Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Últimos temas
» Merecido Descanso
Mar 17 Ene - 19:06 por Yantar

» Ficha de Silmew
Jue 14 Abr - 21:26 por Yantar

» Memorias Trágicas: Castillo Norling
Lun 11 Abr - 13:17 por Jabel la Roca

» Los Páramos Helados de Northal
Miér 20 Ene - 7:44 por Amarante

» Amarante: La hija del bosque.
Dom 17 Ene - 13:39 por Yantar

» Bardo, El Caballero Andante
Miér 25 Feb - 23:30 por MasterKaoz

» Lo que el destino nos tiene preparado
Lun 24 Nov - 12:02 por Shea

» Ficha de Arzobispo Jabel
Dom 7 Sep - 21:28 por Jabel la Roca

» Magos (Limitados)
Dom 7 Sep - 11:21 por Yantar

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Compañeros

Crear foro




Memorias Trágicas: Castillo Norling

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Elysian el Miér 20 Ene - 20:03

Pasaron 2 días de aquella ventisca y la llegada de sus compañeros de vuelta al grupo. Ambos recuperaron fuerzas de su viaje y contaron lo que había sucedido en su ausencia. Erfin junto a Josué ayudaron a que Shea probara sus nuevas alas, acostumbrando su espalda a ellas. No podría volar hasta su momento, pero junto a Smarah y Josué poco a poco movía sus hermosas alas.
Al cuarto día el grupo decidió moverse de la fortaleza, para llegar a su destino en la punta de las montañas, paso la mitad del día hasta que vieron un camino de grava en ambos lados del camino más casas y comercios consumidos por el fuego de aquella Bestia. La entrada a un gran castillo se mostraba al final de camino rodeado por un muro destruido,  la carreta paso las puertas derrumbadas, banderas, flechas, escudos y espadas todas ellas desde los alrededores hasta la entrada  yacían en el suelo en diferentes cuerpos, algunos eran soldados imperiales elementales otros eran del bando enemigo una mezcla de diferentes especies, en sus armaduras o escudos se observaba el símbolo del imperio del dragón. Todos dejaron el carruaje fuera adentrándose al castillo, la luz del atardecer iluminaba ciertas partes dentro de este llegando a la sala de los reyes, donde una larga alfombra de color azul marino conducía hacia los tronos de la familia real, en total eran 6 sillas, 2 pertenecientes al rey y la reina, las otras cuatro a sus descendientes.
Los cuerpos de algunos soldados elementales se encontraba  al lado del alfombrado y alrededor de  solo 3 sillas, las otras 3 junto a los soldados se encontraban quemados cual carbón. A unos 2 metros de ellos una corona y ropa sin cuerpo permanecían en el suelo, Alanís, Bardo y Erfin se acercaron a los cuerpos para examinarlos, mientras Elysian caminaba alrededor mirando cada parte de la sala del castillo que aun en su condición permanecía en pie,  a un costado de un muro una manta cubría un cuadro en la pared, Ella se acerco  temblorosa hasta el quito la manta, ante sus ojos vio un cuadro pintado de la Familia real Sentados en sus tronos Rey y la Reina tomados de la mano, atrás de ellos de pies sus cuatro hijos 3 hombre y una mujer, los cuatro hermanos estaban acomodados por su edad siendo la princesa la más joven, Elysian se vio a sí misma con su familia en aquel cuadro. Smarahdova tomo la corona y se acerco a la chica gélida pudo notar en la pintura que era la corona del Rey la que se encontraba en sus manos. En la parte inferior del marco escrita en una placa de oro, escrito decía “Con Gloria y Lealtad nuestro Reinado prevalecerá. Rey y Reina unidos se alzaran contra todo mal y en manos de sus Hijos e Hija, la esperanza de un creciente y hermoso Imperio”
Dedicado a la Familia Real Norling Vinter Linderberg  del Castillo de Norling”    
E l Arzobispo Jabel abrió uno de sus libros, rezando por toda la gente y caídos del imperio Elemental. Smarahdova le entrego la corona a la chica gélida, ella lo tomo  mirando a su compañera sin decir nada agradeció su gesto, pues era notorio el lamento en los ojos de la Vampiresa. Aurelius junto a Yantar inspeccionaban otras pinturas del Imperio Elemental y sus antecesores, un cuadro más grande que los otros llamo su atención, en aquella pintura se mostraba sentada con un vestido largo color morado, joyas finas, una brillante corona y capa de un color rojo intenso, sostenía rígida y firme un cetro dorado en sus brazos, sonriente la mirada de aquella dama gélida podía atravesar el alma de quien la observara como un escalofrío muy agudo. Aquella mujer de gran belleza era para los ojos de aquellos chicos, su compañera Elysian, sin embargo en el grabado del cuadro describió su verdadero nombre “En memoria a su Majestad Emperatriz del Reino Helante, Elysian Norling I” Yantar comento.- Ella debe ser bisabuela o tatarabuela de Elysian-. Aurelius agrego.-Debió ser alguien sumamente importante para el reino…-.

Interrumpiendo en su conversación la chica gélida comento.- Lo fue…en realidad, ella fue y seguirá siendo la única reina que gobernó con justicia y sabiduría, sin su rey que había perecido en combate en una guerra lejana de su reino, ella junto a su gente defendió el territorio Elemental con éxito y gloria su reinado prevaleció victorioso durante toda su larga vida, la elegancia, excelencia como Reinaba, la adoración y lealtad de la gente que la seguía, con el gusto y honor que su ejercito servía a su Majestad, es una proeza que ningún otro heredero suyo logro hacer en tan poco tiempo y con un gran ejercito numeroso el cual obtuvo por sus triunfos…o es eso lo que puedo recordar al ver la pintura…-.

Shea acercándose a ella pregunto.-Entonces… ¿Recuerdas que sucedió aquí? ¿Qué fue lo que te paso?-. Elysian observando a su amiga respondió.-No mucho en realidad, son pedazos de memorias que llegan a mi cabeza de mi familia, del reino, de quien soy…pero…lo que paso aun no logro descifrarlo bien-. Jabel que había terminado  sus rezos se acerco al grupo y comento.-Presionarte a ti misma para recuperar lo perdido, solo hará que vos se sienta más confundida de lo que estas, una noche de descanso aquí en el castillo podría ser la clave a la iluminación de tus dudas-. Yantar agrego.- El padre tiene razón, todos estamos cansados de viaje hasta aquí y por lo que hemos presenciado, refugiarnos y comer algo será lo mejor por ahora-. Erfin se acerco a Elysian junto a Josué y Alanís el demo-gato comento.-Si te sirve nuestra ayuda en algo, puedes contar con nosotros -. Josué agrego.- Siempre es bueno regresar al punto donde comenzó todo, pero no debes pensar sin el estomago vacio-. Alanís entonces dijo.-lo mejor será despejar tu mente por ahora, ven acompáñanos, bajemos las cosas y preparemos algo de comer para todos, Erfin y Josué ustedes vendrán también-. Dijo tomándolos de las manos y jalándolos a fuera.

Elysian dejando la corona en uno de los 3 asientos rápidamente corrió con ellos para no quedar atrás.

Bardo junto a Smarahdova y Yantar comentaron.-A simple viste sabemos quien fue el causante de toda esta desgracia-. Con duda la vampiresa agrego.-Pero el Imperio Elemental por su terreno, pudo haber tenido ventaja en esta guerra-. Bardo agrego.-pero lo más extraño es que desde la fortaleza hasta el castillo la presencia de los soldados Elementales es escasa-. Shea se acerco.- ¿Seria una emboscada acaso?
Bardo agrego.-No estoy muy seguro de eso…-.

Jabel detrás de ellos con sus brazos abrazo a sus 3 compañeros, llevándolos afuera agrego.- Habrá respuesta más adelante hermanos míos, no os desesperéis, disfrutemos juntos de una estupenda cena por ahora-.  El hada quien se había quedado atrás giro su mirada y observo a Aurelius que seguía observando aquel cuadro, jalándolo de la oreja ordeno.-Deja la pintura y vámonos-. En lo que Aurelius replicaba.- ¡AY AAAY! ¡SUELTAME ESO DUELE!-.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Jabel la Roca el Miér 20 Ene - 21:37

Mientras descansaban en el campamento improvisado, el padre seguia viendo las ruinas, a estas alturas era demasiado obio quien causo el ataque pero ¿por que? Jabel fue en su momento la mano derecha de Mithrandis, hecho que se comprueba pues su mazo es el comillo del mismo en su forma dragon pero atravez de todo ese tiempo ¿lo conocia bien? o ¿quizas creia conocerlo bien?, quizas esa preguntas no tenian que ser resueltas y era mejor evitar esa conversacion con sus compañeros.

En la cena Josue le pregunto al padre: Oiga usted antes de volverse sacerdote ¿que hizo con su vida? a lo que el padre simplemente se puso a recordar y dijo: Yo solia pelear y destruir criaturas de la noche, pero hubo un grupo en particular que causaron revuelo en vuestra organizacion, una clase de super vampiros, eran 3 no vestian mas que un taparrabos, eran increiblemente musculosos y sumamente fuertes fisicamente os deciamos los Hombres de Piedra pues ellos no morian a la luz solar, simplemente volvia a seros piedra, ellos tranformaban a humanos en vampiros para luego ser devorados, pues ellos no se alimentaban de humanos, si no de vampiros... Smarah empezo a temblar pero el padre la calmo: Descuidaos, ahora mismo ellos estan bajo luz solar eterna gracias a vuestros varios milagros, no despertaran nunca  y Erfin pregunto ¿y si alguien los despierta para que trabajen para el o ellos? el padre respondio: Ellos jamas trabarian para alguien, pues solo buscan ser la especie dominante, ellos de hecho buscaron la manera de aseros invulnerable a vuestro astro rey, pero jamas supe que buscaban.... Se quedo pensado en los hecho y continuo Bien eso era lo que hacia de joven, ¿alguna otra pregunta? Alanis levanto la mano y dijo: ¿por que ya casi no habla castellano? a lo que Elysian moviendose dijo: Es cierto, yo tambien queria preguntarle eso, pero me daba pena y el padre respondio: Bueno, quizas sea por que se me pego vuestro acento dijo cruzado de brazos

Terminando todo el padre se fue a meditar (ya que al estar tecnicamente muerto, no dormia y no comia) y se pregunto si realmente seria bueno estar aqui y ayudar a esta caravana... si, si es bueno estar con ellos, fue lo lo que penso, pero sin el.... ¿que seria de todas aquellas bestias oscuras que lurcan en la noche lista para predar? de acuerdo, el padre no es tan rapido o agil para pelear, pero la magia no le hace ningun efecto y tiene una gran fuerza ¿bastara para frenar la oscuridad que se avecina? eso el tiempo lo dira....
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Yantar el Miér 20 Ene - 22:53

El castillo era hermoso. Sus alrededores, a pesar de estar en ruinas, eran maravillosos. Smarahdova se encontraba inspeccionando el lugar con cierto pesar, observando las pinturas recordando como su familia también pertencía a la realeza, la realeza oscura pero a fin de cuentas realeza y como ellos habían perecido por igual en las manos de aquel tirano. Sus ojos esmeralda se toparon con el suelo helado, ira se podía notar en su mirada. Ella quería destrozar más que nunca a Mithrandis, primero su familia, luego Aethelwulf y ahora la familia de Elysian, era demasiado, quería venganza. Su muerto corazón palpitó un poco, a pesar de ser una “no muerta” los vampiros estan vivos gracias a la sangre que consumen, sus cuerpos “funcionan” como uno vivo por un breve periodo de tiempo y a un ritmo mucho menor que el de un mortal.

