Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Últimos temas
» Merecido Descanso
Mar 17 Ene - 19:06 por Yantar

» Ficha de Silmew
Jue 14 Abr - 21:26 por Yantar

» Memorias Trágicas: Castillo Norling
Lun 11 Abr - 13:17 por Jabel la Roca

» Los Páramos Helados de Northal
Miér 20 Ene - 7:44 por Amarante

» Amarante: La hija del bosque.
Dom 17 Ene - 13:39 por Yantar

» Bardo, El Caballero Andante
Miér 25 Feb - 23:30 por MasterKaoz

» Lo que el destino nos tiene preparado
Lun 24 Nov - 12:02 por Shea

» Ficha de Arzobispo Jabel
Dom 7 Sep - 21:28 por Jabel la Roca

» Magos (Limitados)
Dom 7 Sep - 11:21 por Yantar

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Compañeros

Crear foro




Los Páramos Helados de Northal

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Dom 25 Ene - 21:37

¿Algo que quería librarse de quienes no son humanos? Eso no sonaba muy bien para la mayoría de los integrantes del grupo. El Lacertian se quedó mirando a la joven Hechicera  con un poco de incertidumbre. Sus ojos purpúreos se posaron sobre Shea dándo a entender la gratitud por la comida que le había otorgado hace rato, cerró sus ojos y sonrió por lo bajo sacando un poco su lengua bífida en señal de nerviosismo. Suspiró un poco y revisó su mochila, ahí yacía el pequeño Slugkdar el cual continuaba en shock por el estadío en las entrañas del Obispo. El lagartijo lo sacó y sostuvo en sus brazos para tranquilizarlo un poco. Alanis estaba apenada por el incidente y se disculpó con el erizado/asustado Demogato, él sólo se sacudió.

Slugkdar de repente saltó de los brazos del chico escamoso para dirigirse con el Hada y se le acurrucó en el regazo donde se durmió. Yantar al ver esto se levantó de su lugar y se sentó junto a ella para cuidar de su pequeño gusanito. -"Uhm... quería darte las gracias por la comida." - expresó el joven con seriedad evitando el contacto visual prolongado. Sintió un escalofrío al recordar las palabras de Aline un ser que los quería destruir, a lo que el chico expresó: -"Me pregunto quiénes serán... pero debemos estar alertas y movernos rápido." -terminado de hablar se quedó callado y sólo escuchó. Se acercó al Obispo un poco preocupado y recordó unas palabras: S.A.I.N.T. A lo que le preguntó por un poco más de información.

Smarahdova por otra parte salió enojada tratando de quitarse el Hábito que le habían otorgado por su lujuria, se dedidcó a ver a su nueva mascota. Le puso ojitos tiernos mientras le sostenía cariñosamente los costados del cráneo donde estarían sus mejillas y gritó a todo pulmón: -"Qué cosita tierna eres, Babas!! Quién es un dulce Babas?! Quién?" Y así... el animal invernal fue bautizado como 'Babas' El Wendigo.


Última edición por Yantar el Dom 1 Feb - 14:24, editado 2 veces
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Vie 30 Ene - 13:40

-La preocupación por el hecho de ser perseguidos por  los mencionados anteriormente, S.A.I.N.T.;   que buscaban deshacerse de todos los que no son "humanos" recorrió su espalda erizándola. El hada pensaba en como pudiere ayudar a sus amigos, después de todo eran como su familia, o al menos así lo sentía ella...
Slugkdar saltó de los brazos de Yantar a el regazo de Shea  para acurrucarse, y al momento de encontrar un refugio bajo los brazos de el hada, el pequeño golpeó con sus patitas una pequeña bolsa de terciopelo que guindaba de su cintura, sonando como canicas, sostuvo la joven de cabello lavanda pálido ésta con una mano, mientras que con la otra acariciaba al pequeño gusanito.
En este momento,  recordó que en esa talega guardaba piedras con energía feérea que permitía conceder una voluntad, siempre y cuando fuera una verdadera necesidad. Ella las solía utilizar cuando era Adivina, pues hubo muchas personas a quien ayudó con esos pequeños milagros en forma de cristal, curó a muchos e incluso ayudó a prófugos inocentes a huir lejos cambiando su aspecto temporalmente para no ser reconocidos.
"Tal vez podemos usarlos para protegernos de ellos temporalmente... o quizá confundirlos" Pensó el hada, mientras abría el pequeño aterciopelado  saco repleto de piedras color ámbar, las contó y se dió cuenta de que había suficientes, 10 piedras y sobrarían un par. Slugkdar parecía un poco inquieto, Shea cerró la bolsa colocándola en su lugar y lo abrazó.- Eres el mejor, pequeño- y  le besó lo que parecía su cabecita, por encima de sus cuencas. Todos la vieron un poco desconcertados, pues era una mascota a la que no serían muy adeptos darle un cariño así... a Él o a "Babas", el Wendingo de Smarahdova. Shea se volvió a todos ellos, y les sugirió- Tenemos una oportunidad de escapar- les explicaba -Tengo Magia Neutral para ayudarnos a salir de esto... ¿Quieren enfrentarlos? Primero tenemos que recuperar fuerzas... Continuar nuestra travesía, pero neceistaremos un disfraz-al momento de  mencionar el disfráz, tomó su bolsito y lo abrió frente a todos, mostrando las piedras Ámbar que ella tiempo atrás había creado antes de partir de su natal. Entonces la joven hada les explicó a detalle- No importa si es un ser obscuro o de luz, neutral o humano quien las use... Estas piedras conceden milagros, pero los milagros deben ser desde el fondo de tu corazón... Pueden sanar, más no revivir... Pueden cambiar tu destino si las usas a tiempo, además de eso, tienen la facilidad de mantenernos ocultos por un tiempo prolongado, ponernos en otra piel... Mutar nuestra naturaleza temporalmente... quizás eso sea suficiente para que nos pierdan el paso -Shea se quedó en silencio, mirándolos con seriedad, esperando que sus amigos o el padre Jabel accedieran u objetaran-


Última edición por Shea el Dom 1 Feb - 14:25, editado 1 vez
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Dom 1 Feb - 1:02

.- Guardalas, no tiene caso que las usemos ahora, si nos siguieron hasta aqui es que saben con certeza que somos los unicos en los paramos, seria mas inteligente usarlos para despues. Dijo Aurelius cerrando la bolsita de Shea, despues dijo.- les llevamos ventaja asi que en marcha.
.- ¿pero a donde vamos? Pregunto curioso Efrin.
Aurelius respondio señalando a la montaña mas alta.- ahi, a La montaña mas alta del mundo, "El Lamento de Ogrest" ahi arriba hay unas ruinas que deben ser del pueblo de Elysian, si estoy en lo correcto ahi ella encontrara la respuesta de su pasado, si me equivoco entonces ahi enfrentaremos a nuestos perseguidores.
Sin demora el grupo tomo rumbo a "El Lamento de Ogrest", Elysian miro a la montaña con preocupacion púes no sabia si estaba lista para los secretos que le revelaria de su pasado pero la dama de hielo estaba determinada a ir a la montaña.
mientras el grupo avanzaba una figura espectral los miraba avanzar a la montaña, el espectro llevaba una armadura totalmente blanca, sus ojos brillaban con un intenso color azul; el espectro entonces desaparecion entre la nieve...

Dos horas mas tarde...

.- "Al parecer van apurados." -dijo un soldado que revisaba los restos del campamento del grupo.
el lider del grupo de soldados que estaba vestido con una pesada gabardina negra, un sombrero de peregrino dijo.- "han de haber descubierto que los seguimos pero esos herejes no se escaparan de nosotros.

.- "Pero no entiendo, Lord Inquisidor, ¿Por qué seguir a estos herejes en particular? Pregunto un soldado.
otro tambien pregunto.- si, ¿no deberíamos estar preparándonos para la guerra?
.-Imbéciles, en ese grupo esta la ultima de los Elementales de Hielo, ella es la llave para obtener el poder que necesitamos para lograr nuestro cometido!"- exclamó el Lord Inquisidor, después ordenándole a sus soldados dijo: -"Ahora afilen sus espadas y carguen sus arcabuses, que estamos de cacería y el honor de nuestra figura está en juego."

