Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Últimos temas
» Merecido Descanso
Mar 17 Ene - 19:06 por Yantar

» Ficha de Silmew
Jue 14 Abr - 21:26 por Yantar

» Memorias Trágicas: Castillo Norling
Lun 11 Abr - 13:17 por Jabel la Roca

» Los Páramos Helados de Northal
Miér 20 Ene - 7:44 por Amarante

» Amarante: La hija del bosque.
Dom 17 Ene - 13:39 por Yantar

» Bardo, El Caballero Andante
Miér 25 Feb - 23:30 por MasterKaoz

» Lo que el destino nos tiene preparado
Lun 24 Nov - 12:02 por Shea

» Ficha de Arzobispo Jabel
Dom 7 Sep - 21:28 por Jabel la Roca

» Magos (Limitados)
Dom 7 Sep - 11:21 por Yantar

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Compañeros

Crear foro




Merecido Descanso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Merecido Descanso

Mensaje por MasterKaoz el Lun 11 Abr - 15:25

Elysian al abrir la puerta principal vio un lindo y soleado día en un pueblo costero donde la refrescante brisa marina soplaba gentilmente sobre su gélido rostro, aquella brisa le sentaba bien a la dama de hielo que sin darse cuenta se perdió en el hermoso paisaje que el pueblo le brindaba
.- veo que ya estas mejor. Dijo Bardo sacando a Elysian de su pequeño trance, la elemental volteo para saludar a su compañero de viaje pero sorprendida vio el desgaste físico que sufría, grandes y oscuras ojeras, palidez en la piel y su mirada se mostraba apagada y distante
.- ¿te encuentras bien Bardo? Preguntó con preocupación al ver el estado de su compañero a lo que el respondió.- sí, estoy bien de hecho estaría peor si no hubiera sido por la intervención de Jabel
.- ¿y qué hay del padre Jabel? Pregunto Elysian sin perder el tono de preocupación a lo que el espadachín extranjero contesto.- no lo es, yo estuve la mayoría del tiempo semiinconsciente, lo único que logro recordar es la pelea que tuve contra el guerrero gélido hasta el momento que golpeo a Alanis, después de ahí solo recuerdo la ayuda de Jabel
.- entonces no lo recuerdas. Exclamó Aurelius saliendo de la habitación, lo que tomo a ambos por sorpresa fue el vendaje que cubría su ojo izquierdo, pero lo que Elysian si logro captar y Bardo no fue la mirada llena de odio del imperial hacia el extranjero
.- ¿recordar que? Pregunto confundido el despistado guerrero a lo que Aurelius respondió con una extraña calma.- no importa, por cierto Bardo necesitas descansar un poco mas
.- po- por supuesto… si me disculpan. Respondió Bardo y pasó a retirarse, una vez solos la dama de hielo pregunto.- ¿no piensas decirle lo que…?
.- voy a salir un momento. Contestó el imperial ignorando a Elysian, saliendo de la cabaña.

La Dama gélida tenía muchas dudas pero tal parecía que las respuestas las revelaría Jabel, ella se sentó a lado de él esperando que mágicamente el padre despertara y empezara a hablar pero era más que obvio que no iba a pasar; entonces llego la posadera, una linda joven de pelo rosa claro, ojos azules, tez blanca y vestida de sirvienta; al ver a Elysian despierta exclamo.- me alegra que estés bien, hace un par de días estabas muy mal
.-muchas gracias… Respondió sin mucho ánimo la elemental
La posadera al ver el estado de ánimo de la dama de hielo para alegrarla un poco comentó.- se ve que tú y tus compañeros de viaje necesitas descansar y divertirse, para su suerte están en el lugar indicado
.- es cierto, ¿en qué lugar estamos? Pregunto Elysian con cierta curiosidad a lo que la posadera respondió con una amplia sonrisa.- están en el pueblo costero de Salahadim en Westeria, el lugar con la mejor playa y Festival de Luciferis
.- Suena… interesante pero creo que una vez que nuestro amigo despierte nos iremos. Respondió la dama de hielo aun con cierto desánimo, la posadera entonces agregó.- si es a la capital de Westeria, van a necesitar un barco y el puerto ahora está cerrado por el festival
.- ¿y cuánto tiempo dura el Festival? Pregunto con curiosidad Elysian, la posadera contesto.- cuatro días y esta noche es la inauguración, habrá pirotecnia y entretenimiento de varias partes de Luciferis
La elemental asintió, pasando a estar en silencio a lado del colosal padre, así paso media hora hasta que la posadera preguntó de repente.- ¿no te gustaría ayudarme a hacer la comida?
Elysian por un momento dudó pero al final optó por ayudar a la posadera.
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por Yantar el Lun 11 Abr - 17:09

Se comenzó a sentir cierta calidez, ya no era el terrible frío que invadía su escamosa piel, el clima había cambiado. Los ojos del chico no se abrieron, se mantuvo recostado un tiempo más. Una delgada sábana cubría su cuerpo, sus sentidos estaban reaccionando con el paso del tiempo, regresando a un estado casi normal. Sintió las energías a su alrededor, aunque eran algo débiles, se podían contar 11 auras humanoides y una de animal. Todos sus amigos parecían estar bien. Percibió que las auras híbridas de Erfin y Josué comenzaron a moverse, pasaron sigilosamente por un lado del chico escamoso. El alado dio un paso en falso pisando la cola del DemoGato haciéndolo tropezar, recibiendo un golpe por el piso. El minino contuvo su dolor, se levantó e hizo señal de silencio al Corvuon para así evitar despertar a los que seguían dormidos. Salieron del lugar para divisar una hermosa costa, jamás habían visto algo por igual. Seguían débiles así que decidieron no alejarse mucho.

Espero no ocurran más problemas con esos dos sueltos....-pensó el Lacertian, sus párpados estaban muy pesados como para abrirlos. Había perdido mucha sangre de las heridas. A pesar de los milagros del padre Jabel, los cuerpos de los integrantes reaccionaban distinto a dichos conjuros. El cansancio era enorme. De pronto, sintió a su lado una piel tersa, muy suave alguien compartía la cama con él. Sus ojos no podían abrirse. Agudizó sus sentidos, colores se podían ver en la oscuridad de su mente, un color cyan yacía en un lugar cercano, el mismo lugar al que las auras híbridas se dirigieron, por lo que dedujo que esa era la salida, así mismo esa aura era Elysian, Yantar lo sabía con perfección, otra de un color azulado metálico pertenecía a Bardo el cual sólo por un instante salió y volvió al lugar de descanso. El aura de Aurelius se topó por un segundo con aquellas dos auras para después alejarse estremeciéndose un poco. El aura de Jabel acompañaba a la de la Doncella de Hielo hasta que la chica se movió aún más lejos. El aura del padre estaba casi agotada, pero un pequeño destello podía percibirse.

El lagartijo fijó su concentración a las otras auras que estaban a su alrededor... cada color era un compañero y a estas alturas... un amigo. Una pequeña y frágil aura lavanda era la de la pequeña Amarante quien se encontraba en los brazos de la wiccan de aura rosa. Al juzgar por su energía no tardarían mucho en levantarse y comenzar a moverse un poco. Un aura morada le pertenecía a la vampireza quien por el tamaño del color, yacía transformada en murciélago en una esquina de la habitación. El aura animal yacía enrollada a su lado izquierdo justo en el borde de la cama, actuando como soporte para que el lagarto no cayera al piso mientras dormía y en su lado derecho estaba el aura fucsia brillante de Shea al parecer sus energías fueron casi depletadas pero antes de caer en su sueño logró aterrizar cerca del Lacertian, con la nena en brazos, para curarles sus heridas. Todos sus amigos estaban vivos, débiles pero vivos.

Al poco tiempo, los demás comenzaron a moverse, por excepción de Smarahdova quien no parecía muy contenta con el clima. El lagartijo pudo por fin abrir sus ojos, lentamente iba recobrando las energías, logró sentarse en la cama revelando que estaba vendado y sólo traía su pantalón puesto. -"Qué vergüenza..." mucitó mientras se sujetaba la cabeza con su mano izquierda. -"Al fin despertaste, Yantar, creí que jamás lo harías..."-comentó al mismo tiempo que revoloteaba en dirección a él. -"Los demás andan afuera, están un poco más recuperados, poco a poco estamos sanando... Cómo te sientes?"-continuó al posarse en su cabeza, a lo que Yantar replicó -"Estoy bien... algo mareado pero bien, gracias, Mi Lady...". Los ojos del chico se posaron para mirar a través de una ventana, se podían ver palmeras y un astro brillante. -"La costa... por eso no quieres salir, cierto?" murmuró para la vampireza a lo que ella solamente asintió, el Lagarto la vio con ternura con un semblante de que todo estaría bien. -"Sólo déjame recuperarme un poco y veré qué puedo hacer, Mi Lady"-comentó con cariño mientras el pequeño Slugkdar se posaba sobre su hombro sano. El ojipurpureo se levantó y colocó su túnica con cuidado, la capucha serviría de protección para la vampireza y el Ragkdus contra el astro Rey. Así, el chico salió, colocó sus garras traseras en la arena y recordó su hogar por un momento. Las Llanuras Escamosas donde la cordillera más larga de Luciferis se alza, una red de cadenas montañosas conocida como la Espina del Dragón.