Mientras todos se reunían para la comida y al escuchar acerca de los Vampyrians, se dice que fueron los ancestros de los vampiros, eran como dioses para ella seres que podían dar “vida” pero a la vez destruirte y las madres vampirezas contaban historias a sus hijos para dormir temprano y no hacer travesuras, ser obedientes. Tras recordar eso se estremeció y comentó que daría un paseo cercano, se marchó sin decir más.

-”Babas... ven! En donde estás, Babas?” - cuestionó buscando a su mascota. Esta no aparecía, cosa rara. El Wendigo siempre venía corriendo al escuchar las palabras de su dueña. Se preocupó y rápidamente tomó su forma de quiróptero. Revoloteó, olfateando el aire helado con su diminuta nariz. Logró capar un aroma familiar, ese aroma a putrefacción que sólo “Babas” tenía! Siguió el rastro, voló varios kilómetros hasta llegar a donde la mascota se encontraba.

Babas se mantenía en posición de protección, algo yacía debajo de él. La vampireza adaptó su forma humana nuevamente para ver de qué se trataba. -”Babas? Qué escondes ahí? No me digas que te volviste a comer un conejo en mal estado, tontito?” -la chica interrogó al Wendigo, mientras él se apartaba para revelar que una pequeña fauno estaba ahí, inconsciente por el frío. Babas se veía preocupado, incluso algo encariñado con la pequeña, por lo que la vampira aceptó no comersela.  La ojiesmeralda se quitó su capa y la colocó sobre la nieve, acto seguido sobre ésta a la pequeña criatura. -”Babas, si quieres que venga con nosotros tienes que ayudarme con esto...”-comentó al monstruo mientras en unos espolones de las patas traseras le colocaba la tela de su capa para arrastrar con mayor rapidez a la pequeña. La vampira no había comido sangre en varios días por lo que estaba algo debilitada, se transformó en animalito nuevamente y con sus patitas tomó el otro extremo de la capa, elevándola del suelo un poco. Le indicó al Wendigo que corriera hacia el castillo y éste así lo hizo, haciendo que la murci muy a penas pudiera seguirle el paso, sin embargo logró estabilizar muy bien el trineo improvisado y así lograron llegar con el grupo.

Yantar, quien meditaba para mantener su mentalidad tranquila entre tanta nieve, escuchó los jadeos del Wendigo que se acercaban cada vez más a él. Abrió los ojos y para su sorpresa el hocico de la criatura estaba justo frente su cara. Esto le hizo caer de la piedra en la que estaba directo en la nieve. Sus expresión fue de terror, por la nieve, no tanto por el animal. Se levantó unos pocos minutos después y notó que Smarahdova tenía en sus brazos a una pequeña criatura, un fauno, muy joven. Él había leído acerca de estas criaturas, solían ser símbolos de buena fortuna y alegría. Esperaba que algo bueno pasara al haberle encontrado.

El ojipurpureo observó como la vampireza se llevaba a la fauno cerca del fuego para que se calentara, a su vez fue cubierta con la capa donde fue trasladada. Erfin y Josué se acercaron con curiosidad a ver al pequeño ser. Ambos son muy curiosos y querían saber más de aquella niña.


Todos habían comido ya, menos la vampireza, se podía notar en su expresión la fatiga que sentía pero debía controlar esos instintos para no matar a sus compañeros.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por MasterKaoz el Jue 21 Ene - 17:20

Aurelius se encontraba distraído durante su lección de lectura, no podía dejar de pensar en la mujer en la pintura que a pesar de verse casi idéntica a Elysian, era mucho más hermosa y atrayente… enervantemente atrayente; de vez en cuando el joven imperial veía a su compañera elemental imaginando que era la dama del retrato
.-  Aurelius, concéntrate. Exclamo molesta Alanis pues su compañero imperial no le prestaba atención a su lección; Aurelius respondió algo apagado.- yo… lo siento
.- ¿Te encuentras bien Aurelius? Pregunto la joven wiccan al oír la respuesta de su compañero pero el imperial contesto.- si… solo necesito…
Pero fue interrumpido por la conmoción que causo el wendigo-mascota de Smarah; la vampira al parecer había traído algo entre sus brazos pero a Aurelius no le importó eso, solo quería ir a ver la pintura una vez más así que aprovechando la conmoción se escabullo con sigilo creyendo que nadie lo veía irse pero Alanis se dio cuenta, ella iba a ir tras el pero Bardo la detuvo diciendo.- deja que el joven Aurelius explore
La joven wiccan asintió pero no podía dejar de sentir una sensación de preocupación, como si una horrible tormenta se acercara amenazante sobre ellos.

Alanis y Bardo fueron a ver qué fue lo que trajo Smarah, causando revuelo en especial a los siempre curiosos Efrin y Josué; la vampiresa había traído a una pequeña fauno, el guerrero de otra tierra nunca creyó que existieran tales criaturas… o a lo mejor sí, uno nunca sabe cuándo tiene amnesia; Bardo le parecían graciosos los cuernos que sobresalían de su cabeza que no pudo evitar reírse, Alanis molesta le dio un codazo en el costado exclamando.- no te burles, los faunos son nobles criaturas que están siempre en comunión con la tierra
.- mis más sinceras disculpas, es solo que nunca en mi vida he presenciado a tan curiosa criatura… creo. Respondió con una inocente sonrisa.

De regreso con Aurelius, el joven Imperial estaba de nuevo enfrente de la pintura contemplándola, admirando la increíble y enervante belleza de la dama en el retrato, así paso una hora entera cuando de repente una dulce voz de mujer susurro cerca de su oído.- Aurelius…
Inmediatamente el joven imperial volteo para ver de dónde había salido aquel llamado pero no vio a nadie, nuevamente el susurro se escuchó.- Aurelius…
.- ¿Quién… quien anda ahí? Pregunto asustado el imperial mientras desenvainaba una de sus espadas y miraba a ambos lados del lugar, inmediatamente noto que alguien daba vuelta al pasillo de la derecha, Aurelius fue en su persecución, al llegar al pasillo vio que aquella persona nuevamente dobló al pasillo de la derecha, cuando el imperial llego a aquel pasillo alcanzo a ver que una puerta se cerraba; por unos momentos Aurelius dudo de entrar, sintió que había algo siniestro en aquel cuarto
.- No te acobardes… no puede haber nada más siniestro que  Scarm y él ya está muerto. Se dijo así mismo para darse valor.
Aurelius entro a la habitación, una habitación digna de un monarca con una enorme cama envuelta en sabanas de seda roja, pinturas de famosos artistas de Luciferis decorando las paredes del lugar, estantes llenos de libros y escritos de gran contenido intelectual; el imperial se adentró en la habitación en busca de la persona, hacia un horrible frio mucho más intenso que el de afuera a tal grado que podía ver el vapor producido por su aliento y a los pocos instantes volverse diminutos copos de nieve cristalina.
.- sea quien seas, sal de una vez… (Me estoy muriendo de frio) Ordeno el imperial pero su respuesta fue el silencio de la habitación, Aurelius se disponía a retirarse cuando escucho de nuevo la dulce voz de mujer pero esta vez no era un susurro sino esta vez un llamado.-Aurelius…
El joven imperial volteo, con asombro vio que la mujer que lo llamaba era la dama del retrato, la Reina Elysian Norling I, flotando unos cuantos centímetros del suelo con un aspecto espectral; Aurelius la contemplo era mucho más hermosa en persona
.- Aurelius… ¿tú me amas? Pregunto la bella aparición fantasmal, el imperial simplemente asintió, inmediatamente la aparición pregunto nuevamente.- ¿serias mi amado siervo?
Arrodillándose pero sin perderle la vista Aurelius asintió diciendo.- Si… mi reina
La Dama espectral entonces lo tomo del rostro con sus gélidas y suaves manos le dio un tierno beso en la frente, en ese momento todo se volvió oscuridad para Aurelius…


Algo más de una hora paso, no se tenían noticias del joven imperial, esto empezó a preocupar al grupo un poco pero Bardo comento.- el joven Aurelius es un excelente guerrero, estoy seguro que regresara dentro de poco
.- no lo sé… no actuaba como siempre, lo notaba distraído, distante. Agrego Alanis; el padre Jabel recomendó entonces.- esperemos un cuarto de hora más, después iremos en la búsqueda del joven Aurelius.
Todos asintieron, entonces la pequeña fauno despertó pero al verse en un lugar extraño y rodeada de gente rápidamente dio un brinco, la asustada criatura se colocó en una esquina temblando; Smarah, Elysian y Josué intentaron convencerla de que no le harían daño pero la diminuta fauno se veía reticente a quedarse en la esquina; Babas también intento convencerla de que estaba a salvo extendiendo su largo brazo a ella pero el aspecto del wendigo no lo ayudaba.
Bardo entonces saco su laúd y empezó a tocar diciendo.- denle su espacio a la pequeña… solo van a lograr asustarla más y eso va triple para ti Babas.
Cada quien regreso a lo suyo, la pequeña fauno no se separaba de la relativa seguridad que le proporcionaba la esquina expuesta pero la música de Bardo la invitaba a salir para disfrutar mejor la melodías pero sin darse cuenta ella ya estaba a lado del amnésico guerrero escuchándolo tocar.
Babas entonces percibió algo que lo puso a la defensiva, el wendigo se acercó a la puerta gruñendo, a lo mejor era Aurelius así que nadie presto mucha atención hasta que una espada hecha de hielo cristalino cortara la cabeza de Babas, matándolo.
.- ¡BABAS! Grito Smarah con desesperación, el grupo inmediatamente se puso en guardia y la pequeña fauno regreso a su esquina.
Un guerrero portando una armadura de hielo Azul y capa negra entro a la habitación empuñando la espada de hielo; Smarah llevada por la ira se lanzó contra con garras en alto el pero el guerrero gélido con extrema destreza le clavo su espada con una certera estocada en el estómago, el guerrero entonces separo la espada de la carne la vampiresa, la tomo del cuello y la lanzo hasta el otro extremo de la habitación; Smarah estaba gravemente herida pero aún viva.
El padre Jabel no podía luchar, no sin terminar dañando a sus camaradas con su inmensa arma en un espacio tan cerrado así que se limitaba a proteger con su inmenso escudo; Bardo se lanzó con su espada y escudo contra el caballero de hielo mientras Elysian y Shea tomaban a la vampira para colocarla tras la protección del escudo de Jabel.
Bardo y el misterioso enemigo intercambiaban choques con sus espadas, de vez en cuando Bardo se protegía con su escudo para luego contra-atacar pero tanto el cómo su oponente estaban igualados tanto en fuerza como en proeza; Alanis intento ayudar a Bardo usando su grito aturdidor contra el guerrero gélido pero no dio resultado y lo único que logro la joven wiccan fue que el caballero de hielo le diera un golpe en el rostro con el pomo de su espada.
Bardo llevado por la ira al ver eso, entro en un trance de sed de sangre, tiro sus armas y a puño limpio se enfrentó al enemigo; su velocidad y fuerza se vieron incrementados de una manera absolutamente abrumadora que poco podía hacer el guerrero invernal para bloquear o esquivar los ataques de Bardo.
Bardo entonces con un contundente golpe destrozo el casco del enemigo revelando ser Aurelius, todo mundo se sorprendió pero había algo raro en él, su piel mostraba una tonalidad pálida, sus ojos eran azul celeste
.- Oh no, el joven Aurelius está bajo los efectos de una maldición. Exclamo con horror Jabel.
Bardo seguía golpeando al poseído imperial sin piedad, con cada golpe le rompía una pieza de armadura hasta dejarlo sin protección; entonces Bardo le dio un fuerte golpe en el ojo izquierdo, tan fuerte que el ojo de Aurelius exploto liberando sangre y fluido ocular. El imperial cayó inconsciente al suelo pero aun así Bardo sin piedad siguió golpeando al joven. Alanis rogo a Bardo para que se detuviera pero no la escuchaba; Jabel entonces evoco un milagro de rayo celestial que noqueo de golpe a Bardo.  