.- "SEÑOR, SI SEÑOR!" - Exclamaron los soldados, al unísono.
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Josue el Miér 4 Feb - 19:45

Había pasado un buen tiempo desde la última vez que yo Josué había puesto atención ah algo, ya que había estado como en una especie de coma donde solo mi cuerpo subconsciente se movía en base a las acciones de mis amigos movían mientras que mi mente exploraba intentaba alcanzar la iluminación , oh que por desgracia había tenido un coma zombificado pero no hablemos de esos detalles que parecen escusas para justificar lo poco que he ayudado a mi comunidad , ya que la ultima vez que recordó fue que estaban intentando proteger a un niño y después de haber llegado tarde a ayudar en una especie de coliseo donde peleaban y ahora que estaba cociente noto que sme encontraba en una basta zona helada y veía al principio como sus compañero estaban teniendo un combate de bolas de nieve, eso motivo a mi josue a intentar participar pero como un relámpago que cayo a la tierra empezaron los conflictos , algo acerca de un libro que se comió un gusano y un conflicto pero antes de darme cuenta quede otra vez en mi estado de no saber que paso hasta que después nos separamos en grupos para domir donde al final pasaba algo pero mis compañeros me taparon mi ojos, supongo que para que a si YO JOSUE no se dañara la vista que considerado pero por desgracia un arbo cayo y volvi a estar en mi estado de suspensión aunque ya ni recuerdo yo mismo si era coma, zombificado en fin después del susto ahora estaba YO JOSUE asiendo guardia con un compañero pero antes de que YO JOSUE lo notara ahora estaba en un bosque , me gustaría pensar que YO JOSUE tengo la habilidad de moverme en el tiempo pero todo esto es solo el resultado de no haber entrenado mi cerebro y quedar en situaciones que ni siquera yo mismo mas que por mis movimientos involuntarios me llevaba , prácticamente como una marioneta , baila marioneta baila , eso es buena quisas si tengo tiempo use después esa frase .
Pero para mi des fortunio después de este monologo me di cuenta de que estaba siendo protegido junto a mis compañero de una bestia que en un punto de vista normal dirían .- pero que rayos es eso .Pero para mi JOSUE le interesaba como semejante creatura podía moverse con los órganos al descubierto y no desprenderse al suelo y no aceptare el hecho de que es magia y aunque esa es la manera fácil , pero sabía que no era el momento ya que YO JOSUE veía como estaban mis compañero , preocupados , aterrados y francamente no los culpo así que infle mi pecho en señal de miedo para no dejarlos e su angustia aunque YO JOSUE soy muy valiente , oh subconscientemente estaba aterrado que ni me había dado cuenta de que ya seguía un plan para detener a tan terrible y magnifica creatura.
Ya después de que todo termino y de haber adoptado a tan magnifica y espeluznante creatura YO JOSUE quería estudiarla pero otra vez mi cuerpo me traiciono y estaba con uno de mis compañero que estaba preocupado por algo.
Sin comprender que pasaba me retire a pensar en todo nuestro viaje y recordé que mis bombas no habían estallado en ese lugar y donde habíamos acampado decidí detonarlas , que es lo pero que podría pasar , no es que exista una bola de santos que quieran nuestra cabeza y así y nada mas deje accionarlas y una explosión se escuchó a los lejos.
Y que voy a ser después yo Josué … no lo se ya que realmente no sé que tengas pensado mis aliados pero YO JOSUE estaré a su lado aunque sea subconscientemente si no puedo arreglar mis problemas mentales.

Josue

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Edad : 25
Localización : cielo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Miér 4 Feb - 23:14

Hablando con Yantar le dijo: "Esta orden, S.A.I.N.T. son una orden formada por mi y mi aprendiz Thoring, despues de que desapareci oi rumores de que ahora la organizacion se centra en cazaros a vosotros, los no humanos, si pudiera hablar con Thoring, podria solucionar la situacion, debemos apresurarnos, y jovencitas Aline y Smarah los habitos perdieron su encanto, poderos quitar el habito" a lo que rapidamente Ali y Smrah se metieron a la caravana y se empezaron a desvestir; en eso Aurelius intento espiar pero fue rapidamente noqueado por un bloque de hielo cortesia de Elysian.

Llegando a la cumbre vieron una pila de cadaveres y ramas apilada pero algo sumamente extraño, estaban ardiendo en una llama blanca-roja, unos decian haber visto esas flamas antes, pero no quisieron divagar demasiado asi que montaron un campamento ahi para calentarse, excepto Elysian que se tapo con mas hielo nada mas.
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Miér 11 Feb - 1:11

Al ver esa especie de "fogata" con tanto muerto ardiendo,  la chica tuvo un escalofrió en su espalda, le era realmente muy raro que eso estuviera ahí, miro a sus compañeros que solo montaban el campamento o alejaban la vista ante esa escena.
Pero a la doncella realmente le molestaba el porque de todo eso, pero mas le intrigaba ese fuego peculiar, no quería acercarse mucho a el pues bien sabia que ese elemento no era compatible con el suyo y podría salir muy lastimada.

Curiosamente busco en los alrededores de esa zona, de inmediato algo capto su atención pero sabia que seria peligroso alejarse por lo que llamo a Erfin y Alanis para que la acompañaran. Así Elysian les comento haber visto una senda subiendo por otro camino diferente a donde se dirigían convenciéndolos a ambos de explorar dicha senda, los 3 valientes chicos caminaron uno cerca del otro en fila para no perderse, no paso mucho para que encontraran  al final una mesa con un poco de comida, una silla y un cofre grande por unas enormes rocas.

.-Parece ser un puesto de vigilancia ¿No creen?-. comento la doncella. Alanis miro alrededor  de la mesa y en ella encontro una bolsa pequeña, al abrirla descubrio algunas pociones y plantas .-¿De quien sera todo esto?-. El demo-gato fue hacia el cofre e intentandolo abrir descubrio que se encontraba cerrado con llave .-Posiblemente sean objetos robados o de bandidos...pero...no creo poder abrir este cofre sin llave-. rascándose la cabeza.

Elysian comento.- si ya nadie necesita estas cosas, entonces conservarlas seria lo mejor, Alanis llevate la bolsa de mano de la mesa, nos pueden ser de utilidad todo lo que contiene...-. acercandose al cobre le pidio al chico demo-gato que le pasara una barita de metal cerca de sus pies.
Este al ver esa pieza se la otorgo a la chica de hielo y esta dijo .-Mira y aprende-. con esa barita plana mas otra que ella tenia, inserto ambos en la cerradura del cofre y con mucho cuidado giro un extremo de ella a la derecha, en pocos segundos se  escucho un "click", ante sus ojos la cerradura fue abierta.
Alanis pasmada le pregunto .-¿Como lo hiciste?-. sonriendo la chica le contesto .-Trucos de ladrones que aprendí-.  
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Mar 24 Feb - 10:24

