida lectura que acabada de tener.... Él sólo quería ser amable pero ahora pareciera que es sólo un pervertido más, sus ojos miraban al suelo y su cuerpo estaba hecho bolita por completo, sintiendose como un gran y completo estúpido.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Miér 26 Nov - 7:14

Aurelius se divertia con la lucha de nieve era la primera vez que se divertia de verdad tras mucho tiempo, al ver que Efrin lo quemo con Smarah, el imperial decidio vengarse del demogato, mientras la vampira lanzaba sus bolas de nieve contra todos, Aurelius sigilosamente se acerco a Efrin, tomo un puñado de nieve y con rapidez estiro al ropa de invierno del Efrin y metio la nieve, haciendo que el demogato sintiera el frio de Northal en toda la espalda. Efrin dejo salir un maullido y salio corriendo para quitarse la nieve de la espalda
.- Eso te pasa por delatarme, maldito gato. dijo Aurelius con una sonrisa malevola al ver como el gato corria, pero entonces Smarah aparecio detras del Imperial y le lanzo tantas bolas de nieve que quedo hecho un muñeco.

Aurelius regreso a donde estaban sus cosas para comer algo de carne seca solo para ver que uno de sus libros fue deborado por el gusano-mascota de Yantar, furioso Aurelius tomo al gusano diciendo.- Estas muerto maldita aberracion.
Aurelius desenfundo una de las espadas y se disponia a matar al gusano pero Yantar pudo intervenir empujando al joven imperial salvando a su pequeño gusano. El Lacertian acobijo al gusano en sus cosas y lo arruyo para que se calmara.... pero durante eso Aurelius embistio a Yantar, acto seguido el Imperial empezo a golpear al Lacertian, este logro quitarse de encima a Aurelius con un simple hechizo de empuje.
Yantar se reincorporo y le exclamo a Aurelius que solo era un estupido libro erotico a lo que Aurelius respondio que para el no solo era un estupido libro erotico,que era lo unico que tenia para recordar a sus padres, pues los padres de Aurelius les encantaba este tipo de literatura, pero eso no le importo a Yantar y la discusion se acaloro mas hasta el punto en que Yantar recriminaba a Aurelius por intentar parecerse a Aethelwulf pero que nunca lograria ser como el, al oir esto Aurelius dijo.- No quiero ser como ese tal Aethelwulf, terminaria MUERTO y acabaria por volverme Cenizas en una !"#%$% pira funeraria
Entonces el silencio reino por unos momentos, aquellas palabras que salieron del imperial enfurecieron tanto a Yantar que el lagartijo se lanzo contra Aurelius y empezo a golpearlo, no paso mucho para que Smarah separara a los dos chicos jalandolos de las orejas y les ordeno que estuvieran separados, Aurelius se fue hasta el otro extremo del campamento, Alanis acompaño al chico Imperial, mientras Yantar se quedaba para que Shea le atendiera las heridas.

avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Miér 26 Nov - 12:15

-Al escuchar las líneas de aquel libro narradas por su amigo lacertian, se ruborizó y varias imágenes atravesaron sus memorias cual rayo que ilumina el cielo en una noche de tormenta. Al parecer el buen Yantar se encontraba incómodo de alguna manera u otra, por lo que un silencio corto irrumpió tras el joven lagartijo haberse disculpado.
Dejó caer el libro de forma precipitada, el cual fue atacado y devorado por el lindo bichito mascota de su amigo.
De un rato después, Aurelius se acercó buscando algo de comida, y Shea, se encontraba distraída en sus pensamientos. De un momento a otro, una discusión subida de tono se tornó en una riña en la nieve. Shea asustada, se levantó y tomó a el pequeño Slugkdar en sus brazos protegiéndolo. Comenzó entonces el hada a llamar por ayuda, para separarlos… A lo que Smarah no tardó en auxiliarle y separar a ambos.
Habiéndose alejado hasta el otro extremo del campamento, Shea se centró en ayudar a Yantar a curar sus heridas. Concentró energía en sus manos para que sus laceraciones y golpes se sanaran desde dentro hacia afuera.
-Muchas veces, cuando nos enojamos decimos cosas que pueden lastimar a otros... Y muchas veces las cosas que decimos enojados no es algo que queremos decir realmente. -Le dijo en un tono maternal, tras finalizar la curación con magia de el Lagartijo.
Pasaron un par de horas, y Shea siguió a donde Aurelius se encontraba y se acercó para hablar con el. - Joven Aurelius, debemos permanecer unidos, no hay manera de sobrevivir si nos tenemos de enemigos a nosotros y además al emperador. La actitud de Yantar tal vez fue insensible y no muy adecuada, pero tu reacción no fue la mejor tampoco. Deberíamos buscar una solución ¿No crees? - Le dijo al joven y se dio media vuelta para retirarse de el lugar-
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Miér 26 Nov - 20:12

El padre al ver los que paso, se levanto y fue hacia Yantar, lo tomo por la tunica y luego fue hacia Aurelius eh hiso lo mismo, ambos intentaron librarse de el, con golpes pero era inutil, es golpear una roca literalmente, Smarah, Elysian y Shea aun cargando al gusano querian detenerlo pero el padre les dijo: "Os pido tiempo, dejaos hablar con ellos" Ellas accedieron.

Una vez ya con ellos y antes de que pudieran reacionar, desenfundo su diente de dragon y escudo y coloco el diente sobre Yantar y el escudo sobre Aurelius, ellos intentaron levantarlo pero era totalmente inutil, no tenian la fuerza para levantarlo adecuadamente "Ahora escucharos, no os debies poner enojados por lo que paso, Aurelius: es un libro, y aunque haya sido especial para vos, es pasado, y eso te distraera del ahora, y vos sabeis lo que se avecina, necesitais estar preparado, no debeis crear discordia y vos, usuario de magia, estuvo mal que se enojara y reaccionara asi, asi que chicos, la leccion es: la violencia es la ultima opcion" despues se dirigio a Shea y le dijo "Dadme el animal" , ella titubeo pero se lo entrego y una vez en sus mano le dijo: "Vos debeis saber modales, sin importad su edad" y asi que se volteo, para que los demas no le vieran la cara y se quito el casco, el animal al verle el rostro mostro un signo de terror y miedo, pero el padre lo coloco dentro de su armadura, Smarah, Elysian y Shea, quiene podian ver la parte detras del padre solo vieron la nuca y el pelo y vieron que el pelo era gris mohoso, la nuca era un color morado y que del pelo habia una variedad de gusanos, arañas y otro tipos de insectos viviendo ahi, una vez que se puso de nuevo su casco le dijo a Yantar "Vuestra mascota podra sobrevivir ahi, la sacare en 3 dias, ahora vosotros debeis prepararse para lo que se avecina, y que mejor forma de empezar que con algo se sopa estus" dijo mientras al fin recogia su diente de dragon y su escudo, dejando a Yantar y Aurelius libres
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Jue 27 Nov - 0:55

Tras todo el ajetreo de ambos muchachos y la intervención del obispo Jabel, le pido a la doncella de hielo que trajera 2 platos de la sopa que habia preparado anteriormente , mientras este sostenia con ambas manos las cabezas de ambos chicos, Elysian no tenia idea de que seguiria a continuacion, entonces Jabel explico .-Bien damisela hagame el gran favor de introduccir la sopa estus en la boca ambos chicos y asi debereis  hacerlos beberlo hasta el fondo , con esto vosotros 2 tendran mas fuerza y  sus espiritus calmaran los males que los perturban ahora-. los chicos al escucharlo intentaron  safarse de las manos de Jabel pero era inutil los tenia sometidos, disculpandose con ellos la doncella coloco la orilla de cada plato en sus bocas y rapidamente los hizo tragar toda la sopa hasta que la terminaran. Jabel los solto y estos cayeron al suel retorciendose de agonia por la sopa que habian bebido, la gelida se retiro lejos de ellos mientras decia .-Perdonen...-. retirandose hasta donde estaban las otras chicas.
Juntandose al lado de Alanis, Shea y Smarahdova ella interrogo .-¿Creen que estaran bien ambos?-. al observarlos dar vueltas en la nieve e incluso llenando su boca con la misma, Smarahdova contesto .-Sobreviviran-. cruzando sus brazos, las otras asintieron mientras los 2 sufrian ante el mal sabor de boca.

Paso media hora desde que bajaron a descansar, el clima comenzo a cambiar, una pequeña nevada surgio del cielo dejando caer nieve que poco a poco se acumulaba, era tiempo de continuar el camino hacia la cima de los Paramos, cada integrante recogio lo que habian bajado para comer y subiendo a la carreta (amarrando gustosamente a  Jabel, Yantar y Aurelis) el  imperial tomo las riendas de los caballos y partieron enseguida.  