Yantar se unió a los demás para ponerse al tanto de la próxima celebración.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por Silmew W. el Jue 14 Jul - 22:21

Estaban todos en la playa disfrutando y comentando sobre el festival de esa noche, cuando de repente, Smarahdova escucha algo con su oído súper agudo .-…¿Uh?...-. Debajo de la capucha de Yantar, cubriéndose del sol .-...¿¿Qué es eso??-. Ve que Erfin no está en problemas .-suena parecido a un grito de ayuda....-.
Sale volando y se posa en la rama de una palmera donde obtiene sombra, con sus orejas apunta a dónde viene el grito de ayuda .-está lejos y en el mar...oh...bueno...esto me pasa por juntarme con mortales de buen corazón...-. Vuela unos cuantos kilómetros mar adentro y se encuentra con un gatito que se está ahogando .-Espera...-.
Enredado en una red de pescar, el gatito movía sus patas adentro y afuera del agua mientras jalaba la trampa donde se encontraba, con desesperación... .-¡¡MEEEO-GULP- MEOW-GULP GULP-!!-. Gritaba el gato, al ver arriba, vio a la murci volando .-...¡¡AYUDA!! -GULP- MEEO-GULP GULP-. Ella se acerco lo más que pudo y con sus patitas tomo primero la red. El gatito al ver como ella alzaba la red con sus alas, tomo con ambas patitas el extremo de ella, dejando su cabeza fuera del agua.-Cough cough- Gracias Meow...-.Viendo como la murci aleteaba con todas sus fuerzas para salvarlo .-Ugh...agua...bueno...sí...¡¡te sacaré de ahí, resiste!!-. Con sus patitas tomó con mas fuerza la red y un poco del pelaje del gatito lo cual ayudó que esté pudiera respirar mejor, con aleteos rápidos mantuvo la cabecita del gato fuera del agua mientras arrastraba con todas sus fuerzas para acercarse a la orilla donde sus compañeros estaban.-...¡¡YANTAAAAAR!!-.Gritó en un tono el cual sólo el Lacertían podía escuchar, esto lo alteró y se levantó de la arena. .-¿¿Smarah??-. Escuchando de dónde venían los gritos, sus ojos inspeccionaron el lugar…en el mar, enfocó la vista y vio a su compañera .-¡Smarahdova resiste!-.Corriendo disparado hasta la orilla...flashbacks de aquel incidente con el barco llegaron a su mente... se sacudió el miedo, se quitó la capucha y pantalón, lanzándose al mar.
Con las fuerzas que tenía muy apenas y logró nadar rápidamente, estaba herido aun pero no podía dejar que algo le pasara a Smarah .-...Aquí estoy...-.Nota al gatito.-¡Oh! Están en peligro, déjenme ayudar...-. Tomó al gatito con todo y red, Smarah se posó en la cabeza del Lacertian .-...aquí vamos...-. Nadando hasta la orilla .-cough…cough-.
Alanis que se encontraba junto a Erfin asando pescados y alguno que otro marisco, volteo a ver el mar, observo a Yantar en la orilla y corrió a ver qué ocurría, sintiendo la arena de la playa el gato soltó la red y con sus garras la rompió.  Una vez libre, se separo de sus salvavidas todo mojado.-Agh...agua salada...-. Miro a Yantar y Smarah .-Se los agradezco mucho por venir a mi rescate, le debo la vida a ambos...-. Los demás llegaron poco a poco a ver que sucedía, ayudando a Yantar y la Murci, pero el gato se erizó al verlos, sacando sus uñas se levanto en dos patas .-No permitiré que les hagan daño, ¡aléjense!-. Yantar tosiendo le comento .-cough...no son malos...son nuestros compañeros...no te asustes-. Se levanta y toma a Smarah quien se estaba quemando por el sol y la cubre entre sus brazos .-...Chicos...estamos bien, sólo ayudamos a esta criatura...-. Sientiendo dolor en sus extremidades .-¡ugh!-. Los chicos se asustaron por la ferocidad del gatito .- ¡Es como yo...pero en miniatura!-. Comento Erfin.
Shea con una manta atrapo al gatito envolviéndolo en la tela .-estas todo empapado, te secare enseguida-. .-¡No! ¡Suéltame! ¡No No!-. Pero el gatito no estaba del todo cómodo con la tela, después de un pequeño forcejeó su pelo quedo seco y esponjado, el hada lo coloco sobre la manta en la arena, mirando todo su cabello como una nube de algodón .-Aww que bonito-. La nena al lado de ellos observo al gatito que le parecía muy tierno.
.-Muchas Gracias por tu amable ayuda...pero puedo secarme sola-.Intentando acomodar su pelaje, miro a Yantar y a Smarah .-No me eh presentado soy Silmew Whitestrikes, os agradezco nuevamente por mi rescate, ¿Ustedes dos se encuentran bien?-.
Yantar algo adolorido .-sí...sólo necesito un poco de...descanso...creo que Smarahdova también...Mi nombre es Yantar, un gusto-. Slugkdar se acercó a su dueño con una parte de la túnica en su boca, la había arrastrado para que su amo se vistiera .-...Gracias Slugkdar...-. se vistió con ella, pues tenía únicamente su ropa interior y sentir la túnica encima le ayudó bastante .-iré a dormir un rato más... espero pueda quedarse un tiempo con nosotros Silmew-. Todo adormilado, mojado y adolorido caminó, con Smarahdova entre su túnica, hasta la cabaña donde ambos estarían a salvo. Slugkdar mientras tanto mordió el pantalón de su amo y lo arrastró por todo el lugar jugando como un cachorro.
Mientras los veía marchar, se dirigió a los demás .-¿Todos ustedes son amigos correcto? Un gusto saludarlo a todos entonces-. Moviendo las orejas, los demás se presentaron con la gatita por ultimo fue el Demo-Gato .- Hola, Yo soy Erfin-. Saludo a la pequeña gata de la pata, ella lo saludo igual, pero al momento se percato de que no tenía sus cosas consigo .-¡Oh no¡ ¡Mi armadura, mi espada, mi bote…no están! Por favor, ayúdenme a encontrar mi bote-.  .-¿Tu bote?...Es por eso que estabas en el agua con la red-. .-Si-. Asintió.-recolectaba víveres para mi viaje, deje mi cosas en el bote para poder pescar más fácil...pero me cai-. Bajando las orejas.
.-¡¡Eso será pez comido!! Josué, ven...¡¡Ayúdame a encontrar el bote!!-. Sacó una de sus esferas invocadoras de la cual apareció un enorme pez metálico al cual le habían hecho unas mejoras gracias a Josué y su conocimiento en el vuelo .-Lo llamamos: ¡¡FLY1N6 F15H!! Es capaz de dar saltos y planear mientras está en el agua. ¿¿Por dónde fue su accidente?? Puede venir con nosotros-. Exclamo contento.
.-¿Es seguro?-. Pregunto con desconfianza, no quería volver a caer de nuevo al agua .-¡AHAHAHA! Por supuesto-. Le dijo muy confiado .-Te ayudo-. El demo gato cargándola la metió al bote. La gata se erizo un poco por el bote, pero se calmo y comenzó a inspeccionar. La nena quería ir también con ellos y fue al bote acompañar a Sil, mientras la gata miraba a lo lejos, apunto con una de sus garras .-Por esa parte caí-. Indicándoles a Josue y Erfin, mientras la nena se acerco a la gatita, la tomo de los brazos y la cargo.-¿Qué pasa? ¿Por que me cargas?-. Se le quedo viendo a la niña.
Amarante la abrazó con mucho cariño y la acarició, con una cara llena de felicidad, se sentó en las piernas de Erfin para ir a su destino, el barco de Sil.
Alanis le dijo .-Disculpa, nenita pero no puedes ir, es peligroso para ti-. La cargó y bajó del bote, primero hizo que soltara a Sil .-Cuando crezcas un poco te enseñaremos a nadar, lo prometo-.
.-¡¡Todos listoooos!!¡¡Vamonos!!-. el pez mecánico comenzó a nadar simulando el movimiento del animal en cuestion, no había planeado, solo nadó para no asustar a la gatita, hasta llegar al bote de Sil .-Aquí estamos-. Trepo por el cuerpo del Demo-gato hasta llegar a su cabeza, una vez arriba se levanto mirando de lado a lado .-No veo mi bote...-. Josue dijo .-Tal vez la marea lo alejo, si aquí te tropezaste no pudo haber ido tan lejos-. .-¿De qué tamaño es tu bote? o ¿Cómo es?-. Mirando arriba, Sil le respondió .-Es mediano, hecho para mi medida y mis cosas, tenía una bandera con forma de pescado y una vela-. Mirando a el pájaro, le pregunto .-¿Tu no puedes volar? Porque podrías surcar los cielos si puedes y tratar de verlo desde el aire-. .-no...yo no puedo volar...pero...-. observó a las gaviotas cerca .-¡¡Mis amigas sí pueden!!-. Aleteó un poco y las gaviotas se acercaron .-¡Pppruuruuru! Chicos necesito su ayuda...¡¿Han visto un bote así y así y asá?!-. Las gaviotas levantaron vuelo y se dirigieron a la localización del bote.