-Cadáveres en llamas, no era un lugar para una pacifista como ella; Sentía que iba a vomitar la pobre hada y se limitó a desviar la mirada de aquella escena tan perturbadora. Shea se encontraba confundida, durante todo este tiempo no sabía realmente cuales eran sus objetivos en su vida como habitante de una tierra distinta, como lo es Luciferis, y todos los lugares por donde habían plasmado sus huellas ella y sus compañeros. Dudaba de sus habilidades, y realmente se sentía decaída, pues su magia era limitada, además de que ya no podía volar más. Ayudaba a sus compañeros a levantar el campamento mientras a su mente llegaban todos esos pensamientos sobre su verdadera razón de ser, lo poco útil que era y la manera en la que,  al haber dejado su tienda y su oficio de adivina, pudo haber afectado a los aldeanos a los que ayudaba.  Estaba distraída y mientras sostenía la parte superior de la tienda que montaban ella, Yantar, Aurelius y Josué,  sus dedos se aflojaron y la tienda, con el peso, se le deslizó de las manos quedando debajo de esta a  Aurelius y Josué, quienes con unos troncos delgados intentaban alzar la tienda, mientras Yantar se encontraba poniendo estacas en los bordes de la carpa, para que se sostuviera. -Lo lamento-  exclamó el hada,  disculpándose con sinceridad- No fue mi intención- decía mientras ayudaba a Aurelius y a Josué a levantarse y salir del interior de la carpa. Aurelius quitó su brazo,  soltándose de las manos de Shea, y entre dientes, pero audible para ella, dijo : "¡Torpe!" y Sostuvo la tienda en lugar de ella, mientras Josué terminaba de acomodar los troncos dentro de esta. Realmente eso la lastimó. Shea se acercó a el trineo donde guardaba algunas de sus cosas, las que no había perdido en el camino, como su capa, algunas monedas de oro y agua, y decidió volver por donde había regresado, Sludgkar se asomó de la mochila de el lagartijo, mientras Shea empacaba, y la miraba con curiosidad, la chica feérea le acarició su lomo y le sonrió con lágrimas en los ojos. Yantar no se había dado cuenta de la situación, pues el ruido de las estacas y la roca con las que las golpeaba, no dejó que se diera cuenta , no hasta que vio que Shea comenzó a caminar con la intención de alejarse. -Ya no me necesitan- musitó, mirando atrás, viendo a Yantar a lo lejos, y a los demás en lo suyo. Sonrió y movió su derecha ligeramente, ondeándola en el aire a modo de despedida. -Espero verlos pronto, debo volver pero sé que el destino nos permitirá encontrarnos de nuevo, en algún lugar.
[color=#330066]Un breve receso para Shea[/color]:
Hola chicos, no les comenté esto en el chat de Quest, pero  prefiero que lo lean por aquí. Mi madre se ha enfermado y no tengo tiempo ni para mi, ni para estudiar; ni jugar siquiera. Debo ayudar a mi padre a cuidar de ella, al igual que debo concentrarme en mi carrera, pues solo faltan 5 meses para que la termine y no quiero "aflojarle" ahorita. No me gusta hacerlos esperar, y tampoco me gusta dar excusas ni nada de eso, así que espero existenciales de un hada desterrada, con poca magia y sin alas que anda con un grupo de magos, guerreros, científicos y obispos. Quería darle un giro a la historia de mi personaje, créanme que  la tenía planeada... Me gusta mucho el drama en el Rp, al igual que los villanos y las circunstancias emocionantes: Como enfrentarse a seres poderosos, ver muertes,etc.  Pero en fin... Voy  a darle un receso a Shea, se va a regresar a su tierra, pero planeo que sea secuestrada por Mithrandis y luego que se reencuentren con ella si se llegan a enfrentar a él de nuevo. Pues bien, por ahora debo irme y gracias por comprender. Saludos y besos.
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Josue el Vie 13 Mar - 23:05

Despues del incidente pasado nuestra comunidad ahora estaba en vuelta en lo que parece ser una persecución de fanáticos pero eso no hacia que nadie perdiera los ánimos de seguir el camino, ni siquiera a mi Josué donde ahora habíamos llegado a una fogata con cadáveres.
¿Por qué estaban en llamas eso cuerpos?, ¿Quién los quemo?,¿Cuál era el propósito de semejante acto ? esas eran las palabras que horita en ese mismo momento recorrían mi emplumada mente , pero no paso mucho tiempo hasta que mis compañeros, amigos , aliados recomendaran poner un lugar para donde dormir.
Uno de la comunidad encontró una botellas mágicas las cuales por sugerencia se guardaran para después, eso me puso a MI JOSUE muy intrigado de como funcionaban pero recordó que la ultima vez que toque algo mágico, termine con medio país del norte y se me prohibió su entrada a dicho lugar a si que desde ese dia YO JOSUE no toque algo mágico y solo me centre en lo que mas me gusta LA CIENCIA y hacer mis dibujos con plumas de mi cuerpo, No es realmente interesante .
Pero antes de seguir YO JOSUE y algunos de mi equipo nos encargamos de poner la tienda hasta que por accidente la simpática hada de cuyo nombre no puedo acordarme se le cayo la tienda, ella estaba algo deprimida como si se cuestionara si de verdad es útil hasta que YO JOSUE y mi otro aliado y que no recuerdo ni mi nombre si no fuera por que tengo escondido una placa con mi nombre en el además de siempre repetírmelo en tercer persona para que asi se me quede bien la apoyamos de que no se deprimiera.
Ya pasa la noche nuestro grupo se la paso a comer tranquilo contando experiencia y de que cmo YO….. JES DIGO JOSUE fue expulsado de los países del norte y asi pasamos la noche ….

Josue

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Edad : 25
Localización : cielo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Lun 23 Mar - 11:12

Mientras tanto no muy lejos de ahi...
Un misterioso viajero cubierto en una tunica pesada y raida escapaba de una misteriosa criatura. Entre jadeos el misterioso viajero se dijo.- Debo de... Encontrar un lugar donde... Esconderme...
Pero el pobre viajero de repente se tropezo con una piedra haciendo que cayera cuesta abajo en la colina
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Jue 26 Mar - 11:44

Elysian y el demo-gato estaban abriendo el cofre y pudieron ver un saco un poco grande, la forma que tenía parecía contener algún libro pesado y grueso, pudieron ver que  otras cosas se encontraban ocultas ahí, entre más tela, como dinero unas cuantas armas y prendas. --Escucharon eso?- Preguntó la hechicera, un poco alarmada porque Erfin estaba tan entrado en ver el nuevo tesoro que no se percató de aquél sonido. -Elysian... ¿Podrías disculparme? Tengo que salir, a ver... Qué es lo que escuché.- a lo que respondió Elysian en tono amable -Adelante, Alanis, pero ten cuidado y no te alejes demasiado.-
Así, con sus amigos en aviso de que saldría por un momento, fue a revisar lo que se escuchó como un golpe en el suelo. Camino un poco más allá de donde estaban ellos y se encontró con un camino no muy largo que subía por la colina, al caminar sobre él pudo ver un sujeto, tirado en la nieve; el instinto de la hechicera le hizo dudar sobre si era buena idea o mala acercársele y ayudarlo, pues parecía herido, aunque en realidad no notaba sangre en la nieve. Finalmente su sensibilidad la obligó a inspeccionar más de cerca aquél ser de procedencia desconocida; usaba una capa, y esta estaba raída, vio que en efecto tenía forma humana. Tocó la capucha de la capa y destapó el rostro de aquel – Hombre, es sólo un hombre – acercó su oído a su pecho –, su corazón late, por lo que se encuentra inconsciente… Debería llevarlo a un lugar mejor- Trató de cargarlo en sus hombros, sin embargo era pesado para una chica delgada como ella y tan pequeña de edad. Prefirió crear un orbe alrededor de él y así lo fue empujando por todo el camino que ella había recorrido hasta llegar con Elysian y Erfin, así lo hizo, pero escuchó una extraño ruido lejano de volumen fuerte, se escuchaba como un tejón y cuando este se dejó oír pudo ver que el viajero estaba sudando más que antes, así que apuró el paso cuesta abajo. Al llegar con sus compañeros entendieron la preocupación de la hechicera por aquel hombre, aunque lo consideraban una amenaza al no saber ni siquiera su nombre, pero decidieron volver al campamento.