Por el clima frío que abundaba Alanis saco de entre sus cosas unas tazas y con un poco de agua que sobro caliente sirvio en las 3 tazas el agua, en otra un poco de agua y nieve, Shea al verla servir en tazas le parecio buena idea sacar de su bolsa una manta y encima de Jabel la extendio (utilizandolo como mesa) Alanis coloco las tasas encima sirviendo un poco de te,  se las dio a cada una (a ecepcion de la taza de Elysian que contenia nieve) las chicas elaboraron una pequeña fiesta de te en la carreta y como cualquier mujer comenzaron a platicar.

Erfin , Josue, Yantar y Aurelius (que aun estaban molestos) se concentraron en un grupo de chicos (a excepcion de Jabel que se tranformo en muebleria, para las damas) y miraron algo curiosos a las chicas que platicaban y se susurraban, Jabel por respeto mantuvo silencio y dejo que las damas confesaran sus pecad-...Digo digo...  sus anécdotas la una con la otra.
Entre risas, Smarahdova pregunto aun  lado de la doncella .-Elysian...tengo curiosidad...Desde que te vengo conociendo y analizando por lo que hemos pasado, tu actitud me recuerda mucho a mi Madre... pero eres una doncella.... mucho más joven que yo... mmmm... en las heladas solía buscar doncellas y chicos para sentir calor...¿Sabes?-. pronuncio con cierta provocacion a la doncella mientras esta con sus dedos poco a poco tocaron las manos de Elysian, Alanis y Shea estaban concentradas en lo suyo que no se dieron cuenta de lo que la Vampiresa hacia, pero por otra parte los chicos a lo lejos lo que era Erfin y Yantar lograron ver lo que sucedia.

Tomando las manos de la helada chica coloco su brazo alrededor de su cuello, lo que hizo que la dama de hielo se incomodara mucho por este acto, miro de reojo a Smarahdova y pregunto .-¿A que te refieres con eso?-.
.-Que tu al estar completamente helada necesitas a alguien que te de un poco de "calor"...ya sabes....-. sonriendole picarosamente a la gelida chica, Elysian pudo sentir como su cuerpo se pegaba a la de ella, incomodandola aun mas. Jabel que estaba cubierto por la manta no podia ver lo que pasaba ni podia intervenir en algun acto que se presentaria al estar amarrado por otra parte, Erfin y Yantar se ruborizaban al ver aquella escena, a Josue le cubrieron los ojos nuevamente para que no observara nada y  Aurelius conducia el carruaje sin mirar atras.

Elysian entonces dirigio la mirada a otro lado para no ver a la Vampiresa, eh inclusive ignorar lo que estaba sucediendo pero ella le susurro .-No deberias darme la espalda o te podria pasar algo asi...-. Smarahdova saco su lengua acercandola poco a poco al cuello de la doncella, estupefactos Erfin se tapa los ojos para no ver pero los abria aun asi, de repente se recargo por la espada de Aurelius, este al sentirlo lo iba a regañar pero al dar la vuelta observo la escena en que Smarahdova y Elysian se encontraban, que descuido su cargo.

Cuando la vampiresa toco el cuello de la chica Elysian se paralizo y al momento de abrir su boca para expresar lo que sentia, se escucho el grito de Alanis que decia .-¡¡¡CUIDADO UN ÁRBOL!!!-. perdiendo el control de la carreta, Aurelius tomo las riendas de los caballos pero no pudo evitar el inminente choque con este.
La carreta se estampo contra el árbol y una fuerte conmocion se sintio haciendo que todos cayeran boca abajo dentro y fuera de ella.
Elysian al abrir los ojos observo que se encontraba acostada arriba de Jabel (el cual estaba inmovil) al verlo rapidamente se reincorporo y dijo .-Lo siento Obispo-. La chica libero a Jabel para saber si estaba bien, este reincorporandose coloco su mano en su boca y tocio un poco mientras decia .-No os preocupeis doncella, pero eh de admitir que tiene una dulce voz-. Dijo Jabel ya que la habia escuchado despues de lo que hizo Smarahdova. Tras escucharlo, la chica por la vergüenza se ruborizo y se cubrio completamente con su capa hasta la cabeza.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Jue 27 Nov - 23:22

En el momento en que por accidente algunos cayeron de la carreta, Alanis lanzó a ellos su orbe protector dejándola descuidada de su propia caída, se dio un fuerte golpe en el costado amortiguado por la nieve y se pudo proteger un poco al cruzar sus brazos sobre el tórax. El dolor de su hombro y brazo izquierdo era fatal, pero se levantó gracias a su otro brazo para ayudar a los demás y ver si se encontraban bien. Para su sorpresa el orbe resultó exitoso al proteger a Josué, Smarahdova, Shea y Erfin, al ver esto se reanimó un bastante y el dolor no parecía malo después de todo.
Shea, que se encontraba más cerca de la chica humana, la vio sobarse el hombro —Alanis, te encuentras bien?— Preguntó en tono preocupado —Si, sólo fue un rasguñ- gah! — Dijo, interrumpida por un quejido ahogado de dolor
—E-estaré bien, no quiero retrasarnos, sólo debo preparar algo rápido y temporal hasta que encontremos un mejor lugar para... Tratar a mi hombro decentemente.— al terminar esta oración tomó un puñado de nieve y lo aplicó sobre su brazo, temía ver la herida, no creía que estuviera tan mal pero tampoco creyó que sería sólo un rasguño.
Yantar y Aurelius tuvieron fortuna en no salir volando de la carreta, por lo que una vez "perdonados" entre ellos ayudaron a sus amigos a reincorporarse y ver las pérdidas. Jabel decidió quitar al árbol del camino, lo levantó con sus brazos y lo llevó a un lugar donde no hiciera más daño y dijo unas cuantas plegarias al volver con sus amigos.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Vie 28 Nov - 12:06

La carreta colisionó contra el árbol haciendo que de éste cayera nieve sobre Aurelius y el Lacertian. El chico escamoso rápidamente se deshizo de la nieve, como si un montón de lava le hubiese caído encima. -"Fuera.. fuera nieve..."-murmuraba con terror. El Imperial comenzó a reír al momento que observó la reacción de su compañero -"Te lo tienes bien merecido lagartijo hijo de "#$%$%&"#$%"#".-Después de esto el chico escamoso le lanzó una mirada molesta. -"Acostúmbrate, hay mucha nieve aquí..."-continuó el humano burlonamente. El lagartijo alzó su mirada al cielo y notó que la noche llegaría pronto y comentó que el campamento fuera puesto en ese lugar, para poder pasar sin problema las horas oscuras.

Todos pusieron manos a la obra y se alzó el campamento, se puso la fogata y todos comenzaron a cenar esa sopa que era lo unico que podia calmar su hambre, después de un tiempo la sopa no sabía tan mal. Todos se mantuvieron cerca por el frío que hacía y se tomaron turnos para vigilar en la noche mientras otros dormían.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Vie 28 Nov - 19:55

Ya con el campamento levantado y con la (asquerosa) sopa del Obispo Jabel consumida, el grupo paso a descansar esta noche pero no sin antes quitarle las armas a Aurelius
.- ¿porque me quitan mis cosas? Pregunto Aurelius al ver como Smarah y Elysian le quitaban sus espadas y arco.
Smarah respondio.- creemos que por tu seguridad y la de los demas es necesario requisarte tu armamento Aurelius.
.- esperen... ¿creen que seria capaz de...? Pregunto Aurelius a lo que las chicas al unisono respondieron.- !SI¡
no solo eso, tambien al pobre chico Imperial se le amarraron las manos como medida preventiva a que fuera a tomar sus armas o se pasara de listo con las chicas y por ultimo Smarah seria la que vigilaria a Aurelius por si de alguna manera se las ingeniaba para zafarse de sus ataduras. Ya con todo esto las chicas y especialmente Yantar podian descansar tranquilos, La Roca tomo la primera guardia junto con Josue y Efrin, el Obispo no tardo en dar sermones que hicieron que el chico-pajaro y el demo-gato se durmieran.
Mientras, Aurelius estaba en la fogata totalmente molesto por lo que le hicieron, Smarah por su parte estaba molestando al chico Imperial picandole las mejillas con sus uñas pero Aurelius no se inmutaba, ni siquiera le diriga la palabra o la miraba; entonces Smarah se transformo en murcielago y empezo a morderle la oreja al chico pero Aurelius seguia sin acerle caso, de nuevo Smarah se transformo en humana y sujetando al Imperial de cuello de su armadura le dijo.- ¿porque me ignoras?
pero Aurelius seguia sin hecerle caso, entonces la Vampira empezo a sacudir a Aurelius diciendo.- Como te atreves a faltarme al respeto a MI, Smarahdove Tem...
De la nada, Aurelius interrumpio a la Vampiresa plantandole un beso, esto hizo que Smarah se callara y soltara al chico de la sorpresa del repentino beso. Smarah toda sonrojada se cubrio los labios con las manos mientras Aurelius dijo.- oh por Invictus y Artemisa, callate y dejame tranquilo
al oir lo que dijo el imperial, Smarah se enfurecio que se lanzo contra el Imperial, ambos forcejearon en el suelo
.- ¡Dejame en paz! Grito Aurelius enojado
Smarah por su parte dijo.- tienes que ser castigado maldito niño degenerado
tras un rato de forcejeo en el suelo, Smarah quedo arriba de Aurelius, sometiendolo.- AJA. la victoria es mia. Dijo Smarah, la vampira al ver el cuello de Aurelius expuesto le entraron las ganar de morderlo, lentamente ella se acerco al cuello del imperial con la intencion de morderlo, entonces Aurelius que de alguna manera (MAGIAPOKEMON) se logro zafarse de sus ataduras tomo a Smarah de las mejillas y le dijo.- No, es mia Y de nuevo Aurelius beso a Smarah, al terminar se la quito de encima y le dijo mientras se volvia a amarrar sus propias manos.- si ya terminamos de jugar te pido que me dejes tranquilo... sigo enojado porque me quitaron mis armas
Pero Smarah no le presto atencion, estaba tendida en el suelo con la cara toda roja de la pena, tratando de decifrar que demonios acaba de ocurrir
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Vie 28 Nov - 23:27