Erfin con orgullo comento .-¡Ha! ¡Bien hecho, compañero!-. El bote metálico comenzó a moverse, siguiendo el curso de las gaviotas, no tardaron en ver al horizonte un pequeño bote a la deriva, Silmew se levanto meneando la cola .-¡Allí esta mi nave, la encontramos, la encontramos!-. Levantando sus brazos festejando .-Nada es imposible para nosotros ¿Cierto mi buen amigo?-. .-¡Muy cierto!-. Ambos chicos chocaron las manos victoriosos. La gatita al ver que pronto llegarían a su bote, se dejo caer de la cabeza de Erfin, dando una vuelta en el aire cayó al suelo de pie .-Por fin podre continuar con mi viaje, se los agradezco mucho...lamento no poder despedirme de Yantar y los demás. Por favor buenos camaradas, despídanse de ellos por mi-. Preparándose para pasar de la nave a la suya. Erfin agachó sus orejas .-...¿Qué?...¿Te irás? Aww nos estabas cayendo bien, Silmew...-. Entristecido por la noticia .-Qué mala noticia. Por lo menos acompáñanos a pasar la celebración que habrá esta noche...Debes descansar también, ¿no crees?-..-¡Sí! Debes descansar y relajarte un rato, luego ya te vas…¡¡Nosotros también estamos en una misión!! Contra "El Tirano"-. moviendo las manos al hablar sobre el malvado. Se quedo mirando a los dos chicos un momento, rascando su cabeza, pensó un momento .-De acuerdo aceptare su invitación a tal celebración y a descansar, solo necesito amarrar mi bote a su nave no quiero perderla de nuevo-. Se estaba preparando para saltar del pez bote, cuando noto algo moverse en el agua .-Eso es...-. Salto y cayó dentro de su nave, tomando su espada se quedo quieta sosteniéndola . Confundido Joshue pregunto .-¿Ocurre algo Sil-…-. Pero la felina lo interrumpió .-Silencio...esta aquí...-. Susurrando pregunto el demo-gato.-¿De quién hablas?...-. El mar se agito de repente, tanto en su bote como en el de Silmew.
.-¿Qué está pasando?-. con el pelo erizado, mientras se sostiene de los bordes del barco .-¡Sujétate Josué! ¡También tú, Sil!-. se sostuvo al bote por igual .-¡¿...Que no entiendes que estés callado?! -. Le da un zape a Erfin causando más alboroto. Del agua varios largos y retorcidos tentáculos salieron a la superficie, una cabeza redonda con grandes ojos amarillentos observaban a la felina. De sus varios brazos uno lo tenía cortado y otro lastimado…entonces la felina exclamo .-¡Volviste a por mí criatura del Océano. Pero no temo ante ti, si pude cortarte una vez lo hare de nuevo!-. Sosteniendo con firmeza su espada, la enorme y monstruosa criatura dejo caer sus largos brazos en el agua, creando olas más fuertes y violentas en el mar. La gata tomo sus cosas, lanzándolas dentro del bote de los chicos, solo se quedo con su espada en su propio bote, aprovecho la marea y navego su nave contra la corriente. .-Yo me enfrentare a la bestia, ustedes huyan-. preparándose a luchar con su enemigo.
.-¿Estás loca?-. Observando al gigantesco monstruo marino .-¡¡Te va a matar!!-. El pez-barco se movía mucho por las olas.-¡¡No, no te dejaremos aquí!! -. el summoner  invocó una criatura similar al gran monstruo, un prototipo el cual pelearía mientras ellos escapaban, un montón de gaviotas envolvieron a la gatita haciéndola levitar. Un tentáculo del horrible monstruo cayó sobre la barca de Sil destrozándola...
.-¡¡Eso mis compañeras!! ¡Ahora vámonos!-. le jala la cola a Erfin por el miedo. Refunfuñando en el aire la gata movía su espada, gritando a todo pulmón a la bestia por destruir su bote y el temor que sentía por los aires .-¡Serás condenada a morir por el filo de mi espada! ¡¡Mi ira caerá sobre ti!! ¡¡¡GZZZZZZZZZ!!!-. El gran monstruo luchaba con el prototipo en lo que todos huían de un muy peligroso ataque. Llegando una vez más a la orilla, los chicos se bajaron del Pez-barco, mientras las gaviotas descendían a Silmew al suelo dispersándose entre sí en el aire .-Era mi oportunidad para acabar con esta lucha de una vez...-. Clavando su espada en la arena, movía su cola malhumoradamente algo erizada en su pelaje. Erfin cae al suelo .-¡¡Al fin!! Tierra otra vez...En serio eres temeraria pero...esa cosa pudo haberte matado...necesitas refuerzos...por todos los dioses y demonios. Al menos llegamos a tierra firme...-. Observo un momento el sol  .-al parecer aun quedan unas cuantas horas antes de que anochezca... será mejor que descansemos... prrr...-. El pájaro comento .-Sí, descansar...¡¡Craw!!-.
Yantar ve que regresaron y sale ya bien vestido de la cabaña .-Chicos...¿Están todos bien?-. ve a la gatita muy exhausta .-creo que deberían relajarse un poco-. Silmew cargando su espada en su hombro fue por sus pertenencias al pez-barco, cargando un saco con su armadura se encamino con los demás aventureros a la cabaña.
Adentro los demás chicos platicaban y comían una gran cena, era cálido y acogedor por lo que se sintió segura Silmew .-Dejare mis pertenencias a un lado-. Mientras buscaba donde guardar su saco, noto al padre Jabel con su gran armadura acostado en otro lado de la cabaña,  coloco su saco a su lado y de él tomo un cinturón de cuero donde envaino su espada, una vez lista se dirigió a los demás. Smarah susurro aliviada .-Ah la noche pronto llegará...-. Mirando a la felina .-Uhm...¡Silmew ven cena con nosotros!-. la invita a sentarse. .-Pronto comenzará el espectáculo de luces en el cielo creado por algunos de los mejores magos de Luciferis. Espero conocer a alguno de ellos.-. Comento Yantar. Contento Erfin agrego .-Sí, también grandes inventores vendrán, ¡será maravilloso!-. .-¿Inventores? ¡Yo quiero conocerlos! ¡nom nom!-. exclamo Josue comiendo.
Silmew se asombro al ver la forma de la vampira .-Tú eres quien me encontró, muchas gracias-. Observando a todos ellos animados y alegres, aceptando su invitación, ella brinco hasta su asiento, acomodándose. La dama de hielo le paso una taza con leche .-Toma un poco te gustara-. Sonriente. .-Muchas gracias, en realidad estoy muriendo de sed-. Tomo la tasita dando unas lamiditas a la leche .-¡Que rico esta!-. La nena vio a Silmew y se acerco viéndola beber, acariciándola nuevamente en su cabeza. Sil noto el rose de la joven pero no se alarmo. .-Creo que le caes bien a Amarante... ella no habla pero es porque aun es muy pequeña...-. Comento Smarahdova.
.-Así es... pero todos estamos haciendo lo posible para que aprenda con el tiempo...-. Slugkdar se subió a la mesa y comió un poco del plato de Yan. .-¿Y tus modales?-. Dijo serio Yantar alzando el dedo índice en señal de muy mal señorito a su Slugkdar. El demo-gato comiendo un gran pescado asado .-Si...nom nom....¡es delicioso!-. Meneando la cola.
Sil lamio su boca, limpiándose el rastro de leche en su cara .-Si comprendo…-. Mirando a la niña .-mucho gusto pequeña amiga prrrr-. Sonriéndole ronroneo, Alanis se acerco con comida para la invitada .-Toma estos pescados asados, están algo calientes-. Poniéndole un plato con tres pescados .-Muchas gracias, sois muy buenos todos conmigo, mas no quiero abusar de su hospitalidad, por eso pasare la noche hoy con todos ustedes y partiré mañana en la mañana-. .-¿Por qué la prisa Silmew?-. pregunto curiosa Elysian, Silmew terminando su primer pescado le respondió .-Estoy haciendo un viaje-.
.-¿Un viaje?...¿Qué clase de viaje está usted realizando, Señorita Silmew?-.Curioso .-Porque bueno...todos estamos en un viaje por igual...-. Agrego Yantar. Todos sonrieron pero a la vez estaban curiosos por saber lo que ella estaba buscando…
Dejando su comida a un lado le respondió .-les mostrare…-. Ella bajo de su asiento, hasta su saco llego, tomando un papiro y un libro de el regreso a la mesa extendiendo el papel .-Este es un mapa de la región donde vivo, junto a varios otros zonas marcadas-. Mientras abría el libro con anotaciones, muestras y dibujos, de plantas y animales, entre ellos su especie .-Una rara y mortal amenaza a invadido a mi gente, es un virus, un virus que es incurable...pero no solo afecta a los animales, también la comida, la vegetación, algunas otras especies también empezaron a padecer de esta enfermedad, pero ninguna magia o medicina puede curarla, muchos han muerto por ella-. Cambiando las hojas del libro .-se rumora que existe una cura pero solo es eso, un rumor, que puede parar esta enfermedad, por eso salí en busca de la cura, soy una guerrera, un caballero mandado por los lideres de mi nación entre muchos otros como yo-.
.-¿Una...enfermedad?...Oh por los dioses...Eso suena grave...-. Comento preocupado el Lacertian. Shea señaló .-Supongo que podemos ayudarte, nosotros viajamos mucho y quizás hasta vayamos por el mismo camino. No te gustaría acompañarnos así podrías recolectar lo necesario en poco tiempo, nosotros te ayudaríamos, si gustas-. Con una sonrisa cálida.
.-¿Enserio quieren que los acompañe? Ustedes tienen su propio destino...pero...bueno si no hay problema...los acompañare hasta encontrar la cura-.
Sacando su espada la clavo a la mesa y se arrodillo ante ellos .-Les debo mucho con salvarme la vida, mi bote y este gran problema que afecta a mi raza-. Se levanto usando su espada .-prometo ayudaros en este viaje, tienen mi palabra de caballero y mi espada de su lado-. Moviendo su espada de un giro Silmew la envaino. .-Verás que lo encontraremos -. Agrego la vampiresa sonriente.
.-Sí, así es...Si Erfin y Josué tuvieron la confianza de salvarla entonces es de fiar, señorita...si no fuera así, ya nos habría atacado-. Comento Yantar. Entonces el demo-gato expreso .-¡¡Hay que celebrar en el festival!!-. La pequeña felina respondió .-¡Claro festejaremos toda la noche!-. Guardando lo demás, saco un jarro grande, con unos pequeños vasitos de cristal .-Para los que gustan de la bebida quiero compartirles una especialidad de mi hogar, Leche de Mar (leche alcohólica entre letras pequeñas)-. Entregándoles todo eso, de su saco tomo una pequeña posición, junto con algo de ropa extra.