Cuando llegaron Elysian se dio cuenta de que Shea no estaba presente, los chicos estaban ocupados y no se habían percatado de que Shea no estaba con todos ellos. Estuvo a punto de preguntarle a Yantar, pero se abstuvo porque estaba meditando y mejor regresó con Alanis, que se encontraba debajo de un árbol dedicada a cuidar al forastero y explicarle lo ocurrido cuando despertase. –No la encuentro en ninguna parte, ¿sabes a dónde habrá ido nuestra amiga ferea?- al escuchar esto Alanis comenzó a usar su clarividencia y acertó a lo peor –Se ha… Se ha ido, pero no sé a dónde, sólo… Pude verla despidiéndose temporalmente.- Esto las entristeció a ambas, y más tarde contarían la noticia al resto del grupo.
De repente, cuando Alanis observaba al hombre extraño, este despertó diciendole a Alanis que se acercara - Oye, tu, linda dama, ¿puedes acercarte? Quiero... Preguntarte algo... ¡¿A DÓNDE FUE EL TEJÓN!?-
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Mar 12 Mayo - 21:32

Varios días habían pasado, el joven Lacertian se encontraba en un trance mental debido a las fuertes cosas que les habían ocurrido; la muerte de Aethelwulf, todas las batallas, la enorme cantidad de nieve a su alrededor y retos. Lo habían agotado espiritual, mágica y físicamente, el trance recargaría todas esas energías.  El chico escamoso tuvo una visión justo antes de despertar: se trataba de Shea , quien caminaba en un bosque muy nevado al parecer se había quedado un poco atrás y nadie lo notó. -"SHEA!" - exclamó justo al despertar. Observó que todos sus compañeros se le quedaron viendo con cara de WTF y que se encontraba sentado en el trineo que habían construido el cual era llevado por "Babas" el Wendigo.

Elysian, Erfin y Alanis quienes tenían tiempo que habían regresado de su mini-aventura, preguntaron por su amiga Faeérica, comentaron que una tormenta los azotó y no volvieron a verla. Aurelius había dicho que era mejor seguir con la travesía que no faltaba mucho para llegar a dónde se encontraba la antigua aldea helada. Una ventisca los tomó por sorpresa y decidieron acampar ahí. A lo que el ojipurpureo respondió: -"Ella está bien... en mi visión la capté en un bosque no muy lejos de aquí..." -sinceridad se notaba en su semblante serio.

Yantar registró el lugar, divisó el fuego que era muy raro... montón de cadáveres en  combustión, eso era extraño para él pero Smarahdova parecía una niña frente a una hoguera que cantaba canciones algo macabras para los demás pero para ella eran melodías felices.  Revisó en su mochila que todo estuviera en su lugar y así era, salvo que Slugkdar había escapado otra vez hacia las pertenencias de Aurelius. El hechicero se levantó  de su asiento, tomó camino hacia donde el pequeño insecto se encontraba y lo sostuvo en sus brazos. -“Mal chico… no se comen los libros de otras personas, Slugkdy… vamos escupe…” –expresó con tranquilidad mientras veía unos extraños dialectos en las hojas que se comía el gusano. Aurelius se percató de esto y corrió en dirección a ambos seres.  –“Tú y tu maldito bicho me tienen hasta el copete! Siempre se traga mis libros!!” –exclamó el Imperial hacia ellos. Yantar sostuvo su mirada seria hacia él, comentando: -“Es sólo una cría… necesita comida… lo lamento.” –se disculpó mientras tomaba las hojas con dialecto extraño el cual era nada más y nada menos que lengua humana, cosa que él no podía leer. -“Me puedes decir qué está escrito aquí, por favor?”-continuó extendiéndole las hojas. Aurelius le arrebató la hoja y comenzó a “leerla” pero en su expresión se notaba confusión.

Detrás de él se mantuvieron cerca El Obispo Jabel, y el nuevo chico el cual se hacía llamar “Bardo” quien le delató de que eso no era lo que estaba escrito en las hojas. Una expresión de vergüenza profunda inundó el rostro del joven Imperial, por lo que Yantar se percató de su analfabetismo. -“…… No sabes leer en tu propio dialecto??”-cuestionó con un tono un poco burlón. -“No puedo creerlo… yo creí que hasta a los militares les daban clases pero veo que no! JA JA!” -continuó burlándose más evidentemente.

La naturaleza del chico no era esa, él no era afecto a burlarse de los demás, pero como los sabios Lacertian habían comentado: “El mundo exterior está lleno de energías que te pueden perturbar y dejar tu propia naturaleza racional para poder sobrevivir” la mente y alma de Yantar estaban trastornadas.

El Imperial se dio la vuelta y corrió, dejando caer unas cuantas lágrimas que se congelaron al instante que tocaron la nieve. El chico escamoso no pensó que lo tomaría así y sintió la mirada muy pesada de todos que lo veían con enojo. -“Se lleva, pero no se aguanta…. Discúlpenme pero debo irme un momento… no soy bienvenido al parecer… Iré a meditar nuevamente para sacar toda esta energía la cual me está consumiendo… los sabios tenían razón. No se preocupen no me perderé.”-expresó mientras tomaba sus cosas, a Slugkdar y caminó con rumbo hacia el bosque nevado, no sin antes darle una piedrecilla a Smarahdova, una piedra mágica con la cual podría teletransportarse mágicamente hacia donde estuvieran sin importar la distancia.

Sin decir más… el chico se perdió en el bosque con la mente nublada, esperando encontrar a Shea.
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Miér 13 Mayo - 20:46

-Dejando el rastro de sus pies en la nieve, Shea continuaba avanzando intentando llegar a una aldea. Su mirada llena de nostalgia al abandonar a sus compañeros de viaje hace apenas unas horas, se llenó  de llanto y  cálidas lágrimas que limpiaban la escarcha que había quedado en sus mejillas por  la nevada. – Creo que no debí huir del campamento ,será mejor que vuelva-  Dándose media vuelta para regresar siguiendo sus huellas como guía, topó su mirada con otra similar a la suya, tal vez con más rencor o posiblemente más dolor y resentimiento; se encontró  a un hada como ella, mirándola fijamente de manera frívola y déspota, acercándose intimidantemente hacia ella. Era un ser que vestía una túnica de piel de ciervo, ojos profundos y amenazantes color aguamarina y un cabello largo y cenizo, casi confundible con la nieve; dando pasos lentos que  hundían sus descalzos pies levemente en la nieve. Shea, sin quitarle los ojos de encima, retrocedió dos pasos.
Vila:





Antes de poner un pie junto al otro, de los labios escarchados de el hada salieron palabras cual si fueran dagas: - Traidora, no perteneces aquí .- Shea quedó atónita por las crueles palabras. La observó con más atención y dedujo, contestándole con esta afirmación: -Tú eres una Vila del bosque… A ti te han asignado para resguardar la naturaleza, tus palabras me duelen, hermana mía- Shea fue interrumpida abruptamente por la Vila- Espera… ¿Hermana? ¡Jajajaja! ¬-Soltó una humillante y estruendosa carcajada-   No perteneces aquí, todas sabemos quien eres. Tú eres quien se creyó la nueva Iolande, pensaste que podías formar una vida con esos seres asquerosos, humanos… Sólo piensan en ellos y en destruir todo lo que tiene vida… Además perdiste tus alas por meterte con seres obscuros. No conoces tu lugar… ¿por qué será? Oh, sí. No tienes un lugar realmente. El destierro no es suficiente para una falta como la tuya, así que te haré pagar. –La tomó del cabello, musitando un hechizo que debilitó a su contraparte ; las pertenencias de Shea cayeron sobre la nieve al ser arrastrada  hasta donde yacía un ciervo, que esperaba por la Vila. Subió a Shea inconsciente en el lomo del ciervo y después, la Vila montó sobre él.

Tras  pasar por un largo recorrido por el bosque, se adentraron en una cueva detrás de unas congeladas cataratas y la Vila dejó caer a Shea sobre el helado suelo por el que pisaban. El lugar estaba adaptado para vivir en el. Había cofres, una cama y muchas pieles y telas tendidas de una soga tejida a mano, al parecer por la misma Vila. Shea despertó de golpe y asustada preguntó- ¿A dónde me has traído? ¿Qué quieres de mi? – La vila sonrió maliciosamente y tomó una soga que colgaba de una pequeña pendiente que sobresalía de un muro de la cueva, colocándosela en el cuello a el hada sin alas- Vas a ganarte el mérito de ser esclava de alguien . Aprenderás que los humanos son crueles y no tienen derecho a la amistad con seres como nosotros. Tampoco las criaturas como los Lacertian, los vampiros u hombres lobo…o demonios que parecen aberraciones peludas .