pero los 2 tortolos no saben que el padre los estaba viendo y gracias a que estaban peleando le dio tiempo suficiente para hacercarse a ellos asi que los tomo por sorpresa y cuando Aurelius se preparaba para defenderse, el padre le dio un coscorron en la cabeza pero por la fuerza lo dejo inconsiente, -"Joder, se me a pasado la fuerza y en cuanto vos señorita lujuriosa" de su mochila (en realidad era un cofre) saco un habito de monja y le dijo "como castigo de ahora en adelante serviras a los dioses y entregaras lo poco que os quedeis de pureza a vuestros creadores y vos" diriguiendose a una despistada y todavia dormida Aline, que se habia levantado a oir el ruido "tambien serviries a vuestros dioses, por haber descarrilado el carro" y antes de que cualquiera de las 2 pudiera reaccionar, Jabel les coloco los habito de monja color gris piedra que aparte de que olian a naftalina, les cubria todo menos las manos y rostro, y acto seguido les coloco la capucha.

Smarah intento quitarselo, pero no pudo, entonces se transformo en murcielaga y para su desdicha la ropa tambien se encogia para ajustarse a su nuevo tamaño a lo que Jabel explico "Cortesia de la Santa Apostolica Inquisicion Noble de Thorig tambien conocido con S.A.I.N.T., esa ropa os fue regalada para mis propositos y hasta que vos terminen vuestros deberes conmigo, esas ropas jamas se las podran quitar, salva para vuestras necesidades fisiologicas, para mantenerlas puras" en lo que ellas intentaban de varias maneras quitarse la ropa, sin exito, se dirigio a Aurelius inconsiente, saco un pergamino se inclino y comenzo a orar, chasco los dedos y el pergamino se quemo bajo una pequeña luz que posteriormente rodeo a Aurelius "Ahora mi amigo nordico, cada vez que vos tengais un pensamiento impuro hacia alguna damas, sentira un dolor punzante en vuestro miembro viril, este milagro dure 1 semana", al terminar de hablar y al ver la reaccion de las niñas al oir semejante tortura les dijo "¿alguna quiere ese milagro?" ellas al unisono dijeron que no -"Si, os imagine, descanse mis queridas hijas, mañana tenemos mucho trabajo"
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Sáb 29 Nov - 7:58

-La noche helada y oscura comenzó a cubrir el campamento de los intrepidos aventureros, que tras un día de peleas y castigos por fin podrán descansar.
El viento soplaba silbando entre las ramas de los árboles y los abetos escarchados, los demás dormían mientras Jabel permanecería haciendo guardia. Aurelius atado y Alanis y Smarahdova se encontraban resignadas portando aquel habito que Jabel les había dado como castigo. Todos fueron a dormir:
Yantar yacía en un saco de dormir abrazando a su mascota, Erfin dormía acurrucado sobre el, Josué permanecía en un rincón sobre un catre, Aurelius estaba atado y reclinado sobre una pared y las demás dormidas en bolsas de dormir separadas.( /Shea/Alanis/Smarah/Elysian)
Shea no podía dormir. Se sentía inquieta, como si predijera algo.
El viento soplaba más fuerte. Shea se levantó cubriendose con una manta y se asomó a el exterior. Sentóse junto a Jabel cerca del fuego en silencio durante un largo rato -Hola, buena noche- Le dijo, teniendo como respuesta silencio. Jabel parecía dormido, sentado en un tronco junto al fuego, pues no se había movido, ni siquiera respondido al saludo de Shea, quien volvió dentro para tomar una manta y colocarla sobre el sacerdote con cuidado. Decidió ella entonces permanecer haciendo guardia, para ayudar a el sacerdote que había cuidado de ellos por varios días. Nada sospechoso hasta ahora-
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Sáb 6 Dic - 0:31