.-Discúlpenme pero vuelvo en un momento-. Saliendo de la cabaña, fue aun lugar donde no la vieran entre la maleza. Pasaron unos minutos, camino regresando a la cabaña, al entrar ella comento .-Estoy lista-. Ante ellos una chica de una altura media con orejas y cola de gato con un vestido, botas y espada apareció frente a sus ojos, en la cabaña todos se quedaron impactados. Hubo varias reacciones, Erfin con cara de enamorado  solo dejo salir un .-miau…-. Yantar anonadado pregunto .-¿En donde quedó la...gatita?-. y Amarante se le llenaron sus ojitos de lagrimas .-sniff-.
.-¡La gatita es ella! ¡¿Se transforma en humana?!-. Dijo Josué con mucha confusión, Aurelius lo secundo .-¡¿Qué clase de brujería es esta?!-.
Silmew al ver sus reacciones bajando sus orejas y escondiendo la cola, se apeno .-L-lo lamento solo quería festejar con ustedes a su "altura", por eso tome esta pequeña pócima, me permite estar así por un largo tiempo, mas no para siempre...fue mi error...-. Salió de la cabaña un momento. .-Creo que alguien debe ir a reconfortarla, pobre Silmew-. Preocupándose por la felina comento Elysian.
.-Ehm...-. Apenado, Erfin sale de la cabaña .-Sil…Es-Espera...-. Nervioso al máximo .-No quisimos ser malos...sólo nos...asombramos de verte cambiada...no creímos que fuera a afectarte...pero...estamos honrados por lo que hiciste...-. Se rasca detrás de la cabeza .-Nos impactó tu apariencia pero de la buena manera...-. Con muchos más nervios .-Así que...t-te parece si...¿Vamos todos a divertirnos?-. Con su sonrisa tierna le pregunto. La felina giro la cabeza mirando a Erfin serenamente .-lo sé, pero...antes de eso quisiera pedirte un favor, para recuperar mi honor y dignidad ante ustedes-. Saco su espada (mas grande) empuñándola con su mano lo señalo .-Pelea conmigo en un combate uno a uno. Es mi única condición-. Observándolo con decisión en sus ojos .-¿Aceptas?-. Sorprendido .-¿Pelear? ¿Contra mí? Sólo tengo un hacha de mano y muchas máquinas...¿Soy un digno oponente?-. Con miedo al filo de la espada. Josue se asoma por la ventana .-¡VA A MATAR A ERFIN! ¡¡CRAAAAWW!!-. Sil suspirando ante la reacción de Erfin baja la espada .-de acuerdo...no quieres enfrentarme-. Se aleja de él y de la cabaña decepcionada .-Crei que eras valiente pero me equivoque...-. Fue a la orilla de la playa, guardando su espada. Elysian asomándose junto con Josue .-¿Que sucede?-. .-Ah…no...Creo que siempre no...-. Respondió calmado, Aurelius agrego .-No lo quiere matar...ella solo quiere recuperar su dignidad, es un código que los caballeros tienen...Erfin tendrá que pelear...o alguno de nosotros...-. Serio observando también por la ventana, .-Exacto-. agrego Bardo.
.-Valiente...puedo ser valiente de otras maneras...-. la sigue .-¿Sabes...? Hace tiempo, me enfrenté contra un hombre lobo para rescatar a Smarahdova...la vampira, sí, estaba muriendo de miedo, pero por ayudarla saqué fuerza, así como hoy contra el monstruo marino...Yo no soy espadachín, pero cuando mis amigos están en peligro, corro a ayudar, todos aquí somos un equipo apoyándonos en nuestras fortalezas y bloqueando las debilidades de los demás...ninguno es mejor que otro...bueno lo admito...soy algo cobarde en combate cuerpo a cuerpo porque no estoy entrenado para ello-. Se entristece un poco .-pero...si te encontraras en peligro o cualquiera de mis amigos, no dudaría en salir atacar...-. Invoca a un felino de su tamaño con espada, como si fuera una armadura .-si quieres pelear...adelante...lo haré-. la armadura se abre y él entra en ella .-es sólo un prototipo aún pero te advierto que no soy bueno en esto de los combates cuerpo a cuerpo-.
.-creo que lo hará él...jamás ha peleado cuerpo a cuerpo...-. Expreso Yantar viendo desde la ventana.
Deteniéndose, desenvaino su espada, avanzo unos tres pasos al frente volteando, sosteniéndola firme con una mano comento .-Se de lo que hablas, los amigos, un equipo, personas siempre unidas que pueden hacer lo que fuera por los otros...pero…-. Saltando adelante, dio un golpe con su espada a la armadura haciendo que Erfin retrocediera unos pasos, ella volvió atacar pero Erfin pudo bloquear su ataque con la espada .-Un momento en la vida te encontraras totalmente solo, tendrás que valerte por ti mismo, nadie podrá ayudarte y ante un gran peligro tendrías que aferrarte a la vida misma para poder sobrevivir en la batalla-. Empujándolo a el suelo con una patada continuo .-Todos tenemos miedos, debilidades, pero uno debe dar todo de sí y ser valiente, no importa la circunstancias, huir no es una opción, tarde o temprano alguien vendrá y te hará sentir mal, te dirán que no puedes que eres un fracaso, pero es nuestra voluntad nuestra determinación, nuestro coraje lo que les enseña a ellos que están equivocados...no te confíes del hecho de que solo por ser un grupo, no significa que no tendras que enfrentar retos solo...-.
Para sorpresa de Erfin la fuerza de Sil era grandiosa, cayó a la arena pero logró cubrirse con la espada que él tenía pensando se dijo .-Sil tiene razón... debo... debo ser más fuerte y aprender a luchar...-. sacó fuerza de quien sabe dónde y logró apartar la espada de Sil, se levantó y puso en guardia nuevamente .-¡¡No me rendiré tan fácil!!-. Meneando la cola.
Sil emocionada por el cambio de la situación .-Esto es lo que estaba esperando-. Mientras movía la cola de lado a lado, tomo con fuerza su espada y corrió hasta Erfin para dar nuevamente un espadazo a este, pero fue bloqueado por él, ella continuo con los golpes lado a lado, el se mantenía en pie, ella dio un salto hacia arriba nuevamente para atacarlo por la espalda, pero este lo esquivo. El demo-gato esquivo el ataque muy apenas .-... No sé qué hacer...-. Se hinca al esquivar el ataque y trata de patear a Sil por debajo para tirarla al suelo. Silmew levanto sus pies para esquivar el ataque, dando vueltas hacia atrás .-Escucha bien Erfin...al luchar, debes aprender los movimientos de tu adversario, sin titubear vuelve a intentarlo-. Da un brinco hacia arriba y con su espada se impulsa hacia abajo para atacar al demo-gato.
Erfin analizo la situación .-Ataque directo...ok...¡Entonces yo debo hacer esto!-. bloquea el ataque con su espada, poniéndola de forma horizontal.
En pocos minutos ya todos estaban espiando por las ventanas de la cabaña, a ver qué sucedía con Erfin.Viendo a lo lejos, Yantar dijo emocionado .-Eso Erfin...tú puedes aprender rápido... ¡Eso es asombroso!-.
Impulsándose con la fuerza de su espada, se aleja unos pasos atrás. Nuevamente volvió a contraatacar dando un golpe horizontal a su armadura seguido de una patada .-Nada mal-. La gata con su cola movió la arena creando una cortina de polvo .-Cuando enfrentes a un enemigo, debes usar a tu favor el campo de batalla-. Indicándole eso, lanzo un espadazo a un costado suyo de la cara, cegado por la arena, sólo vio el filo de la espada a su costado deteniéndose, bajó la mirada y soltó su arma .-tengo mucho qué aprender...-. alzó los brazos en señal de rendición .-lo lamento, no soy digno para pelear contra ti, pero...puedo ser un aprendiz excelente, si me lo permite-. Con voz algo desanimada.
.-Creo que se rindió... ¿eso hizo?-. comento Alanís observando la situación, Elysian respondio .-Tal parece que sí pero ella no ha bajado su espada, ¿lo obligara a pelear con ella?-. sorprendida, en lo que Amarante intentando ver lo que pasaba daba unos pequeños brincos hacia la ventana. La arena se disipó, Silmew miraba al Demo-Gato derrotado con la cabeza abajo, movió su espada hasta su cuello y con la punta de ella levanto su mirada.
.-Si, no estás a la altura de un combate verdadero...pero, si quieres defender tu vida y de las personas importantes para ti, no debes jamás rendirte tan fácilmente, lucha hasta el último aliento, hasta que tu cuerpo no rinde más-. Alejando su espada de él, rápidamente la envaino a su funda, cruzándose de brazos. .-Si quieres ser bueno en combate, entonces seré tu Maestra a partir de ahora y tu mi pupilo-. Volteado a la cabaña donde estaban todos viendo .-También entrenaras con el Josué-.  .-Sí, mi lady...-. se arrodilló ante ella .-¡¡Muchas gracias por eso, entrenaré duro!!-. dijo con determinación, la armadura se volvió una esferita nuevamente, Erfin la tomó y la guardó en su pantalón.
Yantar al terminar propuso a todos .-Creo que sería bueno entrenar por igual-.
El Sol se ponía en el horizonte, a las cercanías se escuchó unos estruendos, entonces el pájaro comento .-¡Oh! ¡¡EL FESTIVAL VA A COMENZAR!!-.
avatar
Silmew W.