Tras atarla firmemente, la arrastró con ella forzándola a gatear  y la ató a una estalactita que se unía con una estalagmita en la cueva. Hecho esto, mientras Shea intentaba liberarse tirando de la cuerda, la Vila se colocó una túnica y tomó aspecto humano.- Voy a llevarte a una subasta, los humanos hacen trueques y podré proteger este bosque… Pediré este bosque como propiedad para mi ante los humanos y así nadie podrá dañarlo, y tu aprenderás tu lección .

La tomó fuertemente de las mejillas y la hizo que la mirara a los ojos, la Vila la observó con desprecio y sus labios comenzaron a moverse para dirigir sus palabras a Shea- ¿Sabes lo que te harán? Te encerrarán en una jaula… te llevarán de pueblo en pueblo mostrándote como aberración ¿y sabes por qué? Por unas cuantas pepitas acuñadas… Por oro que es como basura desechable para nosotras, por nada.  Conocerás lo peor de la humanidad para tu desgracia y nadie tendrá piedad de ti. Morirás de tristeza y todo por confiar en seres inferiores. –Concluyó soltándola con violencia.

Shea la observaba llena de temor y remordimiento, sus lágrimas  no cesaban. Intentó musitar una palabra pero en cuanto se dio cuenta, sus manos se convirtieron en pezuñas y de su boca apenas salía un bramido, similar al de los cervatillos. Su pelaje era blanco purpúreo  y sus ojos permanecían  siendo los mismos. Shea observaba mientras salía aquella Vila con su ciervo de la caverna- Iré a hacer tratos en el pueblo, tu te quedarás aquí… y nadie podrá ayudarte. O tal vez debería soltarte para ver si un cazador te lleva a casa para alimentar a su familia – Rió malévolamente alejándose de la cueva. La pobre hada convertida en cervatillo yacía atada en la cueva. La cuerda encantada imposible de romper la privaba de su libertad. Intentó llamar a sus amigos por última vez emitiendo un bramido  que resonó en la cueva a modo de eco, alejándose constantemente. Ahora su destino era el que se encontraba incierto.
Shea como Cervatillo:
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Jue 21 Mayo - 22:22

Despues de todos los sucesos, Jabel, empezo a ver k Yantar se iba, queria seguirlo pero dado a que era el obispo era muy pesado, no podia seguirlo, opto por quedarse y entrevistar al joven conocido como Bardo, mientras el hablaba con el, tambien se dio cuenta de que el fuego era de naturaleza demoniaca y una muy fuerte: -Debemois iros, no es seguro aqui- y asi todos de nuevo en la caravana, y sabiendo que Smarah se podia teletransportar, le dijoi que le dijera a Yantar que iban al pueblo mas cercano para reabastercese y buscar cosas. En el trayecto el padre seuia escribiendo a lo que Erfin le pregunto que escribia: -Esto, querido hermano, sois milagros, no es magia, es favor a los dioses, algo que un mago no puede hacer, solo los devotos a los dioses podemos, pero para usaros, tenes que escribir el nombre del milagro que deseais y tener mucha fe en vuestros dioses, creeme amigos mio, cuando la fuerza y la magia fallan, LA FE!! *levantando un dedo hacia el cielo* te puede salvar de todo-


En otro extremo, un personaje se acerco a la llama y coloco 3 cadaveres mas a la llama, y limpiando su katana dijo: -Y esos fueron los ultimos, creo que ya es hora de seguir a los demas.....- levanto la katana y se fue
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Jue 21 Mayo - 23:18

Aquel llamado Bardo se encontraba intranquilo, miraba cada arbusto con temor a que algo lo atacara. Alanis curiosa se le acerco y le pregunto.- A que le tienes tanto miedo.
.- A Tejo el Tejon... maldito ser de los infiernos, su unico objetivo es eliminarme. Contesto Bardo sin perder su vigia.
La joven Alanis entonces pregunto.- pues que le hiciste?
Bardo se detuvo a pensar, de repente el misterioso guerrero se perdio en sus pensamientos. Alanis tuvo que darle un zapa para sacarlo de su trance.
.- Hola, me llamo... mi nombre es... no me acuerdo pero los de estas tierras me llaman Bardo. Dijo Bardo siendo una respuesta demasiado Aleatoria y que no estaba acorde a la conversacion.
Alanis no pudo evitar reirse, Bardo se rio con ella pero no estaba seguro del porque reian.

Aurelius regreso pero no le dirigio la palabra a nadie, lo que le dijo Yantar en verdad lo lastimo. Por alguna razon el ambiente se sentia tenso asi que Bardo de su mochila saco un laud de madera negra con decorados de oro y cuerdas de plata. Para sorpresa de Todos el misterioso guerrero empezo a cantar con una voz celestial, la cancion que cantaba trataba sobre la calma de estar con aquellos a quienes consideras amigos. Jabel siendo un No-Muerto no pudo evitar sentirse conmovido por aquella Cancion; Elysian sintio una calma que no habia sentido en Dias; el resto del grupo solo escucharon atentos a Bardo Cantar y tocar aquel hermoso laud.
Pero al terminar de cantar la unica persona totalmente maravillada por aquella actuacion fue la joven Alanis.
.- O////O que Magnifico... Se dijo la jovem Wiccan mirando fijamente a Bardo.
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Miér 27 Mayo - 3:34

Tras el canto del nuevo integrante, Elysian que conducía la carroza conversaba con el wendigo quien la escuchaba mientras jalaba de la misma, parecía que ambos se habían vuelto un poco amistosos.
Según un mapa en el cual ella se orientaba llegaron hasta un enorme puente hecho de hielo solido grueso, la chica detuvo el carruaje y bajando de este echó una mirada más de cerca .-Es extraño...-. dijo muy intrigada, la doncella paso su mano por el barandal de hielo, apoyándose en el ella dijo .-¿Por que?...Siento...que vi esto antes-. El wendigo hizo un pequeño gruñido hacia la chica helada, ella reacciono al instante. -Cierto...tenemos que seguir-. Subiendo nuevamente avanzaron atreves del puente, había caído la tarde cuando vio a lo lejos una pequeña aldea, unos metros de ella detuvo el carruaje a unos metros de ese lugar y avisó a sus compañeros. La doncella dijo .-Busquemos donde pasar la noche en esa aldea, todos deben tener hambre y frío-. Alanis que se levanto primero respondió .-Es una buena idea, así no pasaremos algún peligro en el bosque como antes-. Bardo, Erfin y Josue secundaron la idea. Mientras Aurelius, Smara y Jabel bajaban con sus cosas rumbo a ella.
Elysian se quedó observando como todos sus compañeros caminaban, quedándose atrás junto al Wendigo, ella comento .-Sabes...lo he notado hace poco...pero...parece como si algo malo fuera a pasar,...todos ellos...aunque están unidos...parecen mas distantes uno del otro...y después de tanto avanzar...creo que hemos perdido mucho mas de lo que deseamos alcanzar...Tras la muerte de Aethelwulf...la desaparición de Shea y la cordura rota de Yantar...¿Estaremos perdiendo nuestra esperanza? ¿Tu que opi-...-. sin terminar la oración la doncella observo como aquella bestia se había quedado dormido a sus espaldas.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Vie 29 Mayo - 22:46