La temperatura descendía  al pasar la noche, la blanca nieve y neblina era lo que más se notaba fuera de la tienda de acampar donde los demás descansaban, en completo silencio y sin movimiento de algún ser vivo por los alrededores podía inquietar a cualquiera pero, todos se habían quedado dormidos por el clima, Elysian abrió los ojos de repente, levantándose miro a su alrededor observando a sus compañeros descansar, se acerco a cada uno notando que una parte de ellos parecía congelarse, lo cual alarmo a la doncella. Sabía de algún modo que no debían quedarse ahí o todos quedarían congelados por el frío de la noche. Despertó a todos uno por uno advirtiéndoles del inminente peligro, debían buscar un lugar más cálido para ellos donde descansar o morirían congelados.
Uno por uno sus compañeros se levantaron pero tiritaban por el inmenso frio del lugar acobijándose con todo lo que tuvieran, afuera Shea corría peor peligro por lo que la gélida chica cargo al Hada con sus brazos y la metió adentro junto a los demás.
Yantar al ser el último en despertar vio a Elysian y le pregunto.-¿Que sucede? ¿Por qué hace tanto Frío aquí?-. Temblando mientras se aferraba a una cobija hecha del pelaje de algún animal. La doncella comento.-No están seguros aquí a la deriva, debemos movernos antes de que sea tarde-
.- ¿A qué te refieres?-. Comento Alanis continuando Aurelius dijo.- ¿No será alguna idea loca tuya acaso?, ¿Cuál podría ser el problema?-. La doncella molesta les enseño a cada uno una parte de su cuerpo que se congelaba poco a poco en orden: las alas de Smarahdova, La cola de Erfin, el pico de Josue, el cabello de Alanis, los pies de Shea, las escamas de Yantar y por ultimo acerándose a Aurelius corto la sogas de sus manos y le dijo.-Mira tus manos Imperial y dime si tienes algún problema con eso…-. El temperamento de Elysian hacia el imperial lo molesto un poco que la iba a reprender pero al mover sus manos al frente se dio cuenta que estaban completamente heladas como una paleta de hielo, asombrado por esta inusual alteración en su cuerpo bruscamente  golpeo el bloque de hielo de sus malos contra una roca para liberarse.
.-¡¿Pero qué C#$%&* fue eso?!-. Cuestiono a la doncella a lo que esta respondió.-Igual que ustedes no tengo la mas mínima idea de lo que ocurre-. Enfurecido por su respuesta, Aurelius se alzo y tomándola de su capa dijo.- ¿Acaso estás jugando con nosotros elemental? ¿Cómo puedes contestarme eso, si tú misma sabe lo que nos pasa en este instante? ¡Respóndeme! -. Exigiéndole a Elysian que le respondiera, la sacudió con fuerza de su atuendo.
Entrando a la tienda Jabel separo al Imperial de la chica y le dijo.-Esa no es forma de tratar a una dama, muchacho-. El chico nuevamente forcejeaba contra el Obispo temiendo que le fuera a provocar otro mal en su ser.  Yantar se levanto de inmediato y ayudo a la dama de hielo a levantarse, esta lo miro y dijo.-Lamento no poder decirles como lo sé, pero solo lo siento….solo lo sé….es todo…-. El chico escamoso exclamo. -No hagas caso a las palabras necias de ese tipo, si él cree que tienes algo que ver en esto, entonces no te conoce también como nosotros, por eso no te preocupes-. Una ves que la chica gélida se calmo del brusco ataque del Imperial,  Yantar al verse en su condición realizo un hechizo con el que se mantuvo caliente por un tiempo y pudo ser capaz de mover su cuerpo sin problema.
En los alrededores del campamento,  arbustos y hojas se movían estruendosamente luminosos ojos se asomaban en la oscuridad, vigilantes y cautelosos de un color  amarillento, se escucho el aullido de un lobo a lo lejos y rápidamente los ojos desaparecieron del lugar mientras Elysian, Jabel y Aurelius salían de la tienda de acampar.  .-¿Escucharon eso?-. Pregunto Jabel .-Son lobos salvajes, gran cosa-. Contesto Aurelius, la doncella camino un poco hacia adelante y tomando algo de nieve formo una bola, arrojándola  a los arboles, sin ninguna señal de movimiento la chica dio media vuelta y dijo.-Debemos partir ahora, este silencio no es bueno-. Sospechaba la doncella, tomando el papel de líder en esta ocasión le pidió a Jabel y Aurelius que inspeccionaran la carreta si tuviera alguna avería que lo arreglaran mientras tanto la chica con construyo un pequeño fuerte alrededor del campamento, pero esa protección no serviría de mucho después de un tiempo por lo que movilizarse era su prioridad.  
Aurelius se quejaba en voz baja el por qué debía de ser el que ayudara, Jabel no pronuncio queja alguna pero le decía sermones de buena conducta al Imperial por sus malos hábitos y comportamiento, hacia las mujeres. Yantar salió del campamento, con terror vio la helada nieve y no deseaba tocarla, pisarla o caer en ella, Elysian entonces menciono.-Se que no te gusta el frio Yantar, por eso guarde un par  de botas en una de nuestras bolsas, con ellas podrás caminar libremente sin problema, además necesito pedirte un favor junto a Josue que solo fue afectado en el pico por la helada-. Yantar le pregunto a la chica cual era ese favor a lo que ella le indico que trasladaran a los demás a la carreta una vez esta estuviera de pie nuevamente.
Los dos chicos asintieron, tomando las cosas materiales que cargaban consigo, se dirigieron a la carreta y colocaron todo lo indispensable para el viaje, después cargaron a las demás chicas y a Erfin que estaba erizado por el frio de afuera y aferrado al torso de Yantar. Jabel y Yantar acomodaban las riendas de los caballos pero faltaba uno de los 4 que jalaban la carreta (pues eran 2 partes).
Aurelius se dispuso a ir a buscarlo pero en eso Elysian alzo su brazo y detuvo al Imperial mientras decía.-Tú te quedaras aquí con ellos, yo iré por el caballo que falta-. De inmediato este le contesto.-Eso no, yo conozco muy bien este sitio, tú te perderás si vas a buscar, soy el más indicado para ir en esta misión-. Pero Elysian replico.- Si, serás el más indicado, conocerás muy bien la montaña de arriba – abajo, pero no es tu decisión…es la mía, tu eres el único que conoce la ruta, el sendero a nuestro destino y también eres nuestro guía en la carreta, tu puesto es quedarte en este lugar a cuidar de la carreta, los caballos y los demás -. El chico imperial no estaba conforme con la Orden que la gélida dama le había impuesto, pero respirando muy hondo se guardo algún comentario y la obedeció. Shea le pregunto a ella.-¿Planeas ir tu sola a buscarlo en esta nevada?-. Elysian asintió con la cabeza y después Smarahdova continuo preguntando.-¿Sabes que es muy peligroso lo que estas a punto de hacer verdad?-.
.-Tienen razón Elysian, si vas sola podría ocurrirte algo sin la compañía de nadie más, ¿Cómo sabremos si estarás bien? Debes ir con alguien-. Le indico Yantar seriamente a la doncella pero esta tranquilamente respondió.-Descuiden estaré bien, además estoy en mi elemento, cualquier cosa que se me enfrente sabré como manejarla…al contrario de ustedes, si me acompañan es más seguro que sean sepultados en la nieve y morirse por frio-.
Sin demora la chica comenzó a caminar para buscar al caballo perdido cuando una mano toco su hombro, al voltear vio que se trataba de Obispo Jabel que  sin decir nada camino delante de ella marchando, la chica helada suspiro y sin poder hacer nada camino atrás del obispo, los dos juntos fueron a buscar en los alrededores mientras los demás aguardaban su regreso, paso media hora, sin señales de ellos, volvió a pasar otra media hora y no se veía rastro a lo lejos de los dos, paso media hora más y los chicos se comenzaron a desesperar.
.-¿Por qué tardan tanto? Solo debían encontrar a ese animal-. Dijo molesto Aurelius que estaba  lleno de nieve en su cabeza y hombros, los demás se agruparon para mantenerse calientes dentro de la carreta, Yantar se asomo afuera de ella dirigiéndose hacia el Imperial y pregunto.-¿los ves?-. El chico contesto.-No, no y no, ya pasaron casi 3 horas, aun no vuelven, ah este paso moriremos congelados aquí-. Shea llamo a los dos para que entraran a la carreta y les ofreció algo caliente para el frio, los demás tenían sus tazas con esa bebida y tomaban varios tragos para calentarse, excepto Josue que tenía el pico sellado opto mejor por  derretir el hielo con el mismo calor del té. Alanis entonces menciono.-espero que no les haya ocurrido algo, no sabemos qué criaturas se puedan encontrar escondidas en estas montañas…-.luego Erfin comento.-Y ¿Si fueron atacados o capturados? o ¿Si cayeron en algún acantilado? ¿Y si nos abandonaron?-. Alarmado por tantas interrogantes la vampira golpeo al demo-gato en la cabeza  diciendo.-Silencio estas desesperándome con tantas preguntas-.El hada algo distante pero presente en la conversación dijo .-No se preocupen, regresaran ya verán-.
Pero entre tanta platica se escucho el sonido de una rama quebrarse esto llamo la atención del Demo-Gato, Yantar, Smarahdova y Aurelius (pues poseían una buena audición). Yantar dijo.-Creo que han regresado-.Levantándose de su asiento el Larcetian salió de la carreta a la nieve y al dar unos paso no vio ni al Obispo ni la chica si no una gran manada de lobos blancos gruñendo frente a él.
.-No te muevas lagartija….o te atacaran…vienen por comida y eso es lo que somos para ellos-. Dijo el Imperial al otro lado de la carreta asomándose y preparando sus armas para atacar. Yantar en voz baja dijo.-No podemos dejar que se acerquen mas a la carreta o los caballos-. Sonriendo de oreja a ojera Aurelius comento.-Cuenta con ello- .Dando un grito de guerra el Imperial se lanzo al ataque contra la manda de lobos por encima de ellos, Yantar sacando su staff  atacaba con magia a cada uno de ellos para paralizarlos o matarlos. Los lobos rodeaban la carreta y a los chicos mordiendo, corriendo y saltando sobre ellos.
En algún otro lado Jabel y Elysian no conseguían encontrar al caballo, la gran nevada hacía imposible que el Obispo caminara más rápido de lo habitual por lo que era un contratiempo menor mientras la chica creaba y despejaba la nieve para que él se moviera con más libertad, en su labor el obispo menciono ver algo entre los arboles moverse hace un instante , la chica al oír eso pensó que podría tratarse del caballo perdido, por lo que rápidamente ayudo a Jabel a salir y juntos caminaron tras aquellos arboles, pero para su desgraciada sorpresa lo que presenciaron fue como 3 trolls de nieve, masacraban, mutilaban y devoraban a su caballo. Recordando lo que había leído en un libro sobre ellos, fue que eran seres agresivos, independientes y raras veces trabajaban en equipo, podían provocar grandes daños, destrozos a personas y carretas. Sabía que eran una amenaza por lo que dijo.-Debemos deshacernos de esos 3 para que no lleguen con los demás antes que nosotros, espero pueda seguirme el paso Obispo-. Al terminar de hablar con él la doncella corrió hasta otro extremo, haciendo ruidos fuertes lanzo varias bolas de nieve a la cabeza y ojos de los Trolls mientras decía.-¡Ustedes feos! ¡Vamos síganme!-.Burlándose de aquellas bestias pudo obtener la atención de los 3, estos empezaron a perseguirla pero uno de ellos fue golpeado por Jabel tumbándolo  al suelo.-No te olvides de vuestro servidor Jabel-.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Dom 7 Dic - 23:33

Los lobos atacaban por todas partes. Yantar detuvo su hechizo de calefacción para poder utilizar su energía mágica y así paralizar a los animales con su electricidad, no quería matarlos pero era su única opción, eran los lupus o los aventureros. Las botas que le habían brindado al chico eran buena protección para sus patas y así la criofobia no se apoderaba de él. La vampiresa daba gracias al hábito que traía puesto ya que este la resguardaba del frío, vio que sus compañeros que estaban en la carreta tenían miedo, se levantó y salió para protegerlos. –“No pienso ‘morir’ aquí!”-exclamó la pálida chica mientras alargaba sus uñas y colmillos. El poder de la noche la hacía más fuerte pero aun así sus alas estaban un poco congeladas así que sólo podía dar saltos para abalanzarse y atacar. El lagartijo comenzaba a tiritar un poco por el frío invernal, sus movimientos se volvían torpes con cada hechizo que conjuraba. El demo-gato salió junto con Josué para encargarse de los lobos por igual, Shea era la más vulnerable por la oscuridad así que ella se refugió en la carreta. Alanis yacía sentada sobándose su brazo ahora lastimado y estornudando, al parecer había pescado un resfriado. El hada se mantuvo a su lado y le brindó unas bayas curativas para aminorar sus síntomas.