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 14/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por Alanis el Jue 25 Ago - 4:47

Juntos corrieron hacia donde las luces se extendían por el crepúsculo. Brillantes, de colores, simpáticos(*) y también de pólvora, amenizaban el pueblo para cada ser que se encontraba ahí. Mar, todo el ambiente olía a mar, hacía mucho calor que se refrescaba con una ligera ventisca nocturna; y había una música animada detrás de ellos, al parecer después de los fuegos empezaría un baile especial de la región. Por todos lados había distintos tipos de comida, incluso la comida que, por única ocasión, era la especial y favorita de cada integrante del equipo; desde bayas rojas con el centro púrpura para Amarante, hasta un vino delicioso de vampiros para Smarahdova.
Alanis pensaba seriamente sobre todos los acontecimientos que surgieron antes de llegar al pueblo y en él, el cómo requería ser mayor defensora para sí misma y para sus compañeros, pero que ahora son más que eso; las palabras de Erfin y Silmew retumbaban en su cabeza como un baile profano, eran ideas nuevas que solo hasta ahora podía analizar con calma; al principio con tristeza, luego nostalgia, que poco a poco se convirtieron en un mar de felicidad.
“Un grupo hecho de… Amigos, todos nosotros… Que cada vez crece más y más en todos los aspectos, nos extendemos… Aunque… Sí; puede que algún día vuelva a estar sola, valiéndome por mí misma y sin apoyo. Puede que sí, pero no somos solo un grupo, realmente ahora somos un equipo y mientras esto siga así voy a darlo todo. Creo que, sí, ellos, este grupo de personas que conozco de un tiempo realmente poco, son parte de mi familia ahora; una familia que toda mi vida fue pequeña, ahora es grande, es enorme y magnífica. Soy parte de algo…” -¡Esto es tan emocionante!- Exclamó en voz alta, saliéndose de sus pensamientos. Los que estaban más cerca de ella, que eran quienes apreciaban todo el espectáculo en las primeras filas, no la ignoraron pero creían que era la primera vez que veía fuegos simpáticos, así que simplemente la dejaron ser. Los ojos de la pequeña cervatillo, que estaba tomada de la mano de la hechicera, crecieron y estaban enormes, brillaban ante el espectáculo de luces y no paraba de dar saltitos de la emoción. Se escuchaban las charlas que llevaban Shea y Elysian; Yantar y Smarahdova; Erfin, Josué y Sil; Bardo y Aurelius; y después una charla del grupo completo, hablando sobre el presente, sólo el presente. Todos lo sentían, aunque la verdad ninguno hablaba sobre eso, que el mundo fuera de ahí era tan caótico, pero que por un momento el descanso les hacía bien y les reconfortaba ver que todos estuvieran sanos y salvos.

Justo antes de que terminara el espectáculo de fuego, Bardo se acercó con Alanis –Oye, wiccan, debo disculparme contigo por, ya sabes, ser un idiota.- Dijo entre risas, a lo que ella se sonrojó y la nena soltó su mano para ir con la chica gélida. –Ehm… ¿Idiota? ¿Quién dijo algo sobre eso? No, yo no, claro que no, no, jaja…- a lo que él respondió con ternura –Puede que me encontrara inconsciente, pero recuerdo que lo dijiste exactamente así, “Bardo… Eres un idiota”, y luego tomaste un laúd sin permiso y tocaste, eso he de admitirlo, prodigiosamente,- hizo una pequeña pausa para ver su rostro avergonzado por saber su pequeño secreto –y te lo agradezco, tu música fue una luz en medio de todo ese caos en mi cabeza…- Alanis lo interrumpió tanjántemente pero con vergüenza–Pues yo… Tú, e-es tu culpa, no debiste ponerte en este estado, como si me defendieras, como si quisiera que alguien me defienda, y aunque fue así y te agradezco por ello, no debiste ponerte así de violento, fue realmente tonto,  no hay razones si s-solo soy tu compañera… Y-y amiga.- Bardo hizo una expresión rara, de sorpresa y respondió –S-sí… Bueno, pero en verdad una disculpa por preocuparte y mi agradecimiento por aquella melodía.- A lo que la hechicera solo respondió con una sonrisa tímida. Luego, al escuchar la música cercana ambos voltearon sus miradas hacia el lugar de donde provenía y pusieron miradas cómplices de que era la siguiente parada; con laúd en hombro del chico y Alanis tomada de su brazo caminaron dispuestos a formar parte del grupo que tocaba o hacer un dueto con melodías bailables.