Ya con la conmoción terminada Shea y Alanis fueron a atender a los heridos, Smarah iba a estar bien solo necesitaba algo de sangre para acelerar la curación de sus heridas; Aurelius estaba gravemente heridos, varios hueso estaban rotos, su ojo izquierdo destrozado y su temperatura corporal estaba demasiado baja. Bardo en contrario al imperial, su cuerpo ardía, Jabel inspecciono al inconsciente guerrero solo para descubrir que él también estaba bajo una maldición pero no tenía idea cual era
.- ¿hay manera de ayudarlos? Pregunto preocupada Alanis, Jabel respondió.- en el caso de Aurelius solo hay que encontrar a la infernal criatura que le hizo esto… pero si no nos apresuramos se transformara en un espectro, si no lo salvamos… tendré que mostrarle misericordia
.- ¿y Bardo? Pregunto nuevamente la joven Wiccan a lo que el padre No-muerto contesto.- No lo sé…. No lo sé…
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Amarante el Jue 21 Ene - 17:44

En su espalda, Amarante portaba un arco y flechas y en su cuello una flauta de pan. Se aferro a estas mientras era llevada por aquel enorme Wendingo hasta donde se encontraban ese grupo de personas. Se había desvanecido sobre la nieve sin darse cuenta.

Amarante no sabía hablar. No podía comunicarse con aquellos seres que la rodeaban, a los cuales había estado observando en la lejanía.
Al ver como el Wendingo fue decapitado, la pequeña fauno cubrió su rostro horrorizado, y comenzó a llorar nuevamente.
"Tal vez es otro de aquellos hombres de Mithrandis" Pensaba.
Temía mucho. Había visto una masacre en su ahora desaparecida comarca y ahora nuevamente a ese grupo de personas les matarían.

Permaneció en la esquina donde se supone que se encontraba y observó a todos ellos desde ahí. La conmoción era abrumadora y demasiado para un ser tan pequeño como ella.
avatar
Amarante

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Alanis el Jue 21 Ene - 23:09

-Bardo… Bardo… Eres un idiota.- Exclamó Alanis sin pena, estaba realmente preocupada por el estado de este. La chica pudo notar que se puso así después del golpe que recibió ella, como si la defendiera, pero esta idea era tan rara porque no había razones para ponerse así de violento. –Tranquila, hechicera, sé lo horrible que esto luce, pero se repondrán. Ambos, eso espero.- Dijo Josué, mientras acomodaba las cosas, el lugar había quedado hecho un desastre.

–Smarahdova…-  Fue más un susurro melancólico que una manera de dirigirse a alguien – Babas era un gran compañero, lamento mucho lo que le ocurrió… - Se notaban las miradas tristes de ambas compañeras, Smarahdova solo respondió como si quisiera aparentar estar “mejor” – Gracias, Alanis, en verdad agradezco que te tomaras el tiempo para decirlo.- Y la vampiresa continuó con la cura para los guerreros.

La situación era muy extraña, Aurelius, un  chico valiente y al parecer tan distraído que se puede meter en cosas de las que él ni siquiera está consciente. Al parecer era una maldición, pero la hechicera no creía esto; era más un tipo de encantamiento, como si algo o alguien lo controlara. Esta clase de pensamientos no eran muy buenos porque un encantador era lo más terrible que podría aparecer. –Disculpe, señorita Elysian, no quiero interrumpir sus pensamientos, pero pude notar que Aurelius… Miraba mucho aquella pintura, la de tu tatarabuela, ¿crees que tenga que ver con su antecesora?- Le preguntó Alanis a su gélida amiga, a lo que respondió con seguridad, –Puedo decir que hay algo en ese castillo, pero no pudo haber sido mi tatarabuela, ¿sabes? Ella era una buena mujer, amable aunque el aspecto de esa pintura no lo haga notar, incluso le agradaban los animales. Ella le tenía amor a su nación y a sus ciudadanos. Muy respetable, ella no pudo haber sido.- A lo que Ala dijo –Bien, con eso estoy excelente, gracias señorita.- Alanis se retiró y solo se acercó a examinar la puerta, con toda seguridad de que no tiene que ver con la antecesora de Elysian.

La pequeña fauno seguía en esa esquina, llorando y cubriendo su rostro con sus manos, Alanis  no estaba segura de qué hacer o decirle pues solo había convivido con un solo fauno en su vida. Recordó que esta delicada chica se había relajado un poco gracias a la música, así que tomo el laúd de Bardo, –Estúpido Bardo, solo sabes hacer una cosa bien...- Pensó.
Sus dedos tocaron esas maravillosas cuerdas, era mejor que nada en el mundo, se sentían perfectas, el laúd y ella eran uno solo. Sin pensar en la canción comenzó a tocar una pequeña melodía tradicional para niños. Ran ran, se escuchaba. La pequeña solo asomó su cabeza un segundo, notó su aspecto humano y volvió a esconderse, pero la hechicera sabía como atraer personas con la música, así que hizo unos cuantos arreglos en la canción original para que esta nena (como comenzó a decirle Alanis en su mente) se sintiera mejor y olvidara las horribles cosas que acababan de suceder. Los dedos de Erin  danzaban armoniosamente y la canción era tan bella que incluso ella quería cantar, notaba las orejillas de la nena subir y bajar, con ganas de más música. Pasó poco más de un minuto cuando la nena al fin mostró su rostro, se notaba una mejor expresión en ella. De repente sacó una flauta de pan y le hizo segunda, tenía mucho talento para su corta edad. Los demás también se reconfortaron un poco, a todos les hizo bien un momento como este. Cuando la canción terminó la nena se veía mejor. Erfin las elogió ante esa actuación musical.

Finalmente, Alanis  le dio su espacio a esta muchachilla y fue con Yantar para ofrecer su ayuda en otra cosa, se pusieron de acuerdo y todo el grupo se dividió algunos deberes. Cuando terminaran podrían hablar sobre el “encantamiento” de los muchachos.


Última edición por Alanis el Jue 21 Ene - 23:11, editado 1 vez (Razón : Estética (?))
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Elysian el Sáb 23 Ene - 3:33

La joven elemental desde la distancia observo a Lady, al ver en el estado en que se encontraba fue a la carreta buscando algunas cosas entre las pertenencias de sus compañeros, tomo un cuchillo, un frasco de cristal vacio, una tetera de porcelana y una taza. Disponiendo de todo aquello se dirigió hasta Josué indicándole.-Dale esta taza a Smarah, luego busca algo de comida cruda en las provisiones, quiero que las cortes en trozos y los pongas en un plato junto con unas galletas-. Hombre mitad cuervo confundido pregunto.- ¡Santas Plumas! ¿Para que necesitas todo eso?-.
A lo que la chica respondió.-Para la merienda de esta noche -. Asustado encorvándose dijo.-No me gusta cómo suena eso…-.  Corriendo lejos de Elysian hasta donde estaba Smarah

La chica se acerco al cuerpo de ambos jóvenes desfallecidos, formo con la nieve una mesa entre ambos, encima coloco la taza, el frasco y de inmediato saco el cuchillo, murmurándoles dijo .-Lamento mucho lo que voy hacerles-. Tomando el frasco corto la parte de debajo de este, coloco dentro de la tetera el frasco uniéndola con hielo; así dejando afuera las puntas filosas del cristal.
Con lo echo, tomo los brazos de ambos chicos, levemente encajo un pedazo de vidrio a Bardo, provocando que la sangre de este brotara cayendo dentro del frasco de cristal, poco a poco la tetera se iba llenando…
De inmediato, con delicadeza retiro el frasco de su brazo, enfrió la herida en el brazo de su compañero, evitando la pérdida de más sangre. Paso con Aurelius e inicio el mismo procedimiento con su brazo, provocándole una herida con una punta, sangre suya broto mezclándose con la otra en el interior de la tetera.

Terminando de recolectar la sangre para su amiga decaída, dejo ambos cuerpos con hielo en paz, camino y delante de la Vampiresa le sirvió de la sangre en la taza. Ella al oler la sangre tomo rápido de ella sedienta degustando cada gota terminándose su “Té”. La Vampiresa limpio su boca mirando apenada a Elysian.-Disculpa mis modales... ¿Podría tomar más?…tengo mucha sed-. Sonriente dijo.-Claro, aquí tienes, te daría toda la tetera pero sé que lo tomarías todo de golpe-.  Lady se sonrojo y tomo nuevamente la sangre de la taza, sabiendo que ella tenía razón en eso.  Erfin que  observaba el trabajo de Josué, se acerco a la Gélida Dama y pregunto inocentemente.- ¿Necesitas ayuda en algo?-. Y muy sonriente ella miro al Demo-Gato.