La batalla continuaba, un rugido estruendoso se escuchó por el oeste del lugar. Los lobos restantes huyeron como cachorritos asustados. Esto no era buena señal. El chico escamoso detuvo sus ataques como todos los demás justo después de percibir ese sonido gutural. Aurelius volteó a ver al grupo con ojos de terror y exclamó:  -“Tenemos que salir de aquí, ahora!” –el joven Imperial entró a la carreta y tomó las cosas, las aventó a sus respectivos dueños con rapidez. La hechicera y el hada se preguntaban qué sucedía, qué había sido ese ruido a lo que el imperial dijo: -“Cállense, tomen sus cosas y vámonos!!”- Después de esto el Imperial salió de la carreta y colisionó contra el lagarto, éste estaba a punto de preguntarle acerca de Jabel y Elysian y le respondió que ellos se podían cuidar solos. El caballo fue liberado de la carreta y como todo buen corcel, siguió a nuestros aventureros. Todos tenían sus pertenencias en mano, el hada no podía salir en la noche así que se hizo pequeñita, Yantar la tomó en sus manos y la guardó en un bolsillo de su túnica. Así todos salieron hacia donde el Imperial lideraba.

Caminaron varias horas, llegaron a una vieja fortaleza que se mantenía de pie sobre la nieve de la montaña. Su estructura era muy grande, parecía un buen refugio temporal. Se adentraron a las ruinas y crearon su campamento nuevamente. Encendieron una fogata y se arrimaron a ella para no sentir frío. No podían dormir. Yantar sacó de su bolsillo a Shea y la acercó a la luz de la fogata para que se recuperara. El chico se preguntaba constantemente en dónde se encontraban sus compañeros restantes. Estaba inquieto. Smarahdova se colocó a su lado -“Es suicidio para ti salir en estas condiciones, la noche y la nieve te matarían, tonto.” comentó la vampiresa dándole palmaditas en la espalda al ojipurpureo. –“Lo sé… sólo que… me preocupan mucho. No resistiría perderlos a ellos también…” -replicó el joven hechicero eléctrico mientras acercaba sus rodillas hasta su pecho y se hacía bolita para mantener el poco calor que generaba su cuerpo. -“Tenemos a Aurelius, nuestro guía y al igual que Aethelwulf es un hábil guerrero, además sabe a dónde ir y creo que es mejor para ti que salgamos de día. Por cierto Elysian está en su elemento, ella es fuerte aquí.” –continuó mientras observaba como el lagartijo se veía melancólico. -“Caes muy fácil a tus instintos Smarahdova…” le dijo a la chica mientras se colocaba su capuchita para no ser molestado -“Al menos no me petrifico con el hielo, tontito!” le replicó dándole un besito en la frente para dormir.  El lagarto se acurrucó en el piso usando su mochila como almohada y murmuró en voz casi imperceptible –“Él no es Wulf…” - Se dedicó a dormir ya que su energía se encontraba en los límites más bajos.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Lun 8 Dic - 11:03

Aurelius guio a sus compañeros hasta una vieja fortaleza, el joven imperial uso esta antigua estructura antes para refugiarse cuando estaba entrenando en los Paramos. Yantar queria salir a buscar a Elysian y a Jabel pero Smarah le hizo entender que era una mala idea; la mayoria del grupo se fue a descansar excepto Aurelius y Smarah; la vampira por su naturaleza nocturna estaba despierta y el chico Imperial perdio el sueño por el miedo de la bestia que habia auyentado a los lobos.
El silencio reino dentro de la fortaleza, afuera se podia oir el sonido de viento opacado por los gruesos muros de la fortaleza, Smarah no queria fastidiar a Aurelius, la Vampira notaba como el pobre chico constantemente miraba afuera de la fortaleza totalmente nervioso, temblando de miedo, tras un rato de silencio, con fastidio Aurelius exclamo.- Argh!, ya me fastidie de este silencio... hablemos vampira
Smarah se quedo en silencio pensando en que preguntarle pero lo unico que se le ocurrio preguntar a la vampira fue.- ¿porque eres un pequeño pervertido?
La pregunta ofendio al chico imperial... pero no podia quejarse, se habia ganado a pulso que las chicas del grupo pensaran asi de el, Aurelius contesto.- cuando Scarm mato a mis padres yo muy apenas pude escapar pero el maldito me alcanzo... Aurelius entonces mostro sus cicatrices a la Vampira, cinco puntos alrededor del area del pecho donde se encuentra el corazon
.- Scarm con sus garras me atrapo, haciendome estas marcas, como si fuera una pelota me lanzo lejos... lo ultimo que recuerdo de eso es que me estrelle en un arbol... cuando desperte me encontraba en una casa enorme que olia a Lavanda y a Jazmin. siguio contando Aurelius.
Smarah entonces dijo.- oh debio de haberte acogido una familia noble
.- era un prostibulo. respondio Aurelius, la vampira no sabia que decir, al ver esto Aurelius se rio con cierta melancolia y siguio contando su historia.- La matrona del lugar que era una Elfa del Bosque me acogio como si fuera su hermano pequeño... pero no solo era la matrona del prostibulo sino que tambien fue una Auxilia de la legion, ella fue la que me enseño todo lo que se sobre la lucha
.- pero eso no contesta mi pregunta. Interrumpio Smarah
.- a eso voy... un dia entre sus cosas encontre un libro, ese libro creo que se llamaba "1010 tecnicas de amor y conquista" lo empece a hojear pero no le entendia, entonces ella me encontro viendo el libro... yo pense que me regañaria pero no lo hizo, me pregunto si estaba interesado en ese tipo de cosas, le conteste que tenia curiosidad y sin demora me explico todo. Continuo Aurelius con su relato
sorprendida Smarah pregunto.- ¿todo?
.- todo, cada valioso detalle. contesto Aurelius
Entonces Smarah pregunto sorprendida.- ¿todo lo que nos has hecho, todas tus pasadas de listo se debe a eso?
.- si, digo... si esta un libro debe de funcionar... ¿no? respondio el joven Aurelius

La vampira ya tenia claro el porque de la actitud pecaminosa del chico pero ahora le intrigaba sobre aquella Elfa del bosque que rescato a Aurelius, lo entreno en el combate y lo encamino a ser un pervertido asiq ue Smarah pregunto.- ¿y como se llamaba aquella Elfa del bosque?
.- no lo se, ella nunca me dijo su nombre, las prostitutas y los clientes le decian "Matrona", pero ella me decia que la llamara "Hermana"Contesto Aurelius mientras se rascaba la nariz
.. ¿y cual era su aspecto? Pregunto Smarah
Aurelius iba a responder cuando un gran rugido resono en la fortaleza haciendo que todos despertaran, Aurelius se asomo por la ventana para ver de donde venia el ruido, el joven Imperial entonces lo vio... una enormre criatura con la cabeza de un craneo de venado, un enorme cuerpo con muchas heridas, en algunas se podia ver musculo y hueso, siempre sangrando.
Aurelius con miedo murmuro.- un Wendigo...
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Miér 10 Dic - 15:07

al tumbar al troll, le dijo a Elysian "Iros con vuestros amigos, os necesitan, yo me encargo aqui, gracias a vuestros ropajes, se que os movieron a unos cuantos metros a una vieja fortaleza, iros ya, pues una criatura os amenaza" dijo antes de golpear fuertemente el craneo de un troll y despedazarlo, mientras con su mano derecha sujeto el diente de dragon y mando a volar a los otros 2 "Pero padre, nunca llegare a tiempo...." el Obispo no le dio tiempo de hablar, rapidamente saco un pergamino, oro y se quemo y Elysian quedo envuelta en una luz tenue "Este milagro os hara que no puedas lastimaros con ningun tipo de caida, podrias caeros de una montaña y no os pasara nada" Elysian le dijo confundida "¿caer? pero no hay barrancos por aq...." en ese instante Jabel  la tomo, la coloco sobre su escudo y con fuerza y direccion hacia la fortaleza, la lanzo, no sin antes decir "Perdonad señorita, pero necesito que llegue primero, yo tardare un poco".