Al llegar a la aldea, Josúe fue el primero en encontrar un lugar para descansar; hicieron un buen trato con el dueño para hospedarse en tres habitaciones contiguas con lo básico para descansar del largo viaje y comida para todos en el comedor principal. Dejaron todas sus pertenencias en la primera habitación y se dirigieron al comedor para tomar la cena. En medio de la penumbra, y dejando que los demás se adelantaran, Alanis regresó a donde las cosas para admirar aquél laúd con bellos acabados; era un instrumento precioso y muy importante para el portador, sin embargo se limitó a ver la mochila que lo guardaba pues recordó la frase de su maestro -“El laúd como la mujer, le brinda sus encantos a quien la sepa tocar”.- Dijo en un susurro –Nunca he comprendido el verdadero significado de aquellas palabras…- De repente sintió que alguien la observaba y volteó rápidamente, era Bardo, que había escuchado lo que dijo en susurros y estaba ruborizado por aquellas sinceras palabras que denotaban inocencia. –Si, es lo que dicen, pero podría enseñarte a tocar…- Seguido de esto lo sacó de su mochila para prestárselo a Alanis, era precioso, lo más bello que ella pudo haber visto y tenido entre sus dedos en mucho tiempo –Es muy amable de tu parte pero yo…-, tocó las cuerdas, una a una, y afino dos de ellas sin pensar, esperó  que su nuevo compañero le dijera algo, pero no lo hizo, posteriormente comenzó a tocar una pequeña balada de su lugar de origen con una destreza no tan desarrollada como la de él, pero lo suficientemente buena como para presumir de ello. Bardo quedó sorprendido de esto y le dio sus elogios a la joven hechicera. Después ambos fueron al comedor para tomar su esperada cena.
Al cabo de un rato todos se notaban de un mejor humor y todos charlaban de una manera un poco más amena. Elysian  se veía más tranquila y Alanis decidió que era momento de hablar con ella sobre lo que había visto en el lugar que aumentara sus recuerdos, no habían muchos avances, entonces Elysian aprovechó un poco la ocasión para hablarle de sus presentimientos. Esto las acercó un poco más como amigas, pero la hechicera no entendía muy bien exactamente que es lo que significaba.
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Sáb 30 Mayo - 0:09

Su camino había sido largo a través de aquel bosque, el hechicero escamoso bajó la mirada y se percató de las frágiles pisadas que se habían quedado impresas en la nieve. Se dedicó a seguirlas, la criofobía que el lagartijo tenía se estaba disipando debido al constante contacto con ella. -"En donde estás, Shea??"- murmuró mientras caminaba en aquel bosque. Sus patas se hundían en la nieve y el ambiente se volvía más frío pues el camino se elevaba hacia la montaña. El chico sintió un escalofrío recorrer su cuerpo y un fuerte bramido se escuchó a lo lejos, de seguro era una cabra de las nieves o un reno, así que siguió su camino. –“Este frío es insoportable…. Slugkdar, estás bien?”-preguntó al insecto que yacía bien resguardado en su mochila, éste emitió sonidos tranquilos dándole a entender que se encontraba en perfecto estado. Los pasos eran cada vez más cortos, se detuvo a pensar en sus errores y cómo podía limpiar su mente y alma, elevó la mirada al cielo unos segundos, cuando la regresó al camino, las huellas se habían borrado y se encontraba a merced de un ser Faeérico muy distinto al que él conocía…

Mientras tanto... Smarahdova se encontraba sola y confundida. Sus ojos esmeralda observaban a los chicos mientras entraban en aquella pequeña posada de la aldea. La vampireza se preguntaba si podría llevar a "Babas" consigo pero decidió dejarlo en los límites de la aldea para que no lo cazaran, el Wendigo corrió al bosque a ocultarse hasta nuevo aviso. Suspiró, miró al cielo con tristeza, ella sabía que los vampiros por ser criaturas "malvadas" no iban a Vallengarde, pero no podía dejar de pensar en su familia, aquella que había sido destruida por las garras de Mithrandis, su misión aun seguía en pie. -"Ni Bardo ni Aurelius son como tú, Aethelwulf... estés en donde estés... espero que estés bien..." -murmuró para si misma mientras caminaba con dirección al refugio donde estaban los demás. Al entrar y ver a todos reunidos le hizo lagrimear un poco, le preguntaron si iba a cenar, a lo que ella se negó, después encerrose en una de las habitaciones mientras los otros terminaban. Se recostó sobre la cama, cerró sus ojos un momento, por su mente curzaron varias ideas, recuerdos. -"Qué haría Wulf si estuviera aquí??"... Seguro diría alguna estupidez como 'Me emborracharé y buscaré rameras para tirármelas' o 'Woah esta ropa de lino me hace tan ligero, parece que estoy desnudo...desnudo... desnudo...'"-dicha palabra resonó en su cabeza muchas veces y gritó con nerviosismo: -"Por qué te moriste idiota?!"
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Sáb 30 Mayo - 6:02

-Shea, con sus piernas débiles de cervatillo, intentaba sostenerse en pie. Tenía muy poca fuerza. Cuando después de diferentes intentos logró sostenerse en pie, intentó saltar de un lado a otro tirando de la cuerda encantada que la sujetaba a aquella gruta. Bramaba y golpeaba el suelo de roca lleno de hojas secas con sus pezuñas hasta que cayó rendida. Fue entonces que así decidió permanecer dormida por unos momentos.

Mientras tanto, la Vila continuaba montada en su imponente Ciervo albino, cuyas astas parecían enormes ramas de algún buen y fuerte roble y su pelaje se confundía con la nieve, con el afán de llegar a el pueblo e iniciar una negociación.
Mientras más se alejaba de la cueva, más se aproximaba a donde había encontrado a Shea merodeando por el bosque de la Vila. De pronto se halló nuevamente en el lugar donde las pertenencias de Shea habían quedado botadas; La Vila bajó de su reno y observó diferentes de las pertenencias que el hada cervatillo había dejado tiradas durante su rapto- Sólo basura… -gruñía  mientras recogía las cosas del hada, en tanto,  su reno comía un poco de ramas de los pinos que yacían entre la nieve.
El hada de las montañas heladas caminó unos cuantos pasos mientras con sus poderes movía la nieve para que se ocultasen las huellas. Después de un tramo largo, se encontró en un claro con un peculiar Lacertian naranja viendo hacia el cielo. La Vila emitió un silbido similar al de una avecilla, pero en una tonalidad algo diferente para oídos del reno, a quien llamó. La cruel hada caminó hasta donde Yantar se encontraba, sus ojos se iluminaban con una luz blanca y resplandeciente mientras andaba con esos sigilosos pasos que no marcaban la nieve y en tanto él le daba la espalda, ella leía en su mente los sucesos que habían acontecido recientemente, Al ver a Aethelwulf como hombre lobo y a Shea en los pensamientos de Yantar, Se llenó de indignación, se dio cuenta de que la estaba buscando.

Decidió ella interrogarlo. Con una voz autoritaria cuestionó al lagartijo -¿Qué haces en mi bosque?- irrumpió en el silencio del bosque nevado un reproche de aquella criatura que se encontraba frente a él joven lagartijo de ojos púrpura- Tú, Lacertian: ser corrupto. Eres como todos ellos, corrompible-Se  refería a sus amigos de forma despectiva y llena de rencor- Perteneces a aquellos que se jactan de proteger a la vida, pero no dejan de pensar en ellos mismos. En cambio nosotras nacemos y crecemos para proteger lo que los humanos destruyen, como aquel humano por lo que lloras.-

Aumentó su altivo tono al referirse a Aethelwulf, sus ojos brillaban mientras mencionaba estas palabras, como si pudiera leer la mente del lagartijo.- Puedo ver que has abandonado tus principios. Tú y los tuyos son manipulables, típico de seres egoístas -dijo mientras lo rodeaba de manera amenazante. Un gran reno blanco le estorbaba el paso a Yantar por la espalda, quien retrocedía ante la amenazante Vila, haciendo que la distancia se volviera más corta entre lel hada maligna el.- Respóndeme o te arrancaré los ojos y cortaré tu lengua, ¿qué haces en mi bosque?-insistió nuevamente, acercándose repentinamente para tomarlo del nudo que unía su capa, y acercándolo hacia ella, quedando sus miradas una con la otra, clavando sus ojos en los de él de manera hostil y tajante, esperando su respuesta con impaciencia, apretando los labios y entrecerrando los ojos-
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por MasterKaoz el Dom 31 Mayo - 18:38

Bardo siguio tocando su laud cuando Efrin llego y le pregunto.- y cuantos años tienes Bardo?
.- yo... no lo recuerdo... creo que eran 300. Contesto el guerrero sin dejar de tocar su instrumento.
Efrin se rasco la cabeza tratando de pensar que tema podria contestar bardo si su "no lo recuerdo"
.- y si recuerdas de donde vienes? Pregunto el demogato, Bardo dejo de tocar y con seriedad contesto.- si, vengo de un reino que se encuentra mas allá del mar del oeste... era un reino prospero y hermoso... pero llegaron ellos
.- quienes? Pregunto con curiosidad Efrin.
Bardo respondio.- no quiero recordarlo... pero eran monstruos que solo un Dragon puede derrotar. El guerrero agrego diciendo.- pero Aras... los dragones no existen.
Entonces todos dejaron de hacer lo que hacian y miraron a Bardo con cierto disgusto, al notar esto el guerrero pregunto.- fue... algo que dije?...