En una roca orando se encontraba el padre Jabel, cuando Erfin apareció a un lado de él, preguntándole.-Disculpe que lo interrumpa…pero Elysian me pidió que le preguntara ¿Tendrá algún encantamiento o algo que pueda aparecer bichos, gusanos o algo parecido?-.  Quitándose su Yelmo mostro nuevamente su rostro ante Erfin que al verlo, horrorizado quiso vomitar por el hedor proveniente del padre Jabel; entonces este indico.-No es necesario malgastar los santos pergaminos ante tal petición hermano, podéis tomar los bichos y gusanos que vos necesites de la cara de vuestro servidor, adelante-. Erfin aterrado se estremeció de la punta de sus pies hasta las puntas de sus orejas.


Pasaron 5 minutos…ambos chicos regresaron con lo ordenado hasta la Dama de Hielo, Erfin sollozando cargaba en sus manos todos los bichos y gusanos que pudo conseguir, Josué cansado brindo en un plato de porcelana la carne cruda y las galletas.
.- ¡Espléndido! Solo  falta  algo más para terminar-. En un aspaviento ella creó una gran mesa circular, de la nieve y el hielo a su alrededor formo diferentes asientos incluyendo un asiento más alto para la nueva integrante al mismo tiempo de sus manos diseño una especie de cazuela onda; allí mismo la chica mando al demo-gato a colocar los insectos en la olla.
Dejo todo en la mesa, tomando sin previo aviso ambas manos de sus compañeros comento.-No griten por favor-. Con la navaja en mano paso rápido el filo en las palmas de ellos, apretó con fuerza sus manos dejando que su sangre humectara toda la carne cruda y parte de los insectos.
Al terminar congelo los cortos de ellos, Erfin  y Josué se quejaron.-Que mala, no tenias que hacer eso-. Josué replico.-Si tiene razón-. Ella entonces explico.-Era necesario en realidad, si no pronto los otros incluyéndolos a ustedes serian la cena, de nuestra amiga vampiresa-.

Lady se levanto de su lugar hasta la mesa de hielo ahí tomo asiento y probó la deliciosa merienda que ellos prepararon exclusivamente para ella. Los demás integrantes excluyendo a los dos inmóviles de Bardo y Aurelius, tomaron igual asiento en sus sillas, en la mesa había vino, agua, frutas, vegetales y un poco de carne cocida solo lo esencial para alimentarse un poco. Por otra parte el padre Jabel tomaba una sopa inusual para los demás la llamaba “Estus”, una mescla de luz solar, cenizas y tierra. La doncella giro su mirada a la pequeña fauno, arrodillándose ante ella dijo.-Ven debes tener mucha hambre, no te hare daño lo prometo-. Algo temerosa e indecisa la miraba…poco a poco ella se acerco a la chica y la abrazo, su estomago dejaba salir rugidos leves por el hambre, Elysian cargándola la sentó en su silla ahí en un plato frente a ella coloco, vallas, raíces  y otras plantas.-No estoy segura si te gusta la leche en realidad…pero calentó un poco para ti, adelante come-.  

Con el tiempo los viajeros discutieron sobre la situación de sus compañeros, Alanís exclamo que era posible que aquella maldición fuera causada por algo o alguien mas, Shea pregunto .-¿Entonces aparte de nosotros, alguien más se encuentra en este castillo?-. Yantar respondió.-No estamos seguros, sugiero que hagamos dos grupos: el primer grupo  será el encargado de cuidar a los heridos y el segundo los que exploren el castillo-.
.-Yo me quedare a cuidar a los demás, incluyendo a la nena-. Se ofreció  la dama, luego la secundo Alanís junto a Shea, Yantar también se ofreció en quedarse por lo tanto Jabel, Erfin, Josué y Smarahdova serian el grupo de exploración…
Los cuatro se prepararon y se adentraron en los pasillos oscuros del castillo.

Por otra parte…
Desde una esfera de cristal alguien observaba a los dos grupos….
.-Todo marcha lo planeado… debemos prepararnos para la emboscada… ¿Has tomado control de los dos individuos?-. Cuestiono a otro con quien se encontraba.-En efecto, el maleficio en ambos guerreros  será imposible de desvanecer…gracias al crédulo del muchacho ante la aparición del “espectro” -.
Una tercera persona agrego.-Uldren, Variks preparen todas las pruebas para los 4 valientes, prepara una barrera, ninguno podrá regresar con nuestro objetivo…si sobreviven, sabrán lo que es el dolor -. Sonriendo.

Mientras en el campamento Shea arropaba a la pequeña Amarante, que había caído dormida. De repente se escucho el quejido y agonía del guerrero Bardo… Elysian y Alanís corrieron para ayudar pero Yantar las detuvo, alejándolas de él, Bardo se levanto, aferrando sus uñas a su espalda se alejo lo mas que pudo, arrodillándose a unos metros  el chico desapareció.
.-¿Qué sucedió? ¿Dónde está?-. Exclamo Yantar,  de repente una barrera apareció bloqueándoles el paso  al pasillo en el cual sus demás compañeros utilizaron para explorar.
Varias armaduras de la sala del Rey empezaron a moverse, con las armas que portaban rodearon a Yantar, Elysian y Alanís, Shea por otra parte resguardaba a la pequeña Amarante.
En otro lado del castillo los chicos se detuvieron al ver al otro extremo de un pasillo a su compañero Bardo, ante sus ojos el chico se transformo en un gran Berseker.

Desde la bola de cristal el 3 sujeto observando la situación comento .-Empieza el Juego-.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Jabel la Roca el Dom 24 Ene - 14:27

El padre se encontraba en un predicamento, podia facilmente eliminar a Bardo de la faz de la tierra con un golpe pero el sabia que estaba bajo un encatamiento y no podria matarlo por que si, pero por otra parte tenia que protejer a sus compañeros.

Bardo no dio tiempo de pensar y empezo atacar, Jabel se defendio usando su escudo y con el mismo lo tiro al suelo y antes de que Bardo se levantara, lo noqueo con un pequeño golpe del escudo. Jabel dijo: "Erfin y Josue, quedaos con Bardo, el golpe debe de dejarlo ahi un buen tiempo, niña vampiro, usted sirva de guardia para ellos 2, yo os adentrare mas a averiguar que causo esto". Dicho y hecho el padre se adentro, dejando a sus compañeros adentro.

Unos pasillos mas adentro el padre obserbaba los alrededores y al meterse en lo que era una habitacion,cayo en un agujero hecho por alguien; una persona comun y corriente podria haber salido de ahi..... pero el padre era demasiado pesado y con toda la armadura y armamento que cayo, era imposible mover sus brazos para poder golpear las paredes del hoyo y conseguir salir, simplemente se quede en el hoyo, lo unico que sobre salia era su cabeza, cuando de pronto escucho una voz, que decia su nombre, el padre trataba de escuchar de donde venia y de pronto una mano se posos en su cabeza y le dijo "ahora eres mio..." no paso nada, a lo que el padre dijo "Lamento informaos que magia y maldiciones no funcionan en mi..... por si vos intentabas hacerme algo por el estilo". la figura extraña le pateo el rostro, solo para lastirmarse el mismo el pie. "La armadura esta hecha de escamas de una criatura y solo yo me la puedo quitar.... es inutil que intenteis hacer algo" la figura enojada se marcho, cerrando la habitacion para que no encontraran facilmente al padre.

"......¿y ahora?". Dijo el padre mientras quedo atascado en agujero, solo la suerte diria si el padre salia de ahi....
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Yantar el Dom 24 Ene - 22:09

Los muros del castillo parecían un laberinto, Smarahdova, Jousé y Erfin seguían juntos. Debido a que el padre Jabel se movía lento decidieron adelantarse un poco. El Corvuon y el Demogato yacían alerta, temblando, detrás de la vampiresa quien ya había regenerado su herida, la sangre que consumió le hizo bastante bien y se encontraba lista para volver a la acción. Aún se sentía triste por lo que le había pasado a "Babas", pero salir con vida de ahí era lo más importante. -Me tenía que tocar con los chicos miedosos -pensó por un instante, ya que los sentía tiritar detrás de ella. El Demogato estaba todo erizado, la vampira le comentó que no invocara a sus golems mecánicos por el ruido que estos hacían al moverse, solo cuando fuera necesario sería el momento de sacarlos. Por otra parte, el híbrido estaba bastante callado, no quería llamar la atención de ningun ser malvado. -"Esto de seguro es obra de Mithrandis... Ese maldito sólo está jugando con nosotros..."- expresó la ojiesmeralda con odio. Sus amigos estaban en peligro y ella por igual.

Llegaron al tope del corredor, una puerta yacía frente a ellos, otra a su derecha en la pared y la otra en la pared contraria. 3 puertas... 3 integrantes. No parecía sensato separarse pero si cada uno entraba en una habitación sería más rápido el encontrar la fuente de las maldiciones que atormentaban a los guerreros. -"Bien, Erfin irá a la derecha y Josué a la izquierda, yo en esta."-comentó a sus acompañantes mientras se separaban para acercarse a sus respectivas entradas. El demogato temblaba, sacó su pequeña hacha por si era necesario atacar, el cuervo tomó en su ala derecha unas pequeñas bombas de humo por si las ocupaba y la quiróptera alargó sus garras por si acaso. A la una... a las dos... a las tres!

Tras el impacto de ver morir a "Babas", toda la nieve a su alrededor, su largo viaje por el bosque y la poca comida, el Lacertian se encontraba algo cansado, sin embargo, debía proteger a sus compañeras, no sabía cómo lo haría debido a que su staff  había sido alejado de él. Ya encontraría la manera. Sólo deseaba no tener que pelear pronto. Un ruido. Un ruido en la sala. No eran sus compañeras femeninas. Shea estaba cuidando de la pequeña fauno separada de él por una barrera mágica, el hada se encontraba tranquila para no despertar a la pequeña. ¿Qué era ese ruido? El ojipurpureo notó que las armaduras comenzaron a moverse, eran 3 armaduras. Como si se tratase de un juego para deleitar a alguien superior. Sus órbitas escanearon las armas que esos colosos tenían: La armadura verde poseía un mazo, la armadura azul una espada y la armadura amarilla cargaba una pesada bola de picos. Alanis retrocedió al ver aquellas enormes cosas cobrar vida pero canalizó su magia en sus puños. Elysian preparó su arco y flechas de hielo. Yantar por otra parte no tenía con qué atacar, si utilizaba su "magia" sin su báculo, los rayos saldrían disparados por doquier, el joven se despojó de sus guantes aislantes y enfocó un poco de la energía eléctrica en sus manos. No sabría como resultaría eso por lo que decidió alejarse un poco de las otras dos. -"No se preocupen por mí, yo los distraeré...-les comentó para mantener la calma. Sus movimientos eran rápidos por lo que podría ser buen objeto de ataque para tan pesados seres.