Una vez lanzada, Jabel comenzo a sacar otro pergamino "Oh que calilla, me quedan pocos" hizo lo mismo se inclino, oro y acto seguido se baño en la misma luz tenue "Con esto bastara, me quedan 5 o 6 pergaminos, tengo que cuidarlos bien" y acto seguido el padre literalmente corrio a una gran velocidad hacia la fortaleza, pues hizo el milagro de volverse ligero por 1 minuto y con ese minuto muy apenas llego a casi 75% del camino, asi que no tardaria en llegar
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Sáb 13 Dic - 14:38

Al escuchar el nombre de aquella cosa, Erfin se erizó y fue a esconderse detrás de Josué, que también tenía sus plumas erizadas, y se encontraba en posición de ataque. El rostro de algunos héroes reflejó el terror y angustia al tener aquella bestia fuera de la fortaleza, Aurelius veía que el wendigo caminaba en círculos, como si estuviese rastreando algo, tal vez a ellos.
De repente se escuchó un sonido detrás de ellos; en la habitación contigua de donde se encontraban, fue fuerte pero no lo suficiente para que el wendigo lograra oírlo, aunque sí logró que el wendigo se acercara más a la fortaleza.
—Ruinas, debió desmoronarse alguna parte...- Dijo Smarahdova, que tenía buen oído. —Esperen... Escucho...- bajó la voz, y dijo en un lento susurro —Pasos, escucho pasos, alguien se acerca...- Yantar respondió, con un pánico muy tenue en su voz —Son ellos, no viene solo, son más, tendremos que... Hay que planear una estrategia.- por la mente de Alanis habían pasado aquellas visiones de gente que en el futuro moriría así, las historias reales que contaban las troupes más famosas al llegar a su aldea.
Entonces por el arco que conectaba las habitaciones entró Elysian —Eh... ¿Hola?- —¡¡Elysian!!- respondieron todos al mismo tiempo en un emotivo susurro. Shea dio un brinco de donde estaba y se lanzó a abrazarla —Es bueno verte aquí, todos pensamos que algo les había ocurrido.-
y Elysian, con cautela se sentó con sus amigos y contó sobre las adversidades que pasaron y que el padre Jabel se encontraba en camino, pronto llegaría a ayudarlos con el wendigo.
—Bien, mientras tanto hay que seguir ocultos aquí y... Como dice el lagartijo, hacer un plan.- Expresó Aurelius en tono amargo, Yantar y él se miraron con cierto desdén y, aún con su orgullo, se pusieron a armar algo junto con los demás mientras esperaban al padre Jabel.
Alanis se sentía mucho mejor, revisó su brazo y tenía todavía un hematoma muy marcado en el brazo y hombro, afortunadamente había recolectado plantas muy buenas para ello antes del viaje, preparó agua de hamamelis y la vertió sobre el brazo, aplicó un poco de ungüento de arnica por si acaso y finalmente hizo una pequeña dosis para su resfriado y aliviar los estornudos por un tiempo, no quería ser la culpable de que los escucharan. Pronto se sentiría mejor, guardó todo lo que sobró por si se ofrecían después y preparó unas cuantas más curas de las posibles heridas internas y externas que el wendigo les pudiera causar.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Lun 29 Dic - 20:02

-Shea se encontraba junto a Yantar, buscando ansiosa y temerosa una forma de ayudarlos. Notaba cierta tensión entre Aurelius y Yantar, pero intentaba tranquilizarlos... Mientras les ayudaba a construir algo para detener el Wendingo, creó un campo de invisibilidad para darles ventaja a sus estimados aliados. Esto, claro, que desestabilizó un poco el nivel de magia que Shea posee, pues se había debilitado con la transformación de la noche anterior y además el campo invisible que rodeaba a ambos guerreros, la desgastaba más.
Shea unió la punta de sus dedos a la altura de su frente y desde su interior se extendió energía, formando una burbuja que encerraba a ella y sus amigos, por el momento, o hasta que se le acabara la energía, se encontrarían a salvo y les daría tiempo de idear un plan para enfrentar a aquella bestia, y reencontrarse con Jabel- Espero que esto sea suficiente... por favor, sé que han tenido sus fricciones, pero no es el momento. Trabajen juntos y vencerán
-el cabello del hada se blanqueaba gradualmente y sus ojos emitían una luz plateada, por los poderes que utilizaba. Las heridas de su espalda se habían abierto, parecía como si le hubieran vuelto a arrancar las alas, como en la mansión.
Hasta el momento nadie se había dado cuenta. Shea se soltó el cabello, el cual cubría toda su espalda, para disimular sus heridas, y mantenía concentración en el campo que había creado. El tiempo se agotaba. El wendingo confundido olfateaba los alrededores tratando de dar con sus presas, y Shea caminaba con menos fuerza, parecía adolorida y extenuada por el esfuerzo que hacía.
Yantar se percató de esto y le ofreció a la feérea un remedio para aliviar su dolor y restaurar su energía. Shea agradecida lo tomó con ambas manos y llevó aquella planta a su boca, saboreandola y restaurando su energía.
El campo invisible duraría hasta que terminaran de planear algo para derrotar a la bestia.-
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Jue 1 Ene - 4:48

La doncella no pretendía quedarse dentro de la burbuja por mucho tiempo, camino hasta donde se encontraban Yantar y Aurelius, cara a cara Elysian exclamo .-Shea tiene razón en su comportamiento, ustedes dos deben dejar las diferencias de lado y trabajar juntos como equipo, solo así podremos enfrentar al Wendigo-.
Alanis recalco.-Si bien sabemos Aurelius conoce muy bien todo en estas montañas, el camino y su zona, su conocimiento en este terreno puede ser útil para todos junto a los conocimientos de Yantar en estrategias y planes-. Los demás asintieron ante ese hecho, estaban todos de acuerdo en que debían colaborar juntos sin excepción, Yantar extendió su mano hacia el chico imperial mientras decía.-colaborare contigo por el bien de nuestro  grupo... ¿Tregua?-. Aurelius miro la mano del Larcetian, suspirando estrecho su mano y respondió.-Tregua será... ¿Entonces qué hacemos ahora?-. Mirando al resto del equipo. Shea mantenía la burbuja de protección por lo que necesitaría asistencia si algo le ocurría, Alanis y Erfin se ofrecieron a protegerla de cualquier peligro por lo que Josue y Elysian esperaban indicaciones.
Aurelius dibujo en el piso con una rama la zona en la que se encontraban y donde se encontraba el enemigo así como la ubicación lejana donde estaba Jabel, al terminar de crear el diseño, Yantar explico .-este es el plan, Elysian se escabullir detrás del Wendigo para atraer su atención como carnada, mientras Josue colocara en diferentes puntos trampas en la nieve, en las cuales ella deberá guiarlo para que sea atrapado por las redes de cada trampa, una vez inmovilizado Aurelius y Yo saldremos al ataque para debilitar al Wendigo y con los fuertes golpes del Obispo pondremos fin aquella bestia-. Levantando la mano Josué pregunto.- ¿Que haremos si algo sale mal o uno es atrapado por él?-. Rápidamente el imperial respondió.-Sera mejor que no sea así, no debemos caer ante esta bestia, por eso todos tengan mucho cuidado si queremos sobrevivir-.

Terminando la junta, Elysian extendiendo sus brazos creo en su mano izquierda 20 flechas y en la derecha una aljaba, las acomodo detrás de su espalda con una cuerda y mirando a Josue dijo.-Es hora, vamos-.  Los dos corrieron hacia atrás de la cueva por donde la chica había entrado comenzando así con el plan.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Sáb 3 Ene - 14:17

Una tregua era lo más sensato en estos momentos. El animal misterioso acechaba en la cercanía, podía oler pero no verlos. Smarahdova se levantó, transformó en murciélago y cuando Shea bajó el campo de fuerza, revoloteó en frente de la Bestia. La pequeña murciélago se petrificó al observar al Wendigo: un demonio de los bosques nevados del Norte, condenado a merodear por las nieves, matar y consumir la carne fresca de sus víctimas. Con una altura de 2 metros, largas extremidades con garras muy afiladas para destrozar la piel que llegan a rozar el suelo, un cráneo de venado completamente desollado con sus respectivas astas para dar tacleadas a sus oponentes, enormes colmillos crecen de su hocico para perforar la carne. Sonidos salen de su terrible cavidad nasal, como si no pudiera respirar del todo bien, sus fauces se abren con cada inspiración, dejando brotar de ellas un líquido amarillento, sus propios fluidos gástricos. Oscuros anocheceres se sitúan en las cavidades orbitarias donde dos pequeñas estrellas de sangre fungen como sus pupilas. Su torso parece humano, con pelaje grueso de animal, sólo que se le pueden notar todos los órganos internos, sangrantes y móviles. Se mantiene bípedo para atacar utilizando su cola de canino para mantener el equilibrio y  se traslada como cuadrúpedo. Una criatura aterradora, también llamado el Terror de los Bosques.

Wendigo:


El Wendigo rugió al ver al murciélago frente su rostro. Un lindo bocadillo para abrir el apetito. Ella voló por todas partes para alejarlo mientras el pelotón de ataque se dispersaba para colocarse en sus respectivos puestos. –“No pienso morir frente a este animal.” -expresó por lo bajo el Lagartijo mientras invocaba su Was. Éste salió disparado hacia la izquierda, Aurelius para la derecha, Elysian al norte y esperarían a que el obispo llegara por el Sur.

Shea sintió horror y pánico al ver a semejante criatura pero no quiso emitir sonido alguno. Erfin tomó de sus bolsillos sus esferas invocadoras por si se necesitaban y Josué estaba todo esponjado por el miedo pero aun así tenía sus bombas de humo a la mano. El Lacertian le lanzó a Alanis varias pociones para recuperar la energía mágica tanto de la hechicera como la del hada para que se recuperaran mientras ellos estaban fuera. El demogato le había otorgado al Imperial dichas trampas para capturar a la bestia. -“Ahora si verás cómo te haré pedazos, Terror de los Bosques, tantos ataques a las aldeas de Northal, me las pagarás!” Así el grupo ofensivo salió de la fortaleza junto con el Wendigo hasta la pradera cubierta de nieve.