Mientras con Smarah...

Un misterioso viajero entro a la habitacion como si el la hubiera rentado, se sento y con una sonrisa picara dijo.- sabes, con ese cuerpo tuyo puedes hacer a cualquier hombre feliz
.- c-como te atreves a dirigirte asi ante una dama... fuera de esta habitacion. Exclamo ofendida Smarah al viajero, pero el respondio sin perder su estupida sonrisa.- ven y obligame..
avatar
MasterKaoz
Humano

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Helios el Lun 1 Jun - 1:07

Despues de guardar su katana, y se dirijio montaña abajo en direccion contraria de donde fueron a parar nuestros protagonistas en busca de que hacer; Helios, quien tenia no solo ya un 20% d su poder, si no ademas su gran katana y las habilidades de pelea del fallecido Aethewulf, se preguntaba si realmente deberia volver al inframundo y una vaga idea, como un susurro le decia que quizas, solo quizas, seria bueno que intentanse apoderarse de este plano tambien.

Mientras tanto en otra parte.....
avatar
Helios
Moderador

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 07/01/2014
Edad : 25
Localización : R'lyeh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Jabel la Roca el Lun 1 Jun - 1:54

Mientras el padre veia a todos comer (dado que el es un cadaver y no necesita alimentos) noto que afuera vendia cosas extrañas y algo exoticas, asi que salio a ver. En el camino, vio a una muchedumbre de personas peleando, y rapidamente (osea a paso normal para cualquier otra persona)  vio que estaban 2 personas, peleandose con magia y golpes, pero 1 claramente se vehia que se estaba defendiendo, mientras el otro era agresivo, se metio y dijo: -¡Alto! Hermanos de poca fe, los asuntos no os resolvais en pelea, si no en palabras...- el otro mago le lanzo un hechizo de rayo que simplemente desaparecio tan pronto lo toco: -Hombre necio, no os prosigais, puesto que me vere en la penosa necesidad de daros descanso a un ser tan violento como vos-. El otro hechicero no le dio importancia y siguio lanzando hechizo, mientras seguian desapareciendo y sin darle importancia el padre le dijo a la otra persona -¿que pasa hijo mio? ¿cual es vuestro nombre y por que te ataca vuestro adversario?- mientras el otro muchacho, de unos 18 años, moreno, bajo el nombre d Galajer, le decia que el es un mensajero que pasaba por el pueblo y que la otra persona es un asesino que iba detras de el por que cargaba un paquete valioso y que lo alcanzo a interceptar en el pueblo -Ya veo, permitiros un segundo- acto seguido, saco el diente de dragon, lo levanto y con cierto grado de fuerza, lo dejo caer sobre el contricante, creando una pequeña sacudida en el area, matandolo instantaneamente  al agresor, al hacerlo, las persona de alrededor se fueron rapido a sus hogares mientras que Galajer cayo desmayado al ver esa escena, mientras que el padre se inclino donde estaba el cadaver, saco un pergamino y empezo a rezar algo, alzo la mano, y un brillito pequeño salio, incinerado el cadaver rapidamente junto con el pergamino. El padre decidio llevar a Galajer a la posada para obtener mas informacion de el.
avatar
Jabel la Roca

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Elysian el Vie 5 Jun - 8:09

Alanis y Elysian seguian platicando sobre el caso de la doncella y estas montañas, para la chica helada al momento de su llegada no habia presenciado ningun recuerdo aun, suponiendose que era este mismo lugar donde su raza vivia. Solo con el pasar de aquel puente fue lo que desperto un sentimiento extraño en su mente y ser, mientras la conversasion seguia, la joven hechizera le comento a su compañera .-Eh tenido curiosidad por el collar que llevas en el cuello desde hace mucho tiempo, ¿Jamas te lo has quitado?-. La gelida le respondio .-No, nunca-. Alanis entonces pregunto .-¿Podrias prestarmelo un momento, por favor?-. Elysian asinto, colocando sus manos en su nuca desprendio su collar retirandolo de su cuello, la hechizera alzo su mano al frente de ella y lo tomo. Observo con detalle cada milimetro del collar, al girarlo observo unas letras dificil de entender .-Elysian...es lo que esta escrito-. comento la chica helada.
.-Aunque no tengas tus recuerdos aun puedes leer la propia lengua escrita de tu raza, es bueno en verdad que aun conserves eso en ti...aunque yo no puedo entenderlo-.
.-Eso creo-. contesto, dando un leve bostezo, la chica recargo sus brazos sobre la mesa descansando su cabeza encima de ellos.
avatar
Elysian
Moderador

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Yantar el Mar 9 Jun - 21:14

-“Maldición… ahora he perdido el rastro…”-Se dijo a sí mismo mientras suspiraba por su terrible acto con Aurelius. –“Creo que me lo merezco…” –continuó al mismo tiempo que dio un paso en dirección recta a la montaña. Justo después de este movimiento una voz, no humana, se coló por entre los árboles, insultándolo, etiquetándolo de ser algo que no era. El chico se mantuvo alerta ya que no podía ver nada debido a una ligera tormenta de nieve se había formado en el lugar. En su rango de visión logró notar una figura femenina que decía pertenecer a una raza protectora de aquello que los seres de Luciferis destruyen, se refería a los recursos naturales. –“Yo no vengo a hacerle daño a nadie…”-expresó en tono algo alarmado por la ventisca helada, cuando de repente se mantuvo callado, dio unos pasos hacia atrás y su cuerpo colisionó de espaldas contra una gran figura blanca. El ojipurpúreo volteó a mirar, un enorme reno albino se mantenía en posición estática, pero sus astas en un abrir y cerrar de ojos acorralaron al lagartijo. No podía moverse debido a que eran filosas y el chico no quería dañar a un animal, menos en el bosque. –“Demonios….”-murmuró por la desesperación.

La percepción visual se fue haciendo más nítida, la figura se presentó como una Vila… una especie de hada. Las amenazas continuaron ella tenía todo controlado, el reno retiró su cornamenta pero rápidamente el hada con su puño jaló el ropaje del chico. Éste ante semejante reacción por parte de aquel ser se mantuvo callado un instante pero pronto replicó: -“Estoy aquí en busca de mi amiga: Shea Roshwen… es una como usted. Un ser faérico. No pienso destruir su bosque ni mucho menos… Sólo quiero encontrarla.” Un nudo en la garganta se le formó porque había leído un poco sobre esas creaturas… No quería morir congelado. Sus manos temblaban y sus ojos no se apartaban de los de la chica. Una desesperación muy grande se acumulaba en él. Su deseo de conocimiento ahora lo había corrompido como dijo el hada. Ideas de arrepentimiento sobre lo que había cometido, sus errores, las posibles causas y el dolor infringido en sus compañeros, llenaron la mente del Lacertian. Así como la necesidad de rescatar a su amiga.


Mientras tanto Smarahdova se encontraba en la habitación con ése extraño al cual quería echar del lugar con furia. -"Le pido por favor que se vaya o si no lo mataré con mis propias manos... -dijo la vampireza con un tono de mando sacando sus garras para destrozarle la capucha que llevaba encima. Sus garras dieron en el blanco con un golpe certero la capucha del joven se despedazó, revelando que era Aethelwulf. Sus ojos esmeralda no podían creer lo que veían, de seguro era sólo una alucinación, un recuerdo más, se apartó y cayó de sentón sobre la cama, sus lágrimas eran de sangre, símbolo de tremendo dolor. -"Estás muerto... no puedes ser tú....Deja de atormentarme con tu recuerdo!!"- murmuró con tristeza. Aquel Nórdico que se acercó y comentó: -"No soy una ilusión... soy un Einhejar... logré llegar a Vallengarde tal cómo mi padre lo hubiera querido... pero... fui expulsado por el muy desgraciado. Me puso en una nueva misión, yo debo protegerlos desde las sombras.".