Shea se encontraba confundida y deseaba ayudar pero no podía dejar a la pequeña fauno solita. Observó a su alrededor y notó que ratas de hielo comenzaban a rodearlas. Esto obligaría al hada a atacar sin opción.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Shea el Lun 25 Ene - 16:21

La había pasado bien practicando su vuelo con sus nuevas y hermosas alas.
Shea  se sentía completa nuevamente. Fue doloroso cuando Erfin las instaló, pues se habían soldado a un cartílago donde iniciaban las alas a crecer, por suerte Shea sanaba rápido gracias a los poderes que usaba.
De pronto vio como dos de sus compañeros de viaje (uno de ellos no había tenido el gusto de conocer aún) Se encontraban en una sangrienta riña. De pronto el padre Jabel logró calmar aquel caos que recien había emergido.  Horrorizada, intentó permanecer distante de la situación. Al ver herida a Smarahdova y Aurelius, sintió su corazón estrujarse en un latido, en seguida apoyó para curarles sin dudarlo.
No se había dado cuenta el hada de la pequeña cría de Fauno que se encontraba acuclillada, temerosa de aquella pelea, sino hasta que le pidieron que se quedara a cuidarle.
Algo sospechoso ocurría, por lo que investigar era importante en ese momento. Además las pistas estaban casi completas, pues el pasado de Elysian cada vez estaba más claro ahora. Eso a Shea le alegraba mucho, pues era una de las personas a quien más admiraba.
Se adentraron al helado castillo. Todos se habían separado. El hada permanecía junto a la cría detrás de una barrera mágica que la separaba del resto, manteniendo en sus plegarias al destino por el bien de todos, en especial de Yantar, quien recién se recuperaba de el encuentro con la Vila... La pálida chica se preguntaba como haría Yantar para pelear sin su staff, sin embargo ella mantenía la fe en que todo saldría bien.

Era la primera vez que Shea se enfrentaba a un peligro completamente sola. La pequeña fauno permanecía en sus brazos, mientras que aquellas ratas de hielo se acercaban de forma amenazadora y hostil, con sus voraces fauces afiladas y ojos rojos. Su tamaño era descomunal, casi del tamaño de un perro de talla grande.

Sus agudos chillidos y gruñidos provocaron pánico en Shea y sosteniendo a la fauno de la cabeza, cubriendo sus oídos, Shea separó sus labios para dejar salir de su boca una altísima nota que resonó por  cada rincón del lugar, dejando que estalactitas cayeran sobre aquellos amenazantes seres y haciendo que ensordecieran otros, notándose que de sus oídos escurría líquido vital.

Aprovechando esto, el hada tomó a la pequeña Fauno en brazos nuevamente y tratando de mantenerse estable con las alas que Erfin le había diseñado, se elevó, sin mayor opción, pues en un caso distinto hubiera titubeado antes de usarlas, y con un gran esfuerzo se mantuvo en el aire, intentando proteger a la pequeña de cualquier peligro.
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por MasterKaoz el Lun 25 Ene - 17:36

Las tres figuras encapuchadas miraban los acontecimientos en sus esferas de cristal, uno de ellos, Uldren era un excelente tirador asesino, su historial abarcaba cientos de “eliminaciones” políticas pagadas por la Orden de Santa Alessandra cuando aún eran una simple minoría en el parlamento Imperial en Eastsol; Variks por su parte era un hechicero bueno con los encantamientos, ilusiones y animando objetos inanimados, por un tiempo fue un simple mago de circo entreteniendo a los nobles de las villas imperiales a lo largo de la frontera con Westeria cuando encontró su verdadera vocación al descubrir que podía controlar gente con sus hechizos…
Pero era el tercer tipo, para el que trabajaban, les causaba un miedo que no podían descifrar; su nombre era o al menos decía que era “Festus Heldaine”; el aclamaba que trabajaba para alguien en las altas esferas de poder de la Orden de Santa Alessandra pero Uldren y Variks no estaban muy seguros de ello.
El trabajo en si era el de matar a una tal “Elysian” cosa que a Uldren se le facilitaría de no ser porque el objetivo iba muy bien resguardada por un variopinto grupo de acompañantes muy unidos, Variks  con sus hechizos se encargaría de sepáralos y sembrar la confusión.

A Festus le daba asco trabajar con un asesino y con un hechicero… en especial el hechicero pero las ordenes de su señor eran muy claras. Matar a Elysian para así obtener la llave que les daría un arma capaz de matar a Mithrandis.
Heldaine podía ver el temor, la desconfianza en las mentes de sus “compañeros” de trabajo y le encantaba, aquellos individuos de mente embotada no comprendían la grandeza de la misión; también lo que no sabían sus “compañeros” era que estaban bajo su control, un sutil control mental mucho más avanzado que los arcaicos encantamientos del asqueroso hechicero pues a eso se dedicaba el, a controlar mentes en nombre y gloria de Santa Alessandra, al fin y al cabo no por nada era un Inquisidor pero el problema con su sofisticado poder era que solo podía controlar hasta tres mentes a la vez, estaba guardando su ultimo control por si las cosas llegaran a salir mal; las cosas iban según lo planeado pero nunca está de más ser precavido…

Las armaduras se acercaban amenazantes hacia las chicas y el lacertian con sus armas en alto, Yantar al colocar la energía en su mano sentía que esta ya se estaba descontrolando a pesar de que era poca la energía que usó. La armadura azul empezó a dar carrera con su espada en posición de estocada contra Yantar, el lacertian asustado saltó para esquivar el ataque pero al hacerlo lanzo por accidente la energía eléctrica en su mano que cayó cerca de Elysian, desconcentrándola, obligándola a disparar antes su flecha de hielo.
.- Lo siento. Exclamo Yantar mientras se reincorporaba.
Mientras tanto preparaba otra flecha cuando la armadura amarilla con la Estrella del Amanecer (la bola de hierro con picos) se lanzó al ataque contra ella girando la pesada bola del arma, la dama de hielo logro crear su flecha a tiempo, la disparo con precisión en el pecho de la armadura pero esta seguía avanzando; al ver que no podía esquivar el ataque se su contrincante, Elysian creo a su alrededor una esfera de duro hielo a tiempo de que la armadura amarilla dejara caer la pesada bola con picos de su arma sobre ella; una y otra vez  la armadura dejaba caer el peso de su estrella del amanecer sobre la protección gélida de Elysian que poco a poco cedía con cada golpe del arma.
Alanís iba a ayudar a la dama de hielo pero la última armadura le bloqueo el paso, la Wiccan dejo salir un fuerte alarido que hizo que la armadura verde se separara
.- bien… lo logre… acabe con una. Dijo Alanis con exhausto pues el grito le dreno bastante energía; pero la alegría no duro mucho, la armadura inmediatamente se volvió a unir; con fastidio Alanis suspiró y después se puso a la defensiva.

Shea aprovechando la oportunidad escapo con la fauno a un lugar más alto donde  miraba impotente como sus amigos luchaban contra aquellas armaduras, solo se limitaba a darle una sensación a la pequeña fauno pero la hada podía ver que en cada armadura había una luz tenue en su centro, no sabía si sus compañeros podían ver aquella luz, Shea entonces se cuestionó.- ¿Qué serán aquellas luces?
La pequeña fauno también podía ver esas luces y sabía lo que eran, no era la primera vez que las veía pero titubeaba si debía decirlo o no….


.- A la una… a las dos… a las tres. Exclamo la vampira al mismo tiempo que ella y sus compañeros demo gato y mitad-cuervo entraban a la habitación… estaba vacía, salvo por las cientos de armaduras pero podían sentir que no estaban solos en ella; la vampira le susurro a sus colegas.- manténganse alerta
Lentamente las armaduras empezaron a cobrar vida, dejando salir un chirriante sonido de oxido y escarcha al moverse.
Efrin pregunto.- ¿puedo convocar a mis maquinas ahora?
Con un suspiro la vampiresa respondió.- si Efrin... si puedes.
El Demo-gato convoco a sus máquinas que rápidamente fueron a enfrentarse a las armaduras vivientes; las máquinas y armaduras chocaron dejando salir un METALico sonido que retumbo por la habitación; fríos puños de hierro golpeaban escudos de acero gélido mientras cristalinas espadas y mazos destrozaban placas de metal. Josué también se unió a la refriega, se aventó a puño limpio conectando una lluvia de golpes
.-ORAORAORAORAORAORAORAORAORAORAORAORAORAORAORA. Gritaba de manera enajenada el hombre pájaro mientras lanzaba los golpes; Smarah decidió por quedarse en la retaguardia, no porque estaba cansada sino porque no quería quitarles la gloria a Efrin y a Josué; la vampira animando a sus compañeros exclamo.- ustedes pueden… Si… el triunfo está asegurado

De regreso con Shea y la Fauno que observaban como Alanis muy apenas podía esquivar el mazo de la armadura verde; la esfera de hielo protector de Elysian siendo destruida con la estrella del amanecer de la armadura amarilla y Yantar siendo perseguido por la armadura azul de manera algo graciosa (o al menos para Aurelius si estuviera consiente y presente)
La pequeña fauno por fin decidió por revelar la naturaleza de aquellas tenues luces en el centro de las armaduras
.- ti… tienen que destruir las… luces… para romper la conexión mágica. Dijo con nerviosismo la pequeña fauno, Shea se le quedo mirando con una sonrisa diciendo.- que linda, puedes hablar. La hada prosiguió con abrazarla con fuerza, la fauno desesperada exclamo.- no hay tiempo, díselos
.- oh cierto. Chicos, deben de atacar el centro de las armaduras para destruirlas. Exclamo Shea sin dejar de abrazar a la pobre Fauno.

Yantar fue el único que logro escuchar lo que el hada había dicho, no sabía si era verdad pero confiaba en ella y además no tenía muchas opciones; el lacertian nuevamente cargo energía eléctrica en la palma de su mano, esta vez era una cantidad mucho mayor, una vez cargada la energía dio una inesperada media vuelta y a quemarropa le lanzo su ataque a la armadura. El rayo impacto justo en el centro de la armadura, esta se convulsiono de manera violenta para después desmoronarse; Yantar feliz exclamo.- Oh cielos… en verdad funciono

Heldaine miro como la asquerosa lagartija resulto ser un asqueroso mago, se rio ante la idea de que algo si de por si repugnante pudiera llegar a un nuevo nivel de asquerosidad, después dirigiéndose al asesino ordeno amablemente.- Uldren… ¿serias tan amable de pasar a la acción?
.- si jefe. Respondió el tirador, una vez que se fue el misterioso Heldaine empezó a disfrutar del terror que sentía Variks al estar solo con él, en sus pensamientos el encubierto inquisidor se dijo.- como adoro trabajar con embotados…
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Alanis el Mar 26 Ene - 0:49

-¡Funciona! ¡Lo que ha dicho Shea funciona! Háganlo también ustedes chicas.- Dijo Yantar exaltado, - ¿Funcionar? Pero, ¿de qué habla Yantar?- respondió Elysian con sorpresa, no sabía a lo que se refería el joven lacertian. – Shea dijo que si apuntábamos al centro las podríamos destruir, y así fue.- a lo que Alanis exclamó con valentía – Eso suena mucho mejor…-.