Aurelius ocultó dichas trampas en el agua cristalizada amontonada sobre suelo. Yantar tenía más miedo a morir en las garras de esa criatura que a su misma criofobia. No podía pensar en sus miedos, tenía que proteger a sus compañeros. Así recargó en su Was electricidad que disparó contra el Wendigo para paralizarlo. La vampireza se resguardó en un árbol cercano para descansar de toda esa distracción.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Dom 4 Ene - 15:36

Aurelius se lanzo contra el Wendigo con su espada de viento y trueno dandole una estocada directo al corazon del monstruo, acto seguido, el imperial libero una descarga electrica que aturdio al Wendigo pero no fue por mucho tiempo pues  rapidamente se recupero y de un manotazo mando a volar al imperial a dos metros de distancia, el monstruo saco entonces la espada de Aurelius y se la lanzo, el joven imperial esquivo la espada. La espada termino por parar encajada la pared de la fortaleza, justo a centimetros de Efrin que erizado de la sorpresa y el miedo se pudo imaginar a Aethelwulf en Vallengard burlandose de el.
Elysian disparaba sus flechas de hielo contra el Wendigo pero el hielo no le afectaba a la bestia, la Dama de hielo opto por disparar flechas de mayor calibre cuando de repente un escalofrio invadio su cuerpo, ese escalofrio que cala y es frio, que solo sucede cuando una presencia de misteriosas intenciones te observa desde la distancia; esto distrajo a Elysian que empezo a mirar por todos lados, el Wendigo aprovechando esta distracion de parte de la Elemental de Hielo le escupio un gargajo de acido, Aurelius que estaba mas cerca se lanzo contra Elysian, ambos cayeron al suelo en una posicion algo indecorosa.
La dama de Hielo penso que Aurelius intentaba pasarse de listo con ella, de inmediato lo empujo y le dio una fuerte abofetada pero al ver el rostro del chico imperial que tenia una expresion de extremo dolor y de que se aguantaba las ganas de llorar, Elysian rapidamente dijo.- Perdon, no queria pegarte tan fuerte
.- no es eso.... Contesto Aurelius casi que a punto de llorar, señalando su espalda; Elysian entonces vio con sorpresa la gran quemadura que tenia Aurelius en la espalda,  el Imperial habia recibido un roze del gargajo acido del Wendigo, suficiente para dejarlo fuera de combate.
El Wendigo entonces se lanzo contra el debilitado Aurelius, aqui es donde Smarah de nuevo intervino, golpeando al Wendigo en un costado, el monstruo intento levantarse pero por tanto daño que habia recibido su cuerpo ya no dio para mas, la Vampira se acerco a darle el golpe de gracia cuando de la nada el Wendigo le lanzo los temibles ojitos de cachorrito triste a Smarah, esto le parecio bastante lindo... en su concepto bizarro de lindo y para sopresa de todos la Vampira dijo.- Me lo quedare de mascota
todo el mundo exclamo.- QUEEEEEEE!!!!!!!?????

Ya despues dentro de la fortaleza... y el Wendigo como buena mascota haciendo guardia afuera... (everydayimgravelordingpraisethesunmothafuckasyoloswag)

El padre Jabel estaba dando sus tipicos sermones a Efrin y a Josue que los dormia, mientras Shea curaba la herida de Aurelius, el chico Imperial estaba enojado con Smarah por lo de conservar al Wendigo como mascota, la vampiresa estaba pensando en un nombre para su nueva mascota mientras molestaba a Aurelius, Yantar meditaba, Alanis estaba preparando el te y Elysian se encontraba seria, recordando el escalofrio que la distrajo de la batalla.
.- a todo esto "Aury" ¿tu eres un noble verdad? Pregunto Smarah mientras molestaba al chico despeinandolo. Aurelius no queria responderle pero Shea lo tenia amenazado de que si no era un "buen chico" no lo curaria, con un suspiro de fastidio el imperial contesto.- si... mi madre era la Señora del Valle de Julianos pero como ahora descansa en paz, yo soy el Señor del Valle de Julianos.
Esto sorprendio a Smarah pues el Valle de Julianos es conocido por sus vastos recursos naturales ademas de que es el unico lugar donde Mithrandis no puede pisar o volar.
Mas por interes politico-economico que por otra cosa, Smarah abrazo a Aurelius diciendo.- Quiero ser la Señora del Señor del Valle de Julianos.
.- Sueltame mujer, Sueltame maldita sea. grito Aurelius intentando soltarse de la Vampira.
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Lun 5 Ene - 1:37

El padre se puso de pie y acercandosele a la vampira le dijo: "Querida, os recuerdo que, junto a la usuaria magica, vos tenes un habito magico que os impide hacer imprudencias, sea de la indole sexual o no, asi que aun no podra ser la Señora del Valle de Julianos, y lo mismo os digo a usted, Joven Imperial" a lo que Aurelius solo decia que no queria comprometerse y un monton de cosas mas.

Se hacerco a la fogata y saco tinta y pergaminos en blanco, Aline y Yantar se acercaron  "Esos pergaminos, ¿son magia verdad?" dijo Yantar "Os equivocais amigo mio, son "milagros" escribo antiguos rituales en ellos, los bendigo, hago oraciones a vuestros dioses para que me concendan este milagro a este papel, asi que, en teoria, no sois magia" Yantar y Aline solo se confundieron.

Mientras Elysian, Josue, Erfin, Shea, Yantar, Aline, Aurelius y Smarah  dormian, el padre seguia sentado escribiendo mas pergaminos, para tenerlos de reserva, el no necesitaba dormir pues era un cadaver, pero aun asi se decidio poner una pausa y salir tantito de la fortaleza, donde vio al Wendigo protegiendo la entrada aun junto a un hueso grande que sabra quien de donde lo saco, Jabel vio a lo lejos una luz tenue al final del camino, analizando un poco mas se dijo a si mismo "¿Seran luces de algun pueblo pequeño?" estaban demasiado lejos, tardarian mucho en llegar asi que regreso y al ver la mochila de Yantar vacia, se detuvo, se acerco a tomarla y dijo en voz baja "Bueno, creo que ya a pasado algo de tiempo, tiempo de vuestra libertad" se quito el casco y nuevamente, alimañas se veian caminando por sus cuencas de los ojos etc y saco al gusano mascota pero con una apariencia de estilo larvae y la coloco en la mochila de Yantar, despues continuo escribiendo pergaminos hasta el amanecer.
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Dom 11 Ene - 17:02