Todo el equipo continuó a ir al baile, donde las chicas eran quienes más se divertían mientras los chicos permanecían sentados. Procedieron a honrar a sus dioses de la única forma en la que se puede hacer decentemente; ¡beber! Eran Aurelius y Josué quienes más se emocionaron por esto, aunque Yantar no se negó. Solo Elysian decidió no beber porque tomó la responsabilidad de cuidar a la nena, que recientemente había quedado dormida en sus brazos. Cuando al fin regresaron a casa tuvieron algunas dificultades por tanto celebrar; tropiezos y abucheos a chicas que no querían desnudarse frente a Aurelius, canciones raras pero bellas entre Alanis y Bardo que les cantaban a quien se encontraran. Al final todos se quedaron dormidos regados en su habitación.


(*) Simpático/Simpatía: Forma de llamar a la magia, o bien "Es el uso especial de una fuerza para conectar de forma inmaterial dos objetos, y por tanto poder controlar ambos. La capacidad de practicar simpatía depende de la termodinámica."


Última edición por Alanis el Jue 25 Ago - 5:21, editado 1 vez (Razón : Olvidé texto que estaba listo en mi archivo ;-; (?))
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por MasterKaoz el Lun 5 Sep - 19:39

La noche había caído, todos dormían excepto Bardo (y Sil por el efecto de su pócima) que a pesar de la bebida y el cansancio por haberse divertido con el grupo tenía una terrible preocupación que no lo dejaba descansar, una inquietud que llevaba cargando desde mucho antes de que él y su gente fueran exiliadas de su propias tierras, la única cosa que su amnesia nunca logro borrar… esa inquietud era la “Maldición de la Rosa Sangrienta” una terrible maldición común de su tierra que volvía al afectado en un formidable guerrero con sed de sangre pero a costa de sus recuerdos y sanidad mental.
Afortunadamente para el guerrero despistado, sus compañeros de viaje habían confundido su permanente maldición con el maleficio del hechicero del grupo de asesinos que se toparon en los Paramos Helados pero eventualmente tenía que revelarles la verdad, había una posibilidad de que sus compañeros lo expulsaran del grupo por ser una latente amenaza… no los culparía si lo hicieran. Al final Bardo se quedó dormido tras sucumbir por fin al cansancio pero no pudo dormir bien debido a una terrible (y algo cómica) pesadilla referente a tejones.

Eran las 7 de la mañana, Aurelius fue el primero en levantarse o eso creyó hasta ver que el tonto demo-gato estaba practicando con una espada de madera en el patio de la posada donde estaban hospedados; las festividades aún seguían, siendo temprano se podía oír a lo lejos el bullicio de la gente disfrutando el festival. El joven imperial se acercó a donde estaba Efrin practicando.
.- Buenos días, Aurelius. Saludo el Demo-gato sin dejar de abanicar la espada de madera, el imperial sin mucho ánimo respondió el saludo.- buenos días. Inmediatamente Aurelius pregunto.- ¿y la gata…? ¿Silmamiau?
Efrin respondio.- es Silmew, ella me dejo practicando un poco mientras iba a por unas cosas en la bodega
.- es increíble que estés practicando esgrima… yo ya daba por hecho que ibas a regresar con tus estúpidas maquinas. Comento Aurelius ignorando la parte del nombre de la felyne
.-no pongas en duda mi determinación Aurelius, ya verás que muy pronto podre contra ti y Bardo. Exclamo Efrin con una sonrisa. El imperial con una sonrisa malévola dijo.- ooooh, eso lo veremos.
Aurelius tomo una espada de madera, se colocó enfrente de Efrin y amenazante apunto su espada contra el demo-gato diciendo.- tengamos un duelo de practica
.-mu-muy bien. Contesto nervioso Efrin y así ambos iniciaron su duelo. El Demo-gato inicio lanzando unos torpes tajos que Aurelius fácilmente bloqueaba, entonces con un fuerte golpe de la espada el imperial desarmo a Efrin
.- demonios, me ganaste. Dijo Efrin cuando de repente Aurelius intento conectar una feroz estocada en el pecho del Demo-gato; Efrin pudo esquivar a tiempo el ataque gracias a su natural destreza felina. Efrin molesto exclamo.- ¡qué demonios te pasa!, me desarmaste, ganaste Aurelius
.- ¿Crees que un combate de verdad eso la va a importar un carajo a tu enemigo? Pregunto sombríamente el joven imperial al demo-gato; Efrin no respondió pero sabía que era verdad, en una batalla el enemigo no se detendría solo porque se encontraba sin un arma. Aurelius continúo atacando con tajos y estocadas contra Efrin que muy apenas esquivaba; en una voltereta en lateral el demo-gato logro recuperar su espada pero la suerte no le duro pues el imperial le lanzo tierra a la cara cegándolo, aprovechando esto Aurelius embistió al pobre demo-gato, derribándolo al suelo, ahí lo sujeto del cuello de su camisa y empezó a golpearlo brutalmente en el rostro con el pomo de la espada de madera
.- ¡Detente, Detente! Grito Efrin llorando por el dolor causado por los golpes, Aurelius paro de golpearlo solo para darle el golpe final con el “filo” de la espada de madera, Efrin pensó en ese momento que el imperial iba a matarlo y cerró los ojos cuando Aurelius dejo caer la espada contra su rostro pero la espada aterrizo en el suelo, a unos pocos centímetros de su mejilla.
.- Si no tienes en mente la idea de MATAR a tu enemigo entonces es inútil que practiques esgrima, la espada es un arma, un instrumento de guerra, no una “herramienta” para proteger a los débiles o alguna idiotez romántica; en la batalla es matar o morir, sobrevivir hasta el último aliento. Dijo severamente Aurelius a Efrin mirándolo ferozmente con su único ojo, después tiro la espada a un lado y se retiró hacia el pueblo mientras dejaba al pobre Efrin tirado en el suelo mientras el pobre Demo-gato rompía en llanto
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por Alanis el Vie 13 Ene - 19:18

Dentro de la posada se encontraban los demás integrantes del equipo, unos pocos todavía dormían, mientras que los demás se encontraban desayunando la comida del lugar o aseándose, éste era el caso de Alanis quien recién salió de tomar una ducha y vestirse para después pasar al comedor y pedir una porción individual.  No pasó mucho tiempo estando sentada esperando su comida cuando escuchó un poco de alboroto en el patio, así que decidió ver lo que sucedía desde una ventana. Vio cómo procedía el combate de práctica entre Aurelius y Erfin, quien no tenía una gran destreza con la espada pero se le notaba el esfuerzo en el rostro por poder derrotar a su imperial contricante. No hizo caso de esto así que volvió a sentarse para recibir sus alimentos, había terminado de dar gracias a Tehlu por ellos cuando escuchó los gritos de Erfin. Corrió a ver y escuchó claramente las palabras del imperial, que le parecían tan anticuadas a la hechicera que simplemente las desechó de su mente, una vez Aurelius  lejos de ahí, fue con su compañero demo-gato. – Erfin… Tranquilo, Aurelius puede ser un idiota, no dejes que te lastime así, o que sus palabras te hagan daño…-  a lo que él respondió mientras se enjugaba los ojos. – No, Alanis, déjalo… Tiene razón, el enemigo no va a ser benevolente conmigo, nunca es así, y jamás lo será conmigo.- La hechicera se quedó perpleja ante su reacción, lo mejor que pudo hacer fue ayudarlo a ponerse de pie; entraron al comedor y pidió otra ración para su compañero.
– No tenías que molestarte, además casi no interactuamos…– Dijo Erfin  hasta que Alanis  lo interrumpió
–Precisamente por eso, además claro que tenía, somos compañeros y simplemente no puedo ignorar que te encontraras mal…-  luego se sentó a su lado a examinar las heridas que le causó el imperial, sacó de su bolsita un poco de pulpa de aloe vera guardada en un frasco para la inflamación y corrió a la habitación de Elysian para que pudiera brindarle un poco de hielo, al que envolvió en un pañuelo para ponérselo en los golpes. La chica gélida se preocupó por el demo-gato pero vio a la hechicera tan preocupada que quiso dejárselo en sus manos mientras ella continuaba tratando de despertar a la pequeña Amarante, quien parecía que no había dormido bien anoche a causa de todo el alboroto en las calles.
En cuanto el hielo tocó a Erfin, éste maulló con dolor y luego le dijo a Alanis -Aún así, señorita, no es necesario que me regale comida y sea así con mis heridas, estaré bien.
Hicieron una pausa a su plática y a la aplicación del hielo cuando llegó el desayuno de Erfin.