A Elysian le tomó poco tiempo destruir a la armadura que la rodeaba, saltó lejos de esta, creó 5 flechas de hielo muy fuertes y las lanzó justo al centro. La chica helada tenía una buena puntería por lo que al tocar ese punto la armadura cayó al instante y se desmoronó. –Perfecto, así ya no funciona.- concluyó muy contenta Elysian, quitándose el polvo de encima.

La hechicera se preparó un poco para destruir a su contrincante, la armadura viviente de color verde, tenía tantas ganas de destruirla ella sola; -¿qué hago, qué hago? No tengo mucho que hacer para matarlo, ni quiera un mazo como el de ese gigantón… Primero lo primero…- pensó y dio unos pasos atrás, concentró su energía en su voz y sus puños, se envolvió con un orbe especialmente en partes vitales porque sabía que lo que haría sería una completa locura, una muy estúpida. –Vamos, ¡vamos!...- , dijo con una voz fuerte y a continuación gritó tan duro que el lugar se estremeció, la armadura se quedó paralizada y Alanis tuvo oportunidad de hacerlo. ¡1, 2, 3! Cerró los ojos y golpeó el centro de la armadura con sus propias manos, el golpe no dolió pero se escuchó un tremendo estruendo metálico que casi la deja anonadada. Salió disparada de ahí unos segundos después, pero, para su sorpresa había funcionado; la armadura se encontraba en el suelo hecha trizas. –Lo logré, maldición esto fue lo más extraño que he… Hecho…-, quiso terminar su triunfal diálogo con otras cosas pero cayó al suelo, no desmayada pero necesitaba un pequeño descanso. –¿Se encuentra bien, señorita Alanis?- preguntó Shea desde el lugar donde se encontraba con la pequeña fauno. –Por supuesto,- replicó Alanis, -solo necesito un respiro…- .

Con asombro y enojo de lo que acaba de ver, Heldaine dijo, irritado - No puedo creer lo fácil que les resultó a estos escuálidos viajeros terminar con tu trabajo, ¿no es verdad, Variks?- y este respondió con algo de nervios, para su suerte no se notaban en sus palabras –Así es, pero Uldren acabará con ellos más rápido de lo que les tomó hacerlos pedazos. Especialmente con las mujeres, ansío ver este derramamiento de sangre.-, su última frase estaba llena de convicción y morbo. Uldren estaba preparado para su trabajo, no le dolería matar a ninguno de ellos, por supuesto, no le dolía matar a ningún ser en este mundo con tal de satisfacer sus beneficios. Caminaba despacio, tranquilo, en realidad era mejor salir a trabajar que encontrarse en el mismo espacio con el degenerado de su jefe, él le llenaba la mente de pensamientos terribles sobre su persona. Estaba a tres habitación de poder aniquilarlos, -Excelente, cada vez más cerca a mis presas…-

Por otra parte, Alanis era sermoneada por parte de Elysian, –Alanis, no debiste usar tanta energía, fue increíble y nunca creí que hicieras algo así pero no estuvo bien, cuídate más ¿quieres?- dijo la señorita gélida en un tono maternal que a la joven wiccan le pareció tiernísimo, –Sí, hermana mayor, lo haré… En serio Elysian, agradezco tu preocupación pero estaré mejor, lo prome…- No terminó la frase, alguien o algo muy malo se acercaba. Shea estaba por bajar con la nena en brazos pero la hechicera le avisó con cautela –¡No!, Shea, quédate ahí arriba y por nada del mundo bajes. Chicos, alguien o algo se acerca, presiento que es muy, muy malo. Debemos protegernos o escondernos, no sé, preferiría la retirada… ¿Qué debemos hacer, joven Yantar?- El lacertian se veía preocupado, le alarmaba la expresión en el rostro de Alanis
–Bien, señorita Shea escóndanse bien ustedes dos y no baje de ahí a menos que sea imperativamente necesario, en ese caso deje a la pequeña fauno en ese refugio, debemos salvaguardarla por encima de todo.-
, Shea estaba desconcertada, quería ayudar, pero entendía completamente la situación  -Muy bien, no se preocupe por nosotras-, Yantar continuó con su plan - Alanis, Elysian, debido a que sin mi staff no puedo hacer mucho las requeriré, pero seré al primero contra el que nuestro amigo se enfrente, ¿entienden? No quiero que nada les suceda. Antes que nada… Escondámonos, le daremos una emboscada, ustedes por allá y yo de este lado,- dijo, señalando algunos lugares que estaban perfectamente para usarse como defensa, -¿están listas? ¿En qué momento llega, Alanis?-, ambas respondieron –Listas.- y Alanis calculó según su clarividencia –Está en la siguiente habitación…- Un instante después las puertas se abrieron.

-Oh sí, veamos cómo reaccionan ante esto.- mencionó el encapuchado, con una sonrisa diabólica.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Elysian el Dom 31 Ene - 4:46

Heldaine que miraba atraves de la esfera de cristal de Variks, le ordeno.-A los demás intrusos, de uno a uno quítales su energía, que no puedan moverse, no importa cuántas armaduras o trampas…no dejes que se acerquen a los otros 3, en especial a la chica de hielo-. Variks asintió ante eso, coloco sus manos sobre la bola de cristal conjurando un hechizo su energía se canalizaba a la bola de cristal.
Por otra parte Smarahdova, Erfin y Josue continuaban luchando contra las armaduras, esta vez sintieron el suelo temblar, de otras puertas más armaduras se acercaban pero juntándose en un punto todas ellas se unieron creando un inmenso gigante sosteniendo una espada y escudo de igual tamaño, fue una locura lo que sus ojos contemplaban…
.- Demonios, ¿Enserio esperan que pelemos contra esa cosa?-. Comento la chica vampira con fastidio. Erfin les ordenó a sus robots que atacaran  pero de un golpe con su espada destruyo a uno de ellos.-¡¡No!! ¡¡Mi bebe!!-. Exclamo el demo-gato. En el mismo instante Josue había ayudado a Erfin a esquivar ese ataque serio le dijo .-Podrás repararlo después, concéntrate en el grandote-.
.- Necesitamos más ayuda aquí-. la vampireza elevándose les indico .-Chicos ustedes distráiganlo, buscare al padre, resistan-. Rapidamente busco y busco hasta donde la barrera mágica le permitia andar, en un cuarto cercano escucho un sonido empujando las puertas de este con una patada, entro aleteando con sus alas e observo un inmenso hoyo en el suelo, ahí encontró atascado al arzobispo. El Padre al verla alegrado dijo.-Gracias al señor por esta bendición, me habéis encontrado-. Smarahdova tocando el suelo le pregunto.-¿Cómo quedaste atrapado ahí?-. Mientras ideaba una forma de sacar al padre de ese embrollo; este tranquilamente le respondió .-Un extraño personaje con capa fue que me apreso, tal parece que fue aquella persona quien hechizo a nuestros hermanos…no los subestimes-.
De repente la salida fue bloqueda, encerrándolos a ambos en el mismo cuarto, lady dio nuevamente una patada pero no hubo resultado alguno, fue una trampa desde el principio ella frustada aleteo por toda la habitación buscando una manera de salir, se sentía como un pequeño murciélago en una jaula, el padre al ver a su amiga le dijo .-Si logro salir de aquí, yo mismo podre romper la pared, pero necesito de tu ayuda-. Atenta a lo que dijo volvió al suelo e incada pregunto .-Muy bien te escucho…¿Cómo puedo sacarte de ahí?-.

Al otro lado en la sala del Rey…
Los chicos observaron como un ente con capa apareció detrás de las puertas, al estar lo mas cerca de un rango de ataque, Yantar ordeno a las chicas que atacaran, Elysian lanzo varias flechas de hielo, Alanis conjuro un hechizo que de ella una luz blanca se desprendio, lanzándose ante aquella persona; por ultimo Yantar con lo poco que podía controlar sus rayos con sus manos, los lanzo hacia aquel sujeto. Todos vieron como sus ataques impactaron al encapuchado sujeto, Yantar que fue el primero en salir de su escondite se acerco para verificar que estuviera muerto, sin embargo observo que no estaba mas que aquella capa en el suelo.
Yantar al ver esto volteo y grito .-¡Es una tram…!-. sin poder terminar sintió un agudo dolor cerca de su hombro, miro  a su izquierda con sus pupilas dilatadas observo como una flecha había atravesado su cuerpo, repentinamente otra flecha disparada atravesó su pierna derecha provocando que el Larcetian cayera al suelo agonizando de dolor.
La hechicera se horrorizo al verlo con fuerza grito .-¡¡YANTAAAAAR!!-. el chico en el piso sangraba mirando a sus compañeras dijo .-No salgan…cuidado…-.
De la sombra de la otra habitación Uldren sonriendo dijo .-¿Enserio creyeron que caería en su juego?-., camino hasta donde el chico se encontraba y con su pie aplasto su hombro provocándole mas sufrimiento.
Yantar quejándose gritaba a todo pulmón.-¡¡¡AAAAAGH!!!-. Alanis que no soporto verlo sufrir asi salio de su escondite y le suplico .-¡¡DETENTE!! ¡¡DEJALO EN PAZ!!-. La chica Gelida brinco de lo alto en lo que se encontraba y lanzando una flecha de hielo, hizo retroceder a Uldren pero fallando el tiro.
.-Vaya, vaya, vaya...esperabas derrotarme con ese ataque ¿no es así?-. Mirando a los ojos a la elemental desafiante, giro su vista a la otra chica, ella al notarlo le ordeno a la hechicera .-¡¡CUBRETE!!-. creyendo que estaría en peligro, Uldren al observar la distracción de esta, saco  de su espalda una ballesta y apuntándole a la dama de hielo, tiro una flecha de metal a su cuerpo, esta con mucha fuerza impacto un costado de su gélido estomago quebrándole una parte de ella.
Elysian cayó al suelo arrodillándose dijo .-No puede ser posible…-.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Yantar el Mar 2 Feb - 15:54

La vampireza observó al padre Jabel atorado en ese hoyo pero al tratar de sacarlo de ahí, la chica recibio un shock de luz sagrada, casi letal para ella. -"M...Maldición...." -mucitó entredientes. Un hechizo de luz rodeaba al padre para que ninguno de los seres lo tocara, ya que Erfin era un Demo-Gato una raza oscura al igual que los Corvuon, raza híbrida a la que Josué pertenecía. Era un plan muy bien elaborado, que solía cambiar según las decisiones que los integrantes tomaban. Smarahdova yacía en el suelo sin poder moverse, la habitación estaba completamente cerrada por las barreras y el unico capaz de ayudar estaba atorado en un agujero.