La chica se quedó con sangre corriendo por sus mejillas, sollozaba -"Tú nos protegerás? Pero... por qué volviste? No me digas que sólo es para verme llorar!" -cuestionó con tristeza. A lo que el Nórdico le respondió: --"Vengo a guiarlos... Ustedes deben conseguir el poder de la raza de Elysian, el poder del hielo... con eso y otros 10 objetos podrán vencer a Mitrhandis y así vengar a tu familia, mi Lady!" Las orejitas de Wulf se movían y su colita también puesto que aún las conservaba. Smarahdova solo se recostó, cerró sus ojos y mantuvo en silencio. El Guerrero le comentó por igual que nadie debía saber de su existencia puesto que esto le traería muchos problemas y que de ser necesario se manifestaría únicamente ante ella, un ser de oscuridad. La chica sólo se mantuvo callada, cuando de repente sintió una presión encima de ella, para su sorpresa era Wulf que la estaba acariciando, cosa rara, era como si en verdad estuviera vivo. Ella sin pensarlo se levantó de golpe y lo abrazó con furor, cosas muy obvias ocurrieron con este par de muertos. Terminando el asunto, Wulf se desvaneció haciendo prometer a la vampireza que no revelara el secreto. Ella así lo hizo y salió a convivir con sus amigos ya que ellos tenían una posible respuesta, debían avanzar y rápido.[/color]


Última edición por Yantar el Vie 19 Jun - 20:48, editado 1 vez
avatar
Yantar
GM

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Ver perfil de usuario http://luciferis.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Shea el Jue 11 Jun - 7:50

Mientras tanto, Yantar y Shea permanecían separados del grupo. El viento helado golpeaba las altas ramas de los abetos y el crujir de las pezuñas de aquel gran reno estremecían el ambiente. Las intenciones de Raisah, la vila, no eran otras mas que castigar a Shea. Los sentimientos hacia todo ser no feéreo en luciferis que tenía eran por una razón. Siempre que alguien "invadía" su bosque, se llevaban algo: Una cría, frutos, provocaban incendios, lastimaban la corteza de los árboles y su actitud agresiva la empleaba generalmente con todo tipo de seres, salvo demonios, ningun hada puede leer el destino o intenciones de un demonio. Raisah sabía mucho de los Lacertian, su estilo de vida y sus costumbres, al comunicarse con animales, le permitía esto aprender mucho sobre  cualquier especie, pues las criaturas a su cargo le reportaban cualquier cosa que vieren. La vila permanecía excéptica en cuanto a Yantar. No había podido leer con claridad sus pensamientos, puesto que la mente del lagartijo estaban muy enmarañados, vió lo que pasó con Wulf, vió a todos los que le rodeaban, a Mithrandis, el Némesis de todos los que estaban en desacuerdo con el, incluyendola, en Luciferis y al final a Shea.

Lo soltó lententamente y se irguió de forma altiva al escuchar el nombre del hada traidora que mantenía cautiva. Escuchó sus palabras manteniendo cierta seriedad en su rostro, lo dejó terminar de expresar sus intenciones, cosa que no era de su costumbre, por lo general los mataba antes de que pudieran articular palabra, pero su plan de deshacerse del hada y darle una lección seguían en pie. Lo ideal era ofrecerla a un circo y que la exhibieran como rareza, que la torturaran para que aprendiera trucos y que muriera de tristeza reflexionando sobre la crueldad humana, pero al notar la preocupación e insistencia de aquel lacertian, su mente comenzó a maquilar una nueva idea:  conseguir algo a cambio para proteger su bosque sin gastar su magia. Aclaró su garganta y cruzó los brazos sin dejar de observar a Yantar- Shea Rhoswen, ¿la traidora de ojos color violeta? Tal vez pueda decirte donde está... o incluso llevarte hasta ella, Por un precio, desde luego. ¿Qué me puedes ofrecer a cambio?- dijo con una voz persuasiva y segura sin dejar de ver  a los ojos púrpura del joven lagartijo-
avatar
Shea

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Alanis el Dom 14 Jun - 21:37

Mientras estaban todos en la mesa y ya habían terminado de cenar, Alanis examinaba el antiguo collar. Por las deducciones de la hechicera destacaba lo antiguo que parecía el collar, especialmente por la clase de cristal del que estaba fabricado y lo hacía ver de esa forma, la hechicera pensó que probablemente  pasara de generación en generación, pero no tendría sentido si ella es la única en su  familia que lleva ese nombre. Dejó que Elysian hiciese otras cosas mientras se quedaba largo rato examinándolo, en la penumbra, viendo ese resplandor turquesa bajo la luz de la luna. “La luz de la luna… Turquesa… Hielo… ¿Qué tratas de comunicarnos, tesoro?” Pensaba, y de pronto Alanis se sumergió en un nuevo trance, diferente al anterior, y esta vez se trataba de la dama helada. Observó a un cuadro de una familia, por su aspecto no había duda que era la familia real; el rey, la reina, dos chicos y su gélida amiga. Esto por fin sería una grata sorpresa que comunicaría a su amiga pero llegó a su mente una visión más; Elysian con un acompañante a sus espaldas en un paisaje blanco y precioso. Alanis estaba al final de esta visión y estaba a punto de recuperar su conciencia de siempre, pero para su sorpresa vio algo que no se relacionaba con lo anterior, esta vez era sobre Yantar.

Después la hechicera no tardó en recuperar su color de piel normal, puesto que los trances siempre la hacían palidecer, se acercó a los demás y escuchó que la vampiresa estaba comunicando algo importante  –Bien, lo que pasa es que debemos avanzar, conozco la forma de hacerlo, y es por lo siguiente,- Dudó un poco al decir el resto, por lo extraño que sonaría, pero no tardó en continuar  –Debemos conseguir el poder de la raza de Elysian, entre otras cosas, así podremos vencer a Mithrandis.- El primero en adelantarse a hablar fue Aurelius –¿Qué? ¿Estás segura de lo que hablas, mujer? ¿Cómo se supone que llegaremos hasta allá?.- Smarahdova contestó algo enojada a su tono tan escéptico –¿Acaso no escuchas? Conozco la forma y es… Siendo guiados por Aethelwulf.- Se escucharon unos cuantos murmullos de parte de algunos, pero aún nadie estaba en contra o de acuerdo a lo que acababan de escuchar. Finalmente la hechicera quiso dar su opinión –Creo que… Debemos ir, no estoy segura sobre lo que dice Smarah, pero acabo de tener un trance importante, parte es sobre Elysian. Nuestra querida amiga es parte de la familia real y me gustaría averiguar más cosas en el camino, supongo que tenía un novio… Pero esto último es irrelevante ya que aún no tengo conclusiones claras de esto, así que es imperativo llegar, si, hasta allá.- Por ahora algunos se veían más convencidos de la idea de seguir rápido –Dices que parte de tu trance fue sobre esta chica, ¿qué hay del resto?- Preguntó Bardo –Así es, tengo algo más que comentar antes de escuchar si aceptan o no la idea de partir lo más pronto posible, vi a Yantar, continuaba en el bosque buscando a Shea y parecía tener muchísimo frío, pero estaba acorralado por un enorme reno y una chica, por lo que puedo deducir era una Vila. Así que podríamos regresar por él o seguir, pero quiero escuchar qué dicen al respecto.- A Erfin se le veía algo preocupado, pero Smarahdova expresó con mucha tranquilidad –Ese lagartijo puede cuidarse solo, tenemos que hacer esto. Es crucial.-

Finalmente todos se pusieron de acuerdo en ir a descansar y en la mañana seguir con su travesía por los elementos de hielo y el pasado de Elysian
avatar
Alanis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/09/2014

Ver perfil de usuario http://linthehedgehog.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Páramos Helados de Northal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.