-Al notar que el Wendingo había sido domado, Shea desvaneció el campo de invisibilidad que les protegía a todos. Su cabello lavanda se notaba muy blancuzco de unos cuantos mechones, como si se hubiera degradado. Este mismo se había pegado a su espalda, por la sangre y por el frío. Shea se separó del grupo, sin que lo notaran, pues estaban discutiendo acerca del Wendingo,  y caminó unos cuantos metros. Había unas rocas que formaban un refugio y se resguardó en  él. De una talega que siempre llevaba con ella, sacó un par de  hierbas y las masticó  un rato. Mientras las masticaba retiró con cuidado su cabello de su espalda que tiraba de su piel lastimada. Shea gesticulaba por cada tirón que hacía crugir su pelo helado y frotaba sus manos en este para que fuera menos difícil. Ya habiendo terminado, su cabello se había manchado de sangre y era muy notorio. Escupió a sus manos la pasta que había hecho de aquellas plantas curativas y la colocó en su espalda, como si fuera un ungüento, llevando un brazo hacia atrás por encima del hombro, debajo de su vestido. Habiendo terminado, tomó con sus manos un poco de nieve y esperó a que se derritiera para enjuagar su cabello, no quería que los demás lo notaran. Al terminar de enjuagarlo (había tardado mucho en verdad) su cabello se veía un poco más oscuro por la sangre que lo había manchado, pero no se notaba que la tintura había sido por sangre, a menos que alguien tuviera un sentido agudo del olfato.
Después de un rato, regresó y se acercó a donde ellos, se habían refugiado dentro de una falla rocosa, no muy lejos de donde ella se había sanado las heridas abiertas de sus alas rotas. El wendingo cuidaba la entrada, Shea lo observó algo preocupada; El ser resopló y la miró de reojo, el hada se adentró a la caverna donde se encontraban sus amigos . Todo parecía en calma, habían encendido una fogata para mantenerse cálidos por el momento. El padre Jabel hablaba con Erfin y Josue quien cabeceaban y bostezaban, Shea los observaba de reojo mientras ayudaba a curar a sus compañeros, empezando por Aurelius -No seas grosero y portate bien, si no, no terminaré de sanar tus heridas de batalla-lo reprendía mientras el amenamente charlaba con Smarah, Shea sonreía a medias, pues seguía un poco avergonzada por lo que había pasado con Smarahdova hace tiempo atrás. Shea terminó de curar a Aurelius y se retiró- Listo... Guarda reposo y come bien. Iré a ver si Yantar o Alanis necesitan ayuda- dijo alejándose de ambos.
Llegó a donde Alanís, quien ya había terminado de preparar un poco de té, le ayudó a servirlo en unos cazitos que Erfin llevaba con el, de aquella vez que habían estado en la Aldea de nativos. Shea ayudó a repartir el té, el Padre Jabel traía consigo cuatro panes muy duros, que calentaron junto al fuego para que se ablandaran un poco, racionándolos para cada quien. El hada llevaba consigo un par de cazos, uno sobre otro, la forma que tenían les permitía apilarse sin tocar el contenido y en su otra mano un pan partido en dos que había sobrado. La feérea se sentó junto al Lacertian para comer, quien seguía con sus ojos cerrados y frunciendo el ceño. Shea se imaginaba en que pensaba el lagartijo, Wulf y el resentimiento que Yantar tenía hacia Aurelius. El hada dejó frente a el un cazo con té y le ofreció pan- Deberías comer un poco, fue un día largo y tedioso... ¿no crees? -le dijo con dulzura y gentileza mientras se sentaba junto a el, el lagartijo abrió los ojos y le agradeció sin cambiar mucho su gesto y sorbió del cazo un poco de té, Shea mordió un poco de pan y bebió té consecuentemente. No charlaron mucho y después de un rato se retiraron a descansar junto al fuego.
A la mañana siguiente Erfin y Josué habían ido a buscar los restos de la carroza que habían dejado atrás y volvieron enseguida (pues Josué volaba) y llegaron a donde los demás trayendo materiales una y otra vez.
Erfin comentó “Hay que buscar una manera de movernos… Así nunca podremos avanzar” Los demás asintieron y le ayudaron a construir de nueva cuenta un transporte. Los caballos habían huído, pero usarían a el Wendingo como apoyo para mover el carruaje. La fuerza que tenía era suficiente para llevarlos a todos.
A el nuevo carruaje le faltaban ruedas… Smaradhova replicó: “Oye, Gato, A esa cosa le faltan ruedas ¿cómo nos moveremos?”
Erfin se dio media vuelta y sonrió “Es que no es un carruaje, es un trineo”
Pasó medio día para que pudieran terminar de construirlo. El trineo se levantaba levemente del suelo y era perfecto para transportarse, pues cubría de la nieve, ya que formaba una capota y además se podía maniobrar desde adentro, todos irían perfectamente cubiertos y no se expondrían a los helados páramos de Northal.
Ahora todos continuarían con la travesía.-
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Sáb 17 Ene - 1:46

Mientras todos platicaban dentro de la carroza, la cual ya estaba protegida para el frío, Elysian caminaba al lado del Wendigo, ambos no se preocupaban de la temperatura del ambiente pero si de la presencia del otros. El hecho de que Smarahdova lo tuviera como mascota no descartaba la posibilidad de que se revelara o atacara a los demas.
Pasaron minutos durante la caminata y ambos se aburrian de caminar, asi que el inmenso animal miro a la doncella de hielo esta lo volteo a ver mientras decia .-¿Que miras?-. a lo que el Wendigo le hizo una mueca burlandose de ella, esta indignada le respondio con otra mueca haciendo de esta una guerra de caras graciosas.
Smarahdova salio un momento y al verlos jugar dijo .-Parese que se llevan muy bien-. A lo que Elysian contesto .-para nada-. mientras negaba con la cabeza el animal hacia lo mismo los dos no estaban de acuerdo con el comentario de la Vampiresa, pero esta al verlos asi se hecho a reir un momento. .-Si como digan-. dijo la chica volviendo adentro de la carreta.
Erfin salio de la carreta mirando al animal algo asustado, pero observo que a su lado estaba Elysian, la llamo en voz baja para que se acercara diciendo .-Dice Shea que entres por un poco de te y comida, ademas...Alanis quiere hablar contigo....ahora-. Terminando de pasar el recado el Demo-Gato huyo rapidamente adentro de la carreta.
.-¿De que querrá hablarme?-. se pregunto a si misma, la chica subio a la carreta y antes de adentrarse a ella hizo una ultima mueca al Wendigo .-Bleeeeh-.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Lun 19 Ene - 0:14

La carroza paro por unos momentos, Aurelius no le tenia nada de confianza al Wendigo de hecho queria una razon, solo UNA para prenderle fuego a la criatura pero Smarah siempre estaba con el wendigo aun pensaba en que buen nombre ponerle.
.- saldre a cazar. Dijo secamente el chico Imperial, no queria estar cerca del monstruo, Shea le dijo que fuera con cuidado pues sus heridas aun no sanaban del todo.
Aurelius caminaba por la tundra con el arco ya listo esperando encontrarse una buena presa y asi lo hizo, el chico encontro un enorme Caribu de largos cuernos, facilmente la carne del animal aliemntaria al grupo por lo minimo una semana entera. Aurelius con cuidado apunto hacia el caribu, tenso la cuerda del arco con la flecha ya lista; Aurelius solto la cuerda y la flecha salio disparada dejando salir un silbido. La flecha le dio al caribu justo en el corazon matandolo al instante. El imperial ya estaba celebrando cuando de la nada el caribu se prendio en llamas solo dejando cenizas.
.- O_O..... ¿Que rayos acaba de pasar? Se pregunto sorprendido el imperal.
Aurelius regreso a la carroza con las manos vacias, triste por lo sucedido, Efrin se le acerco y le pregunto que habia sucedido, el Imperial le conto todo a lo que Efrin dijo.- ah eso es facil, el arco que tienes esta encantado con fuego infernal.
.- ..... Y hasta ahorita me lo dices !"#%$#% gato. Exclamo furioso Aurelius al demogato
Efrin salio corriendo diciendo.- no es mi culpa que tu no supieras.
Yantar que habia oido y visto todo se empezo a burlar de Aurelius, el imperial ya con el mal humor que tenia embistio al Lacertian y de nuevo el y Yantar estaban en el suelo agarrandose a golpes lanzandose injurias y blasfemias que hicieron que Jabel se percinara.
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Vie 23 Ene - 23:12

—¡BASTA!— Alanis alzó la voz al ver que sus compañeros se peleaban. No escucharon su primer llamada de atención, por eso al segundo "basta" su voz se alzó por todo el trineo, llegó a lastimar sus oídos e hizo que estos dejaran de pelear. Luego de esto le encargó al padre Jabel que los vigilara en lo que ella hablaba tranquilamente y sin bullicio con Elysian; así el padre se interpuso en el camino de ambos y no dejó que volvieran a pelear por otro rato.
—Entonces, Alanis, ¿de qué querías hablar exactamente?— preguntó Elysian con curiosidad en la voz, pero no lo suficiente como para que Alanis se diera cuenta de ello. —Bueno iré al punto, tenemos que enfocarnos en tus recuerdos, todo. Por ejemplo la nieve no te causa efectos negativos pues es tu ambiente, pero me preguntaba si no has tenido sueños o aunque sea algunas visiones.
Siguió hablando con  Elysian, y al terminar Alanis quedó en la conclusión que no sería sencillo averiguar su pasado con poco material, pero habría que tener paciencia y tampoco habría que pedirle demasiado a alguien con amnesia. Recurrió a sus libros, después a sus experiencias pasadas, se sentó un buen rato a meditar lo que había visto en el pasado. Cuando vio asesinatos de inocentes, sufrimiento, entre otras cosas de las personas que pidieron sus servicios.
De repente entró en trance y desesperadamente puso un orbe mágico en sí misma y, por primera vez, usó su poder de manipulación de voz sin pedir permiso o dar unas cuantas palabras a sus deidades. Erfin, que era uno de los que se encontraba más cerca de ella y no era tan poderoso, comenzó a decir cosas que no estaban en su labia de siempre y ni siquiera era su lengua. —¿Erfin? Amigo demogato, ¿qué dices? ¿Por qué hablas de esa forma tan extraña?— preguntó Josué, preocupado por su amigo; esto llamó la atención de los demás pero prestaban atención al que no tenía problemas, pues al fin y al cabo no tendría consecuencias graves al ser manipulado así. —Un momento, ¿Alanis está... Protegida en un orbe? Puedo ver el reflejo.— Yantar se percató de esto y comenzó a hacerle señas para que saliera, no había nada que temer, pero ella lanzó un hechizo de fuego que chamuscó un poco el cabello de Aurelius. Elysian se acercó con ella y después de unas palabras de aliento Alanis despertó, liberó a Erfin y se disculpó con todos. —En verdad lamento lo ocurrido, no debí recurrir a eventos pasados. Admito que aquí hay mucha muerte, lo sentí y nuestro amigo wendigo lo sabe. Además, no quiero alarmar a nadie, pero algo o alguien quiere librarse de aquellos que... No son humanos.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.