Mientras tanto, en la habitación contigua... Erfin y Josué continuaban peleando contra la gran armadura. El Demo-Gato estaba completamente erizado, metió su mano a su bolsillo de donde sacó una esfera de metal negruzca. -"Jamás lo he usado... pero situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas... esto gastará mucha de mi energía debido a la invocación..." El chico peludo expresó con algo de terror, sin embargo, estaba dispuesto a usar toda su energía para no ser asesinados. En un abrir y cerrar de ojos, la esfera se encontraba justo en frente del Titán metálico para dejar salir un resplandor cegador seguido de sombras y magia. El Corvuon sujetó al gato quien estaba muy debil por la invocación. De aquel juego de luces apareció una máquina gigante, la cual tenía en su espalda grabado: C0L055U5. Era la máquina más espectacular y fuerte del pequeño Demogato, su energía era impulsada por la misma del joven híbrido. Una batalla se hizo presente. El Corvuon lanzaba todo su armamento el cual era invocado por igual mediante su propia energía. Ambos participantes se encontraban cada vez más débiles.

El dolor era insoportable, las flechas estaban incrustadas profundamente en sus tejidos. La sangre corría pero sabía que no debía sacar las flechas aun o podría ser peor. Sus ojos se posaron en las doncellas con impotencia. Aquel ente estaba ahí frente a él y no podía hacer absolutamente nada. Alzó a mirada hacia la joven hada que yacía horrorizada al ver dicho espectáculo. ¿Acaso sería ese el final para él? Sus heridas no eran de muerte, claro... pero si el misterioso ser lo atacaba? Sería ee su fin, en manos de un desconocido? -”No puedo terminar... así.....”-el joven pensó para sí mismo. Estaba indefenso, su staff se había ido, no tenía cómo salvar a sus compañeros esta vez. Para él, rendirse parecía la mejor estrategia.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Shea el Miér 3 Feb - 13:51

Desde lo más alto que podía mantenerse con sus nuevales alas manteniendola estable en el aire, observaba el combate de sus compañeros con aquellos seres.
Trató de mantener la calma, pensar con más claridad. De pronto viró su mirada hacia la pequeña fauno, quien al parecer no entendía mucho de lo que sucedía, su mirada llena de temor y confusión conmovió a Shea, quien la sostenía maternalmente en brazos, e intentó tranquilizarla.
-Sé que tienes muchas dudas y la verdad también las tengo... La situación aquí es algo confusa- dijo el hada, intentando aclararle un poco la situación.- La chica de hielo que viste con nosotros, ella perteneció a la realeza de aqui... Pero hay quienes intentan destruirle. Nosotros somos sus amigos y estamos intentando ayudarla y salvarla... Hemos viajado por mucho tiempo. Yo los acompañé desde Silentwood... Y de momento intento ser lo más útil que pueda. Te prometo que todo saldrá bien.-Le sonrió con ternura a la "nena" mientras la abrazaba dándole un poco más de confianza.

La pequeña fauno señaló a los seres gélidos que continuaban saliendo de diferentes grietas que se encontraban cerca del suelo.
Más ratas de hielo comenzaron a salir. Shea no podía continuar sosteniendo a la "nena" en sus brazos e intentar luchar contra esos repugnantes seres. La desesperación recorría su torso, sintiendo sus latidos golpear su pecho incesantemente.
Fue entonces que dejó a la pequeña sobre una pendiente, que sobresalía de la estructura del interior del castillo, poco antes de tocar el techo, con una daga para su protección.
- Úsala si es necesario... Volveré por ti - Y descendió velozmente hasta llegar a sus adversarios.

El hada no gustaba de usar sus poderes, prefería mantenerse alejada de cualquier problema y por ello sus compañeros siempre la consideraron un ser de "Paz" y de "Luz", ajeno a cualquier daño. Por ello la mantenían alejada de todo peligro. Pero el hada podía hacer más que ver el el destino o cantar muy bien. Así que descendió hasta la altura de aquellas ratas y con solamente una breve mirada, hizo que unas atacaran a otras, volviéndose la lucha entre ellas su propósito en ese momento. Era la primera vez en mucho tiempo que usaba sus poderes para herir a alguien. Al mismo tiempo que unas se atacaban con otras, Shea entonaba notas musicales a un altísima frecuencia, haciendo que siguieran confusas y continuaran atacándose entre sí.

Shea dio un vistazo a través de la barrera mágica mientras mantenía ocupadas a las ratas de hielo, no podía dejar de ver a Yantar. El había dado su staff a cambio de la libertad de ella. Shea tenía un mal presentimiento algo estaba por suceder, algo muy malo.
De pronto, el tiempo parecía ir lentamente: Algo atravesó a el joven Lacertian, quien cayó lentamente de rodillas al piso cristalino. La sangre goteaba sin detenerse y los ojos de Shea se inundaban de lágrimas. En ese momento, perdió el control de la hipnosis que sostenía hacia los gélidos roedores, acercándose lentamente de forma hostil hacia la chica feérica.
- Yantar... sus ojos comenzaron a resplandecer una luz celeste. Se volvió hacia las ratas y la ira se desató en la pacífica Shea. Se elevo en el aire, alejándose de el ataque de uno de esos entes de hielo rastreros. Un agudo grito desató una ola de hipnosis hacia aquellas criaturas, haciendo que sus cabezas se hicieran añicos una tras otra.
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por MasterKaoz el Miér 17 Feb - 20:47

Uldren ponía otro virote en su ballesta dispuesto a rematar a Yantar que lo tenía bajo su pie, Alanís por su parte intentaba quitarle la flecha incrustada en el cuerpo de la dama de hielo pero no podía
.- ¿Por qué nos haces esto? Pregunto con desesperación la joven Wiccan.
El asesino respondió con una sonrisa macabra.- no tengo nada personal en contra de ustedes, es solo trabajo… un trabajo que en verdad disfruto
.- e… eres un maldito monstruo… Dijo entrecortadamente Yantar; Uldren riéndose contesto con sarcasmo.- oh basta tú, vas a hacer que me sonroje.
El asesino disparo su flecha contra el abdomen del chico-lagarto haciendo que gritara nuevamente de dolor pero inmediatamente fue callado por una patada directo en la cara, cortesía de Uldren.
Un golpeteo entonces se empezó a escuchar, Alanis y el misterioso sicario voltearon a donde se producía aquel sonido que resulto ser Shea enloquecida por la rabia golpeando la barrera magica que de momento no parecía ceder pero Uldren no iba a tomar riesgos, coloco otro virote en su ballesta y apunto a la joven Alanis que impotente se quedó paralizada de miedo.

El Sicario disparo su letal flecha contra la Wiccan, ella por instinto cerro los ojos por un momento pero al no sentir nada los abrió y para su sorpresa vio a Aurelius enfrente de ella con la flecha clavada en su brazo
.- ¿Aurelius?... Pregunto la joven Alanis con sorpresa pero su compañero no la miro, simplemente con paso torpe empezó a caminar hacia el sicario con la espada de hielo en mano, Uldren rápidamente recargo su ballesta y disparo contra el imperial mientras exclamaba como si se dirigiera a alguien.- Maldita sea Variks, tu encantamiento se está disipando.
La flecha del asesino esta vez impacto en el abdomen de Aurelius pero el joven imperial seguía avanzando, aumentando más su paso; Uldren entonces opto por escapar pero Yantar que había recuperado la conciencia, lo sujeto fuertemente de las piernas, El sicario con una mezcla de desesperación y furia empezó a golpear al Lacertian mientras gritaba.- ¡SUELTAME MALDITA Y ASQUEROSA LAGARTIJA!
Yantar por el cansancio y sus heridas soltó al asesino pero ya era tarde para él, Aurelius le lanzo una estocada en la pierna derecha obligando a Uldren a ponerse de rodillas mientras gritaba, acto seguido, el imperial le dio un contundente golpe al sicario con el pomo de la espada varias veces hasta que se desplomara en el suelo, por ultimo encajo la espada a un lado del magullado rostro del asesino
.- no… ¿no me vas a matar? Pregunto confundido Uldren a lo que el joven imperial respondió señalando la barrera mágica desquebrajarse con cada golpe que daba Shea.- creo que le cederé ese honor a mi amiga Shea…
Sin Mas Aurelius con lo poco de fuerzas que le quedaban en el de por si sobrehumano esfuerzo movio a Yantar lejos del asesino, una vez con Yantar a lado de Elysian, el joven imperial se desplomo tosiendo sangre; Alanis de inmediato empezó a atenderlos pero le preocupaba más la dama de hielo pues aquella flecha incrustada parecía no ceder ante nada y era necesario removerla.
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Elysian el Vie 8 Abr - 0:49

Alanís miraba la flecha que atravesaba a la joven dama de hielo, esta la miro sonriendo para que se tranquilizara.-Yo estaré bien, no te preocupes por mi-. Comento la doncella.
Ella se acerco a sus otros dos compañeros, por la sangre que Yantar había perdido por las heridas se encontraba muy pálido pero algo consiente, Aurelius parecía ya estar ya no estar del todo bajo aquel encantamiento sin embargo aun necesitaba descansar.
Elysian se levanto arriba observo a Shea que determinadamente intentaba romper por fin con la barrera.

Mientras tanto en otra parte
Poco a poco en la batalla contra los autómatas del Demo Gato, el hechicero Variks perdía magia cada vez que reconstruía una pieza de la gigante armadura y las pequeñas a su alrededor.
.- Maldición… -. Se dijo así mismo Variks.-si esto continúan así, no seré capaz de mantener el escudo mucho tiempo…solo es cuestión de minutos… -. Pensó preocupado desde su bola de cristal.
En el otro lado de la batalla Erfin convocó a su máquina más poderosa, el Colossi MK-I, un gigante de 4 metros de puro metal armado que muy apenas podía moverse.
Al otro lado de la habitación se encontraba Festus, que contemplaba la batalla del grupo de viajeros mediante un gran círculo dibujado en el suelo, todo lo acontecido le provoco una rabia enorme, este exclamo.- Incompetentes, ignorantes-. el inquisidor dispuesto a matar a cada miembro del grupo con el arma insignia de la Orden de Santa Alessandra, se coloco al centro de aquel circulo .-Me encargare de esos estorbos y la chiquilla de hielo personalmente-. El circulo brillo de color rojo eh hizo desaparecer a Festus al instante.
En otra parte…
El padre Jabel que permanecía en aquel hoyo desde hace demasiado tiempo intento nuevamente tratar de salir, esta vez pudo moverse .-Hermana Smarah, al fin el señor misericordioso ha escuchado mis plegarias y me ha brindado su fuerza, no os preocupéis que pronto saldremos de este infierno -. Exclamo con euforia, asi mismo se elevo el brazo de Lady respondiendo
.-Hurraaaaa….-. Ante la noticia sarcásticamente hablando.