–Sabes…-  Dijo Alanis –Yo no uso la espada, jamás me enseñaron. Lo mío, ya sabes, es la magia. Pero cuando mi primo cumplió 12 me invitaba a sus sesiones con su maestro, que era un caballero. Yo aprendí parte de su código; sobre cómo un caballero pelea por una persona, su amo y nada más, sin defenderse a sí mismo.  Arriesgar su vida por ese amo, por encima de lo que sea, incluso por encima de su vida. Y veo esa filosofía anticuada, la de Aurelius también lo es, porque un arma es para atacar y defender, no sirve de nada hacer una sin la otra. ¡De hecho es más como te lo dijo Silmew! Tienes una gran mentora.
Erfin  veía a la hechicera con un semblante pensativo, extrañado por la manera en la que Alanis se abría sobre su pasado con él.
–A lo que voy es que te aseguro que sin importar a qué cosas nos enfrentemos no estás solo, nos tienes a nosotros. Bueno, me tienes a mí. Aunque me digas que no sabes si estaré ahí, te aseguro que sí, porque cuando ese día llegue estaremos luchando en equipo.- A Erfin se le iluminó el rostro entero solo de pensar lo que le acababa de decir la hechicera, a pesar de que reflejaba un poco de duda su presencia se sentía más confiada.
–En equipo es más fácil, ¿no?...- Hizo una pausa con duda en su mirada y luego contestó conflictuado por las formas distinas maneras de pensar entre su amiga felyne, el imperial y la hechicera –Pero no creo que Aurelius o los demás piensen igual, ya sabes, por lo de que una espada no es para un fin cursi. Tú lo escuchaste. Lo que acabas de decir es lindo, pero no estoy tan seguro de cómo le suene a los demás, t-tampoco sé cómo ser equipo, aún ni siquiera sé cómo usar la espada…-
Con una gran sonrisa, Alanis respondió –Paso por paso, yo tampoco sé cómo funciona todavía eso de tener gente que te acompaña, encontré esa respuesta apenas ayer viendo los fuegos simpáticos. Tú tranquilo, ya lo haremos funcionar.- Y ambos sonrieron.
De repente, Erfin sintió una presencia detrás suyo, ambos voltearon y vieron que era Smarahdova la que estaba escuchando su conversación desde hacía rato sin que se dieran cuenta, hizo una cara de completo fastidio y simplemente se limitó a solo exclamar “Pffff…” Los chicos se sonrojaron y soltaron una gran carcajada.
Posteriormente llegó Silmew y saltó de sorpresa solo de ver el estado de su aprendiz, con la cara roja del llanto y mallugada de los golpes del imperial.
–Pero ¿qué te pasó? Solo te dejé unos minutos practicando solo. Habías dicho que ibas a entrenar duro, y esto… ¿La espada es demasiado para ti?- Erfin le respondió con vergüenza –Acepté un reto para el que aún no soy tan bueno, pero puedo con esto mi lady. Voy a esforzarme para usar la espada impecablemente.- Silmew estaba perpleja, pero complacida de escuchar así a su aprendiz, luego la hechicera de contó que efectivamente había aceptado el reto de Aurelius sin pensar en las consecuencias; su compañera felyne dio una enérgica reprimenda a su aprendiz sobre lo que subestimar al enemigo le traería si seguía con una actitud como esa, –Está bien soñar en lo que podrás convertirte si terminas de aprender esgrima, lo que está mal es presumir sobre ello.- comentó ella.
Finalmente, cuando Sil y Erfin se dispusieron a continuar la práctica, el demo-gato volteó a ver a la hechicera y ella solo le guiñó un ojo en señal de complicidad por la conversación.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por Yantar el Mar 17 Ene - 19:06

-“Pff… qué infantiles…”- susurró la vampiresa al caminar por la taberna hasta llegar a otra mesa donde se sentó sola. Estaba feliz, sus heridas estaban sanando, tenía ahora nuevos amigos, sí, pero la guerra podría quitárselos en un abrir y cerrar de ojos. Pensó en sus padres. Su familia, los Temrich. –“Los vengaré…”-expresó en voz baja cuando de la nada una copa de vino fue depositada a su lado. –“Es de parte del caballero de allá, damisela.”-comentó el mesero con amabilidad y discreción. Los ojos esmeralda se posaron en el chico que no parecía tener más de 26 años de edad. El joven se levantó de su asiento y se acercó hasta donde la dama nocturna se encontraba. –“Qué hace una damisela de su calibre en un lugar tan común como este?” – preguntó él, tratando de impresionar a la chica quien únicamente sonrió dejando ver sus colmillos. El semblante del joven se empalideció por completo. –“Oh… qué sucede, cariño... no somos tan malos como nos pintan…”- le comentó con voz seductora mientras que con el dedo índice le hacía cariñitos en la barbilla al pobre guerrero asustado. –“Muchas gracias por el vino… es…. muy parecido a…”- detuvo su oración para tomar la copa en su mano y dar un sorbo al líquido. Acto seguido continuó: -“La sangre…”- una sonrisa coqueta se asomó por su rostro.

–“Ah… sí? Entonces tiene buen sabor, o no?”-preguntó con cierto miedo y atracción el chico. –“Así es! Uhm, me pregunto… a qué sabrá tu sangre…? – un guiño sensual fue disparado, su víctima se puso rojo y muy nervioso a tal grado de perder el equilibrio. El dueño de la taberna se acercó y de un jalón de ropa lo alzó en el aire para sacarlo del lugar. –“Oh! Señor… no. Está conmigo, sólo perdió el equilibrio… creo que lo que le hace falta es… un largo y placentero… descanso.”-sonrió la vampiresa al fornido dueño quien le advirtió al chamaquillo que no causara problemas. El caballero asintió con extremo nerviosismo. Nerviosismo ante el “tanque” frente a él y por la forma de hablar tan sugestiva de la pálida damisela. –“Querido, estás bien?”- cuestionó con cierto regocijo y encanto para hacer sentir bien al guerrero. –“Me encuentro bien, preciosa… te parece si… nos vamos de aquí?”- respondió con cierta travesura en su voz tras poner unas cuantas monedas en la mesa. – “Oh! Me encantaría”- le susurró la chica al oído antes de ponerse su capucha para salir a la luz del sol.

Ojos púrpura se abrieron con lentitud, a pesar de que sus heridas estaban cicatrizando aún no se sentía completamente saludable. –“Uh… qué hora es?”-preguntó al aire el Lacertian, mientras se sentaba en el borde de la cama en la que se encontraba. Era tarde para los demás. Las 10 quizás. Tenía un mal presentimiento, algo no andaba bien consigo mismo, sin embargo, no le dio importancia. Se levantó y metió al baño por unos instantes. En el inter, Slugkdar, travesureaba en la ropa de su dueño olfateando y llenando de babita por donde caminaba. Un rechinido de puerta sonó y tras ella el lagartijo apareció. –“Slugkdie… qué haces, pequeñin, tienes hambre?”-cuestionó mientras que con mucho esfuerzo se arrodilló para tomar su ropa. –“Ugh…”- se quejó al sentir un agudo dolor en su pierna donde la flecha se había depositado con anterioridad. –“Esto será un problema…”-pensó al notar que Slugkdar lo miraba con preocupación. –“Estoy bien… anda… vamos a desayunar…”-comentó a su pequeña mascota quien se trepó en su hombro sano para no lastimarlo.

Al salir de la pequeña cabaña, vio a Smarah pasar junto a un chico que no conocía, no le importó mucho sólo bajó la mirada y se dirigió a la taberna donde los demás aguardaban.

Amarante trataba de sujetar la cola de Erfin la cual se meneaba con mucha intensidad. Silmew tomaba un pequeño vaso de leche fresca, Shea se encontraba desayunando, teniendo una plática con Elysian y Alanis acerca de cómo utilizar el hielo para la decoración de interiores. Josué tenía un reto con el demo-gato de quien podía comer más. Todos estaban en el comedor. Claro, faltaban Bardo, Jabel, Aurelius y Smarah pero ellos tenían sus propios asuntos. El lagartijo saludó con su mano izquierda al grupo quienes con una sonrisa amplia lo invitaron a sentarse. Se sentía agradecido de estar un día más con ellos, esos seres a quienes comenzaba a ver como una familia. –“Muchas gracias, chicos.”-expresó cerrando sus ojos con tranquilidad mientras se servía un poco de comida en un plato. Rápidamente Slugkdar saltó a la mesa y corrió hasta la comida de Josué quien ya no podía seguir comiendo más, y la devoró por completo. A lo que Erfin empachado alzó los brazos –“ HA! TE GANÉ! HIC”-terminó con un hipo simbolizando que estaba muy lleno. Todos rieron.