Regresando con los chicos
Cuando todo parecía estar bajo control, la Gélida Elemental escucho unos fuertes pasos, nuevamente algo se acercaba, en efecto ante ellos apareció el líder del Grupo Heldaine Festus, Uldren al verlo contento se arrastro hacia donde estaba el pidiendo que lo ayudara, pero este ignorandolo, tomo una de las hachas de las armaduras en el suelo, revisando su filo la alzo con una mano, la dejo caer sobre su compañero, partiéndolo en dos de la cintura, con gran dolor y agonía Uldren gritaba de desesperación perdiendo sangre en abundancia. La tres chicas no podían creer lo que veian…la doncella con desprecio lo miro, colocando su mano atrás de su espalda, se alejo poco a poco de sus compañeros malheridos, sabía que era una gran amenaza y sin ayuda todos ahí morirían. Sin previo avisó creo una roca de hielo con fuerza lanzándola contra el enemigo este la atrapo con una mano, la chica sorprendida se asusto, Festus giro su cabeza con una sonrisa quebró con fuerza la roca en su mano.
Festus lentamente se acerco a la doncella presentándose ante ellos dijo.- ¿Mis modales donde están? Permitanme presentarme soy Heldaine Festus, de la Orden de Santa Alessandra, desde su llegado los hemos observado, manipulado y provocado toda esta destrucción que ven ante ustedes, solo con el simple propósito de cumplir nuestro objetivo…-. Sacando sus fuscas apunto contra la doncella…
.-Tú completas aniquilación-. Disparo ambas a la gélida chica , sin embargo sus proyectiles fueron interceptados por un pequeño muro de hielo solido que rápidamente creo ella para protegerse del ataque una parte fue atravesada pero ella no recibió daño.
.-Muy audaz niña…- mientras recargaba sus fuscas, Elysian se alejo mas de sus compañeros para que evitaran ser lastimados, Alanis le grito a ella .-¡Huye rápido de aquí Elysian o te matara!-. Ella volteo atrás al escuchar a su compañera, pero un recuerdo llego a su mente en ese momento…

-Flashback-
Ante ella las flamas y el caos en el castillo, soldados que protegían la entrada, un cuerpo que era consumido en las llamas, el sonido de una corona caer, todo eso la había dejado en shock, entonces escucho una voz familiar que le decía…
.-Hija, Hija mía debemos partir rápido… pronto huye… corre-. Ante ella estaba su Madre la Reyna.
Llorando la doncella dijo.-Lo lamento…Madre…-. Sufriendo por la pérdida de su padre y lo que ocurría-.
La Reyna le grito.-¡Rápido corre!... ¡Huye Elysian!... ¡¡HUYE!!-.
-Fin FlashBack-

La doncella despertó de su trance solo para observar que el inquisidor tenía una de sus Fuscas frente a ella apuntándole jalo del pistón al decirle
.-Tuviste la oportunidad de salvarte...ahora morirás-. Ella cerró sus ojos ante su final, Heldaine al verla bajo la fusca riendo menciono…
.-¿En verdad creíste que seria así de rápido?-. Murmuro a la doncella.
Elysian iba a cuestionarlo cuando el inquisidor con su mano derecha tomo la flecha de Uldren, levantando a la chica por completo, ella tomo una parte esa misma flecha mirando a los ojos.
Este con suma fuerza la azoto al muro de hielo con todo y flecha, una parte de su espalda fue quebrándose poco a poco tras los severos azotes que recibía en la pared helada, la doncella gritaba con desesperación pues no solo se quebrantaba mas, la flecha que la había traspasado la destruía, era tanto su dolor, el sufrimiento de cada pedazo de su gélido cuerpo que perdía, súplicas y alaridos se escucharon hasta lo más lejos del castillo, Elysian no podía escapar de aquel terrible momento.
.-¡¡¡BASTA, BASTA, NO MAS, NO MAS!!!-. Se escucho rogar la joven hechicera ante aquel asesino, que descalabraba a su amiga. Yantar y Aurelius impotentes al ver tal escena pos su heridas se lamentaban, Shea desperada por ayudarles intento todo porque el campo se disipara.

Aquel villano dejando clavada a la doncella en la pared, volteo a ver a la hechicera, este sonriendo muy perversamente.-Veo que quieres ser la siguiente…-
Sacando sus fuscas, rápidamente se dirigió al lugar donde Alanís, Yantar y Aurelius se encontraban, pero sorpresivamente al llegar frente a ellos unos fragmentos de hielo, atacaron al inquisidor, este esquivo el ataque, volteando hacia la elemental esta cayó al suelo mal herida, como último ataque de ella, lanzo un pedazo grueso de hielo al ojo de Fetus que se introdujo en el, cegándolo del lado derecho.
Heldaine sostenía su ojo ensangrentado, por el dolor.
Elysian aprovecho la oportunidad, reincorporándose camino hasta una palanca, levantándola una puerta apareció a su lado.
.-Debo huir rápido…-. Se dijo a si misma caminando lo más rápido que sus pies y piernas podían.
Festus después de unos minutos, tomo el pedazo de hielo que sobresalía de su ojo, sacándolo con fuerza, lo dejo caer.
.-¡Esa maldita me las va a pagar!-. dijo entredientes, en eso, Alanis le bloqueo el paso. Al verla con un golpe, la lanzo lejos noqueándola.
Sin ninguna otra interrupción él se adentro aquella puerta, cerrándose tras el.

Por otro lado…
Variks ya no podía controlar más sus encantamientos. Solo le quedaba poca magia, No tuvo más remedio que, desvanecer las armaduras, la prisión del padre y el encantamiento completo de Aurelius.
Alejándose de la bola de cristal, el escudo en todo el castillo desapareció.
El hechicero fue al gran círculo que Festus había creado, este se activo y desapareció por completo del castillo, huyendo de aquella zona.

Elysian agotada, caminaba por la nieve sin rumbo, había una tormenta, se observaban rayos y fuertes truenos alrededor, estaba completamente aterrorizada, pero continuo caminando hasta llegar a la punta de un acantilado de la Montaña.
No había salida de ahí. Ella se arrodillo, con las manos en la nieve se apoyo, su mano derecha se aferro al suelo y de un fuerte resplandor la figura del Asesino se mostraba tras de ella cada vez mas cerca. La doncella de Hielo volteo con terror aquella figura, nuevamente una visión apareció ante ella, la figura de una persona distinta atrás de ella, su sonrisa, el placer gustoso de verla en sufrimiento que reflejaba en su mirada, ante sus ojos Mithrandis I apareció.

Con lagrimas en los ojos ella pregunto lamentándose.-¿Por qué?....-.

avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Jabel la Roca el Lun 11 Abr - 13:17

Pero no era una alucinacion, el que estaba ahi realmente era Mithrandis, Festus todavia le seguia el rastro a Elysian. Antes de que Mithrandis dijera algo el padre Jabel se lanzo hacia Elysian y la teletranporto a un lugar con luz donde Elysian empezo a ver a todos sus compañeros dormidos y sanadose, ella tambien empezo a sanar pero antes de que pudiera comprender que paso, cayo dormida. El padre vio a Mithrandis y.....

(Oh cierto, ¿que paso con Festus, lo que quedo de Uldren y los demas?)

Por fin tras moverse pudo salir del agujero y usando un milagro, el padre Jabel alijero su armadura y corrio tomando a Josue, Smarah, y al demo gato con el mientras llego rapidamente al la sala donde todos los demas estaban inconcientes y mal heridos.
Sin pensarlo Jabel saco 8 pergaminos y lanzandolos se quemadron mientras toda la estancia se llenaba de luz y empezaba a sanar a los demas, Erfin y Josue querian acompañarlo pero el milagro los puso a dormir. Cuando se iba a ir a buscar a Elysian vio el cuerpo partido de Uldren a lo que el padre lo interrogo "¿A donde fue vuestro asesino?" Uldren con lo poco de fuerzas señalo un lugar y padre, apiadandose de el, decidio acabarlo rapidamente para que no sufriera, le dejo caer su comillo de dragon en el rostro, exterminandolo de una vez por todas.

Festus iba siguiendo el rastro de Elysian cuando escucho que lo seguian, al voltear vio al padre... este no lo lograba ver debido a su herida en el ojo pero desenfundo su arma y disparo a Jabel, este simplemente recibio el disparo sin ningun efecto "Armadura de dragon y no de cualquiera, si no de una de las escamas de Mithrandis, os preocuparia si vuestra arma fuera de material divino". Festus reconocio la voz ".....¿Jabel? ¿Que hace usted aqui?" a lo que Jabel acercandose le dijo "Repartir justicia a la maldad, ese fue el mensaje que deje a la inquiscion, jamas os dije cazar otra especies, veo que en mis años de ausencia han corrompido lo que la inquisicion debia ser, no me queda mas opcion que terminaros vuestro trabajo....limpiar el mal" y antes de que Festus reaccionara le dejo caer el colmillo de dragon, esparciendo todo el lugar con las tripas del desafortundo.

Siguiendo las huellas encontro a Elysian...

(ahora regresemos a donde nos quedamos)

Jabel estaba de frente con Mithrandis, que cambio su sonrisa a una cara mas seria "Jabel, mi gran comandante.." a lo que Jabel enojado respondio "Ex-comandante por lo que a mis respecta, vos sabeis perfectamente por que" Mithrandis continuo hablando "Vamos Jabel, solias ser uno de mis mejores hombres, ¿por que cambiaste de bando?" Jabel le respondio "Por que aprendi que toda vida es preciosa, algo que vos nunca supiste apreciar, vos queres llenar todo con oscuridad y terror y exterminar a los que oponeis" Mithrandis riendose dije "Y tal vez que me devuelvas mi colmillo y mi garra" señalando con dedo indice sin uña y sin su pedzo de carne su diente que le faltaba el colmillo superior derecho. Jabel levanto el escudo y el mazo y dijo con un poco de humor "Bueno, tomalo como mi indemnizacion por los años que os servi" y asi, ambos sujetos cargaron contra el otro.

Pasaron 2 dias..

Elysian desperto y para su sorpresa no estaban en la motaña, si no en una cabaña a las afuera como de una gran aldea y ella al voltear vio que estaba todos sus compañeros dormidos a exepcion de Jabel que no lo veia por ninguna parte, Elysian bajo y vio que habia una cocina con varias cosas, unos baños y mas y en la sala vio al padre Jabel pero estaba algo raro, su armadura estaba totalmente negra, al igual que su escudo y su mazo, como si estuvieran muy quemadas, y el padre estaba recostado, como inmovil, habia una nota aun lado de el que decia "Os explicare despues, no despertare si no hasta dentro de 4 dias, tened cuidado" y vio la fecha, faltaban 2 dias para que el padre despertara.

Elysian abrio la puerta principal y vio un lindo y soleado dia..

Un soleado día que comienza aquí: http://luciferis.foroactivo.mx/t34-merecido-descanso
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias Trágicas: Castillo Norling

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.