-“Hace rato vi a Lady Smarahdova irse al pueblo… Es un nuevo lugar, podríamos explorar un poco y así reabastecernos con suministros para nuestro próximo viaje, no lo creen?”-propuso el lagartijo con voz seria pero animada a la vez. Todos podrían tomar provecho y así ayudar a la causa de Silmew con mayor velocidad. Debían estar bien para poder salvar a la raza Felyne de esa terrible enfermedad. Quizás Yantar estaba siendo muy apresurado en romper la diversión como siempre pero toda una raza estaba en peligro. Slugkdar quien estaba lleno se arrastró hasta Silmew, la observó con curiosidad ya que nunca había visto a un ser parecido antes, después de todo Slugkdie era un bebé curioso. La gatita se erizó al ver al insecto porque sabía que llegaban a ser criaturas feroces y malvadas en su etapa adulta. –“Ven, Slugkdar…no molestes a la señorita.”-comentó con voz tranquila el Lacertian a lo que obedientemente su mascota respondió corriendo para depositársele en el regazo. –“Podríamos dejarles una nota a los demás para vernos en un punto específico al terminar el día… Tenemos suficiente dinero como para trueques por aquí. Y necesito conseguir un báculo nuevo.”-continuó a sus compañeros quienes se notaban un poco ansiosos por la idea del joven lagartijo. Shea bajó su mirada debido a que se sentía culpable por la pérdida del ‘was’ de Yantar, se levantó con cuidado haciendo rechinar sus alas metálicas –“Iré a prepararme, llevaré a Amarante conmigo.” –dijo con voz dulce antes de tomar a la pequeña Fauno en brazos e irse a alistar. –“Los veo afuera de nuestra cabaña.”- terminó para salir por la puerta principal. Todos sonrieron y decidieron ir por su dinero. Tras dejarles una nota a Aurelius, al Padre Jabel y a Bardo, todos se fueron, como dirían en tiempos modernos, de ‘shopping’.

El grupo se encontraba en el centro del pueblo, una fuente decoraba la pequeña plaza principal, ese sería el punto de reunión al anochecer, en cuanto el gran astro se fuera a ocultar tras las montañas, ellos se verían ahí para regresar a la cabaña. -“Muy bien! A Explorar!”- comentó Josué con ímpetu, mientras daba un salto; tomó al demo-gato del chaleco y ambos corrieron al área de maquinaria y herrería. Erfin meneó la cola al pensar que podría comprar nuevas piezas para sus inventos; necesitaba un metal ligero y resistente para su próximo proyecto, uno ambicioso, incluso para él. Elysian pensó que no le vendría mal un poco de ropa nueva y telas para enmendar los atuendos de sus compañeros en caso de que se llegaran a estropear. Shea, quien llevaba cargando a Amarante, se le pegó a la dama de Hielo para acompañarla, ya que a ella le resultaba interesante la moda no faérica. Por último, Silmew, Alanis y Yantar decidieron ir juntos al área de hechicería. –“Es un gusto el que me acompañen, señoritas…”- comentó el Lacertian con amabilidad. Su túnica tintineaba debido a que no tenía morral donde guardar sus objetos. Slugkdar igual iba de polizón en ella. –“No tiene que agradecernos, joven Yantar, fue agradable su idea de venir a conocer el pueblo… es algo extraño de su parte, creo que… al igual que todos, ya se está abriendo un poco más.”-replicó con una sonrisa amplia la wiccan. –“Creo que sí…”- contestó nervioso y algo sonrojado el ojipurpureo.

Silmew observaba cómo todos la veían caminar, ya que era adorable ver a un gatito en armadura. –“Puff… soy una guerrera, no una mascota…”-dijo entre dientes por la vergüenza que sentía. Notó un local de armaduras y sus ojitos brillaron con intensidad. –“Hechiceros! Los veo en la plaza al atardecer!”-se despidió sonriente de Alanis y Yantar. Ambos le sonrieron por igual y asintieron con la cabeza. –“La guerrera Silmew es bastante temeraria o no?”-preguntó el chico para sacarle un poco de plática a la hechicera. –“Oh! Sí que lo es, tiene una noble causa… salvar a su raza. Me pregunto qué enfermedad los estará atacando y si nosotros podremos encontrar la cura a ella?”- cuestionó por igual con un poco de preocupación. –“Si pudimos recobrar la memoria de la Doncella Elysian, supongo que igual podremos encontrar el antídoto al mal que cayó sobre los Felyne…” –replicó con tranquilidad mientras abría la puerta de un local de alquimia. –“Después de usted…”- terminó para dejar entrar a la joven hechicera.

Estantes repletos de diferentes pociones se alzaban por las paredes del lugar, era un paraíso para ambos. La dueña del local, una joven elfa vestida en una túnica gris, los invitó a pasar con amabilidad, su piel era blanca como la nieve y sus ojos anaranjados como el atardecer; un bonito peinado constante de una trenza dorada caía por su hombro izquierdo. –“¿Qué puede hacer Elphyne por ustedes, jóvenes viajeros?”-cuestionó a sus recientes clientes con una sonrisa amplia. –“Tengo pociones, hechizos, libros, recetas, ingredientes, pregunten… no sean tímidos!”- terminó para escuchar sus demandas, analizando a sus clientes con detalle. La sonrisa de Elphyne era contagiosa por lo que ambos sonrieron ante su amabilidad. –“Uhm, tiene libros de magia acústica?”- preguntó con timidez, Alanis, porque sabía que eran difíciles de conseguir. Los ojos anaranjados se posaron sobre un estante para después tomar de él 3 tomos de un mismo autor, Ilia Serenade. –“Magia Acústica… Claro que sí! Tengo los libros de Ilia, Básico, Avanzado y Experto… ella misma me los otorgó en uno de sus viajes.”- expresó Elphyne con orgullo. –“El básico está a 75 platas, el Avanzado en 5 oros y el Experto en 35… pero como me agradan les dejaré a 38 oros los 3.”- terminó al ponerlos sobre el mostrador. Alanis algo desilusionada por el precio de aquellos libros se limitó a suspirar, era elevado, de esperarse debido a su rareza. Quizás se decidiría por el básico, a fin de cuentas sería un nuevo aprendizaje para ella. –“También necesito recetas e ingredientes para pociones curativas, por favor.”- pidió la wiccan con tranquilidad a lo que Elphyne respondió trayendo un estuche de cuero, un kit completo para hacer brebajes y ungüentos. –“Esta preciosura es de lo más completo que podrán encontrar de aquí a las Llanuras Escamosas!”-ofreció a ambos hechiceros con seguridad. –“Hmm… también tendrá algún báculo de Electerium?”-preguntó el Lacertian con curiosidad antes de que la Elfa pudiera dar el precio del kit mágico. –“Ah! Por supuesto! Electerium… igual tengo varios tomos de magia eléctrica, te interesaría uno?”- ofreció la chica con amabilidad tomando de un porta armas un staff con forma de dragón con un pequeño cristal azul eléctrico en las fauces; lo colocó en el mostrador junto con un libro básico de magia. –“¿Cuánto sería por el báculo, el libro eléctrico y el kit, por favor?” – preguntó el mago a la Elfa sacando de su túnica una pequeña bolsita con sus fondos monetarios. –“Por los objetos…”-Elphyne no pudo terminar su oración debido a que Alanis interrumpió.

–“Disculpe, joven Yantar pero… no pagará eso usted solo! No puedo dejar que lo haga!”- seguridad podía escucharse en ella. Una sonrisa se asomó por el rostro del joven escamoso y entregó 5 monedas de oro a la Elfa frente a él. –“Quiero… que esto sea un obsequio para usted… ha sido muy atenta con todos nosotros y se lo agradezco.”- Comentó entregando el kit a la Wiccan. –“Ademas… Debido al golpe de Bardo, la cuenca ocular de Aurelius está delicada… necesitará muchos cuidados que sólo usted puede otorgar y sin un paquete adecuado no lo logrará.”-terminó para dejarla pagar su parte que era el libro Acústico Básico. -“La que está agradecida por todo aquí soy yo. Por tenerlos a ustedes, a todos ustedes como amigos y compañeros. Tiene razón, le sacaré el mejor provecho posible a este kit! Se lo agradezco joven Yantar!”-expresó con una mirada cristalina antes de pagar su propio libro de magia. Ambos agradecieron a Elphyne y justo antes de abrir la puerta un “Hey” proveniente de la elfa llamó su atención. A los brazos de Yantar cayó un morral de piel reforzado. Los ojos púrpura confundidos se posaron en los anaranjados que simplemente dejaron salir un guiño. El lagarto hizo una reverencia ante Elphyne, antes de salir del lugar en señal de agradecimiento.

El día aun no terminaba, más compras les esperaban!
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Merecido Descanso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.